Comprender los estilos de aprendizaje perceptivo para mejorar los procesos de Coaching Teleológico

Post escrito por Hermínia Gomà en junio 23, 2011
Categorías del post: Coaching empresarial,General,VALORES Y COMPETENCIAS

 

Comprender los estilos de aprendizaje perceptivo
para mejorar los procesos de
Coaching
Teleológico

El aprender no tiene fin, y esa es la belleza…, lo sagrado de la vida.
Jiddu Krishnamurti
30 noviembre 1958, Bombay 

El Coaching Teleológico es un diálogo entre dos personas que aprenden juntas. Dos personas adultas que disfrutan conversando. Un diálogo donde los Coachs escuchamos a nuestros clientes con intensidad y plena atención. Les escuchamos con nuestros oídos, nuestra vista, nuestro corazón, nuestra intuición y nuestra presencia.

Si las puertas de la percepció quedaran depuradas,
todo se habría de mostrar al hombre tal cual es: infinito
William Blake

Nuestros clientes no están recibiendo ninguna enseñanza, no son nuestros alumnos, ni nosotros somos profesores y en cambio, en un proceso de Coaching Teleológico, generamos aprendizaje. Cuando generamos el contexto adecuado, la conversación es inteligente, creativa, profunda y provechosa y de ella surge el aprendizaje. Lo maravilloso es que nunca dejamos de aprender.

Hoy me gustaría centrarme en el aprendizaje como factor determinante en los procesos de Coaching Teleológico, en cómo los distintos estilos de aprendizaje pueden influir en el éxito de un proceso. Para ello, es imprescindible que los profesionales del Coaching Teleológico conozcamos las diferentes maneras de aprender que tenemos las personas. No todas aprendemos de la misma forma, cada mente es distinta y especial, igual que una huella dactilar, cada cerebro es incomparable y nos hace únicos, especiales y diferentes. Esto hace que nunca seamos los mismos, cuando me levanto por la mañana, mi mente es una y cuando me acuesto por la noche, mi mente ha cambiado, ha incorporado nuevos aprendizajes, ya no es la misma mente con la que he despertado. Cada día somos distintos gracias a nuestros aprendizajes. Lo que aprendemos moldea nuestra mente y nuestra mente influye en nuestro aprendizaje.

Como Coachs Teleológicos podemos mejorar nuestras intervenciones si conocemos las distintas maneras de aprender que tenemos las personas, tanto nuestros clientes como nosotros mismos. Ser conscientes de las diferentes maneras de aprender también nos puede ayudar a:

  • Reflexionar si el estilo de comunicación que usamos con nuestros clientes nos permite sintonizar o nos impide conectar con nuestros clientes
  • Analizar si las herramientas o técnicas que utilizamos facilitan o entorpecen el proceso en función del estilo de aprendizaje de nuestros clientes
  • Cuestionarnos si nuestro propio estilo de aprendizaje influye de manera positiva o negativa en el proceso.

Una de las clasificaciones de los distintos estilos de aprendizaje que encuentro más esclarecedora es la que propone Joy M. Reid. En los últimos años se han realizado muchas investigaciones para mejorar los procesos de aprendizaje y se han dado diferentes explicaciones a estos estilos. Cuando hablamos de estilos de aprendizaje nos referimos a: características internas de la persona que predominan e influyen en su manera de percibir, recordar y pensar.

Según Joy M. Reid (1995), que apoyó estas investigaciones, dice que: “los estilos de aprendizaje son características personales con una base interna, que a veces no son percibidas o utilizadas de manera consciente y que constituyen el fundamento para el procesamiento y comprensión de información nueva”. Es decir, que cada uno de nosotros procesamos, comprendemos y recordamos de formas distintas y por tanto nuestra manera de aprender diferirá según nuestras propias características. Para esta autora los estilos de aprendizaje son características personales:

  • Cognoscitivas
  • Fisiológicas 
  • Afectivas

Y por tanto, en función de estas características predominantes (no excluyentes) las personas podemos ser:

  • Cognoscitivas
                         Independiente-dependiente de campo
                         Analítico-global
                         Reflexivo-impulsivo
 
  • Sensoriales
                        Perceptivas: visual, auditiva, cinestésica y táctil
                        Sociológicas: grupal, individual, maestro como autoridad, equipos y parejas
                        Del medio ambiente: sonido, luz, temperatura, diseño de la sala,
                        ingesta de alimentos, horario y movilidad
 
  • Afectivas
                       Temperamentales: extrovertido-introvertido, sensorial-perceptivo, racional-afectivo
                       y reflexivo-perceptivo
                       Tolerante e intolerante a la ambigüedad
                       Con predominio hemisferio-cerebral

De entre los estilos citados, hoy me gustaría profundizar en uno en particular: el sensorial-perceptivo. A través de varias investigaciones, como las realizadas por Dunn y Reinert se ha demostrado que las personas tienen cuatro canales perceptivos básicos de aprendizaje: VISUAL, AUDITIVO, CINESTÉSICO y TÁCTIL.

Si no te sientes confundido, es que no estás prestando atención
Tom Peters
(Baltimore, 1942)

Podemos practicar y practicar, ensayo y error, como métodos tradicionales para aprender, pero algunos científicos cognitivos afirman que podemos aprovechar nuestra capacidad del aprendizaje perceptivo para aprender más fácil y rápidamente. El cerebro nos ayuda a reconocer patrones y cuando se centra en los objetivos correctos puede aumentar nuestra capacidad para resolver problemas. Según Steven Sloman, científico cognitivo de la Universidad Brown en Providence, Rhode Island: “Cuando nuestra mente tiene definido un propósito claro, el cerebro ajusta su sistema perceptivo para buscar oportunidades en su entorno, aquello que necesita para solucionar su problema, la respuesta correcta”. El aprendizaje perceptivo posibilita que las ideas abstractas tomen vida y que además, estas abstracciones puedan generalizarse a otros conceptos. Esta capacidad de transferencia es fundamental para incrementar nuestra intuición.

La percepción es un proceso que nos permite seleccionar, organizar e interpretar los estímulos que recibimos a través de nuestros sentidos. Pero lo hacemos en base a nuestras necesidades, deseos y experiencias. Esto significa que cuando vemos una imagen, escuchamos una conversación, o notamos una sensación, relacionamos esta información que percibimos con nuestra memoria y por tanto con nuestro aprendizaje. Si no lo necesitamos o no forma parte de nuestras experiencias pasadas puede ser que prescindamos de dicha información o que ni siquiera la detectemos, con lo que podemos estar perdiendo preciosas oportunidades para encontrar la solución a nuestro problema. Puede que no sepamos ni donde escuchar, ni donde observar, ya que no estamos entrenados para estar atentos a dichas percepciones.

El sistema perceptivo humano tiende a economizar sus esfuerzos y no analiza uno por uno todos los detalles del estímulo percibido, tan sólo tiene en cuenta aquellos que contribuyen a una interpretación global correcta, desechando el resto. Cuando entrenamos este sistema perceptivo facilitamos la intuición, ya que con pocos datos podemos abordar la situación de manera más clarividente. Se produce una comprensión instantánea del tipo de problema al que nos estamos enfrentando.

Nuestro aprendizaje moldea lo que vemos, oímos, escuchamos, sentimos y tocamos y lo que vemos, oímos, escuchamos, sentimos y tocamos, influye en nuestro aprendizaje.

A continuación comentaré algunas características de las personas con un predominio en los estilos de aprendizaje sensoriales-perceptivos:

La persona VISUAL

Aprende mejor si lo hace a través del canal visual. Viendo las cosas aprende más y mejor. Le gusta obtener la mayor estimulación visual posible, prefiere la lectura y el estudio de gráficos, esquemas, mappings, imágenes, etc… videos, películas, palabras escritas en la pizarra, una libreta de notas, son herramientas que les ayudarán a comprender mejor la información. Las conversaciones orales sin un apoyo visual pueden producir ansiedad y resultar confusas para estas personas. Como Coachs Teleológicos, será interesante que en el lugar de reunión podamos disponer de pizarra y papel, también es interesante tener a mano videos o Powers Points para ejemplificar ciertos conceptos. Son personas que “ven” las cosas. Son personas que si lo visualizan pasan a la acción.

La persona AUDITIVA

Aprende mejor a través del canal auditivo. Escuchando aprende más y mejor. Puede recordar y comprender mejor la información si oye la pregunta, explicación, reflexión o feedback. Aprende a través del debate, del diálogo y de las conversaciones que escucha. Como Coachs Teleológicos, el diálogo, las preguntas, el feedback serán nuestra mejor herramienta. Algunos clientes piden poder grabar las conversaciones y en casa volverlas a escuchar. Para estos clientes sería interesantes ofrecerles esta posibilidad, escuchar tranquilamente la conversación puede ser un buen estímulo para su aprendizaje. Son personas que “oyen” las cosas. Son personas que si lo entienden pasan a la acción.

La persona CINESTÉSICA

Aprende mejor a través de las sensaciones que experimenta. Saca mayor provecho al involucrarse físicamente en aquello que está tratando. Realizar actividades donde tenga que moverse, sentir físicamente lo que está experimentando será fundamental para su aprendizaje. Podrá recordar mejor la información que se ha transmitido en la conversación si la puede vivir y notar con sus movimientos, posturas o ejercicios. Toma consciencia de si mismo a través de juegos y dramatizaciones. Como Coachs Teleológicos, poseer herramientas que impliquen movimiento, que involucren físicamente a nuestros clientes puede ser de gran ayuda para que estos tomen consciencia de ellos mismos y de lo que les está sucediendo. Son personas que “sienten” las cosas. Son personas que si lo sienten pasan a la acción.

La persona TÁCTIL

Aprende mejor cuando manipula, cuando realiza, cuando hace. Necesita poner ‘manos a la obra’, cuando lo hace toma conciencia de lo que está haciendo y desde allí puede aprender lo que necesita para conseguir sus objetivos. Para facilitar su aprendizaje, a lo largo del proceso le conviene tomar notas o apuntes, estas acciones le centran y le permiten prestar más atención a lo que está ocurriendo en el proceso. Cuando ya tiene claro su objetivo quiere empezar a hacerlo para aprender. Como Coachs Teleológicos, será de gran ayuda para nuestros clientes en aquello que puedan tocar y manipular, en estos casos, el trabajo con figuras, con objetos, para ejemplificar su situación y la propia identificación con alguno de estos objetos les ayudará a comprender y aprender. Son personas que “hacen” las cosas. Son personas que si lo ejecutan, si lo prueban, pasan a la acción.

Teniendo en cuenta estos diferentes estilos de aprendizaje, en concreto aquellos que benefician la percepción de la información, podemos lograr varios objetivos que facilitarán el proceso de Coaching Teleológico, tanto para el Coach como para cliente:

  • Una actitud positiva
  • Una mayor predisposición
  • Mejorar el aprendizaje
  • Mejorar la comprensión, empatía, sintonía y conexión entre el Coach y el cliente
  • Mejor adaptación al estilo de aprendizaje del cliente
  • Ampliar el abanico de técnicas y métodos de intervención a lo largo de las distintas sesiones
  • Alternar los estilos de intervención para desarrollarlos todos y así ampliar las competencias del cliente a la hora de recibir información al proponer diferentes actividades
  • Si se realiza Coaching Teleológico con equipos, tener en cuenta los diferentes estilos puede aumentar la eficacia y garantizar que puedan aprender todos de todos independientemente de su estilo predominante, donde las diferencias de estilos de aprendizaje predominantes se aprecian como oportunidades de desarrollo.
  • En el Coaching Teleológico con grupos, el Coach actúa como facilitador, promoviendo el fortalecimiento y la diversidad de alternativas de estilos de aprendizaje, usando una gran variedad de métodos y materiales, creando un ambiente caracterizado por la diversidad y la colaboración, sin privilegiar o discriminar a ningún estilo.

Nuestra manera de pensar es el resultado de nuestra experiencia, de nuestro conocimiento de nuestra memoria. Si aprendemos a discernir el estilo de aprendizaje de nuestros clientes el proceso de Coaching Teleológico manará solo, no tendremos la sensación de estar esforzándonos, ni nuestro cliente, ni nosotros mismos. La conversación fluirá.

Comprender las cualidades de la mente humana nos permite desarrollar al máximo su potencial. Si nos centramos en lo que se “ha de hacer”, en el plan de acción de nuestro cliente y nos desinteresamos en la excelencia de su mente quizá no permitamos que surja su esencia, su creatividad y su autenticidad.

Si somos capaces de comprender la mente de nuestros clientes y estimulamos su enorme potencial, nacerá su toma de conciencia, será creativo y de esta creatividad surgirá la acción más correcta, la que le conviene, la que le llevará a su casa. Los coachs somos generadores de oportunidades para que nuestros clientes puedan aprender por si mismos aquello que necesitan aprender para ser la mejor versión de si mismos.

Hermínia Gomà
23 junio 2011 Deba, Gipuzkoa

Comentarios del post

Molt interessant! Pel que he llegit, entenc que sóc una persona força visual, prefereixo una imatge, un esquema o un màping a un text voluminós, però fins ara no m’ho havia plantejat.
Tanmateix, veure que hi ha altres persones que poden tenir unes tendències perceptives diferents, fa que ho tinguem en compte a l’hora de compartir aprenentatge.

#1 
Escrito por Ramon en noviembre 23rd, 2014 @ 23:59

En primer lugar debo comentar que me ha encantado el símil entre una huella dactilar y el cerebro. Parece obvio que cada cerebro no es igual, pero a veces (hablo desde mi formación como docente) nos olvidamos de esto y caemos en el error de pensar que todos aprenden de la misma manera. Es clave saber cómo aprendemos nosotros mismos.

El artículo también me ha permitido generar interés por conocer todas las herramientas que tengo como coach para ofrecer mejores posibilidades de aprendizaje a mis clientes. Está claro también que como coach debemos de ser capaces de percibir los qué en una conversación teleológica sin perdernos en la casuística y poder adecuar nuestras herramientas al cliente.

Por último, me ha encantado la definición de coach como un generador de oportunidades para que la otra persona aprenda por sí misma. Nosotros no lideraremos su vida, sino que ellos mismos lo harán.

#2 
Escrito por Víctor Melero en noviembre 25th, 2014 @ 13:56

Aquest article em recorda una mica la PNL, ara fa un any vaig descubrir que sóc una persona més visual a l’hora d’aprendre i entendre les coses, però a l’hora d’explicar-me tendeixo a la persona cinestésica. Vaig veure que em faltava practicar l’escolta cap a les persones més auditives i vaig estar practicant i encar ahí segueixo d’escoltar la ràdio d’una manera més conscient. En aquest cas la persona táctil m’ha recordat amb lo de les figures a les contel•lacions familiars.
Moltes gràcies per aquest artícle, sempre va bé saber noves maneres d’aprendre.

#3 
Escrito por Adriana Lau en diciembre 1st, 2014 @ 16:42

Después de leer este artículo y ver el vídeo, considero que es muy importante tener en cuenta, los diferentes estilos de aprendizaje que tienen las personas, para poder realizar una buen proceso de coaching. Si tenemos en cuenta que cada persona es única y especial, debemos aprender a tratarlos así y por eso es importante que podamos desarrollar habilidades, como la percepción, que nos orienten sobre qué método es el más conveniente con cada persona, para facilitar así su propio aprendizaje.

#4 
Escrito por Ana Santana en diciembre 4th, 2014 @ 17:21

Durante un tiempo estuve impartiendo clases de refuerzo a niños y me hubiese encantado conocer esta herramienta. Me acuerdo la de ejemplos que les ponía para que entendieran un problema de matemáticas. Ahora entiendo que todos no tenemos el mismo estilo de aprendizaje.Por eso, es necesario que el coach se esfuerce en conocer cúal es estilo de aprendizaje del coachee, para que el proceso fluya.

#5 
Escrito por VERONICA CABRERA en diciembre 11th, 2014 @ 15:36

Encuentro conveniente enfatizar que en tanto llamamos “intervenciones” a la actuación de un coach tanto como coach-coachee ó coach-equipo, nos corresponde tomar consciencia de que somos generadores de oportunidades para que nuestros clientes puedan aprender por sí mismos, aquello que necesitan para convertirse en la “mejor versión de sí mismos” y por ello, conocer que cada cerebro, tiene un sistema perceptivo propio que ajustará a la búsqueda de soluciones adecuadas en su entorno es de suma importancia.Tales características internas propias y no excluyentes han sido tipificadas en cognoscitivas, sensoriales y afectivas; y de entre ellas las sensoriales-perceptivas nos interesan particularmente puesto que nos orientan hacia la identificación de un cliente con predominio visual, auditivo, cinestésico ó táctil.El que seamos capaces de captar y utilizar el modo perceptivo que más facilita la toma de consciencia del coachee hacia el aprendizaje ó hallazgo de las respuestas que busca, facilitará que todo el proceso fluya con el mínimo esfuerzo y máxima satisfacción para coach y coachee. Valoro toda la información contenida en tan interesante artículo como de altísimo valor… muchas gracias Herminia!

#6 
Escrito por Mónica Rodríguez DiMartino en enero 1st, 2015 @ 21:59

Después de leer este interesante artículo lo primero que me viene a la mente es un grito exclamativo del no! una cosa más a la que prestar atención en el proceso… bastante tengo con olvidarme de mi.
Habiendo leído sólo el aprendizaje perceptivo, y el desglose que hay dentro de él, la cantidad de herramientas que hay que tener a mano y dominar es mucha. Esto me recuerda lo importante de ser metódico e ir llenando la mochila poco a poco.

También me vienen dudas;

¿Cuál es el mejor camino para intuir el mejor modo de aprendizaje de nuestro cliente?

Puede que haya veces que sea evidente, pero quizás otras no sea tan claro y algunas técnicas para desvelarlo creo que pueden ser útiles. ´

#7 
Escrito por Xavi Monje en mayo 23rd, 2015 @ 17:08

Este artículo me trae a la memoria mi educación escolar. En esa época había muy poca conciencia de estos temas y recuerdo el tormento que era para algunas amigas ir al colegio , especialmente las que eran más cinestésicas o táctiles. Los modelos de educación eran principalmente para personas auditivas y a lo más visuales. Para mí que poseía estos dos canales, el sistema escolar me resultó estimulante y me fue muy bien.
Por lo que he observado actualmente , el tema no ha avanzado lo suficiente en el sistema educativo , en circunstancia que el mundo que viven los chicos de hoy es muy distinto al de hace 30 años atrás.
Tomar conciencia de este tema y tenerlo en cuenta como educadores y coach me parece fantástico.

#8 
Escrito por Carolina Aguilera Rojas en junio 12th, 2015 @ 19:34

Recuperar esta lectura en este momento en el cual como alumna, profesional de la salud, madre y futura coach. Me hace reflexionar en las diferentes e infinitas posibilidades mediante las cuales podemos acompañar a las personas en sus procesos de cambio, salud, aprendizaje… desde un acercamiento más adaptado e individual, pero más efectivo. Siempre desde la escucha activa, la confianza y el amor para que nuestros clientes puedan ser la mejor versión de si mismos.
Gracias.

#9 
Escrito por SONIA BERNAD CAZCARRO en julio 1st, 2015 @ 1:43

En el proceso de coaching la conversación es fundamental para que surja el autoconocimiento y para que esto suceda debo conocer las diferentes formas en que las personas logren el aprendizaje. Como coach es formación debo conocer cual es la que mas se amolda a nuestro cliente. Cuando nos conectamos con el cliente y sabemos por donde darle, el cerebro reconocerá mas facil los patrones y resolver el problema a través de una toma de conciencia.

#10 
Escrito por Ricardo Rincón en febrero 8th, 2016 @ 19:58

Importante reconocer que cada cabeza es un mundo. Que tú experiencia de vida, no es la misma que la mía, y por tanto, mi proceso de encarar situaciones no es la que tú crees conveniente, sino la que es major para mí. Entonces en un proceso de coaching teleológico, es crucial que el coach vea al coachee como un lienzo en blanco, donde para que éste pueda trazar su propia obra de arte, tendrá que orientársele a través del uso de diversos estilos de aprendizaje.

#11 
Escrito por Yill Otero en febrero 16th, 2016 @ 17:28

El conocer la metodología adecuada para cada persona me ha resultado , aparte de retador, terriblemente interesante. Tal cual lo resume el último párrafo, que lo cito porque me encantó, de la comprension del otro podemos incentivar a que la persona alcance su máximo potencial, sacudiremos sus cualidades, sus deseos, y objetivos, le permitirá manejar su poder personal, dar lo mejor de sí ,y encontrará su camino. Si esto fuera aplicado desde las edades preescolares, el planeta estaría mucho mejor, nuestras relaciones personales serían altamente efectivas, los desempeños laborales más provechosos, y los mercados empresariales más diversificados y novedosos. Venceríamos el lenguaje de las limitaciones que desde niños escuchamos: “No me va bien en matemáticas” “No soy bueno en gramática” ” Soy fatal en inglés” y ni qué decir de sus efectos en la autoestima, todo como consecuencia de un sistema educativo que pretende medirnos a todos bajo la misma vara, e impone lo que está bien o mal, cuando quizá lo clasificado como “mal” únicamente requiere que me acerque a conocer la forma más efectiva de estructurar el mensaje para el otro, y contribuir a encaminar a que la persona saque el máximo provecho de sus dones.

#12 
Escrito por Silvia Quirós en marzo 10th, 2016 @ 4:14

Conversar con todos los sentidos es el único modo de que nuestras historias lleguen al corazón de los oyentes. Y por tanto el modo en que somos capaces de hacernos entender y que nos entiendan. Es por ello que debemos escuchar del mismo modo que querríamos ser escuchados, y realizar feedbacks poderosos para que la persona vea en ellos, el poder de sus palabras, y cómo nos ha impactado de tal modo, que le he hemos comprendido con todos los sentidos.
El proceso de coaching es en sí, un proceso de aprendizaje hacia el cambio. Para generar cambio, se genera implícitamente aprendizaje. Un aprendizaje en el que ninguno de los dos es experto, sin embargo, ambos aprenden y el coachee siendo experto de su propia vida, aprende de él mismo, gracias a la conversación teleológica.
Para facilitar el aprendizaje es importante que conozcamos a la persona que tenemos delante, conocer cuál es su canal de entrada por el cual su aprendizaje será más favorecedor. Si es una persona visual, realizar flujos de pensamiento en la pizarra o mappings puede ser una buena herramienta para realizar cambios de paradigma, si es auditiva, nuestra habilidad en realizar buenos feedbacks será lo mejor para cliente, sin embargo una persona cinestésica, moverla por la sala, colocándola desde los diferentes puntos, representando la situación, puede ser por ejemplo una herramienta útil para sus tomas de conciencia.
Para eso debemos ser muy hábiles como coachs para adaptarnos al cliente que tenemos delante, y favorecer así su propio proceso de cambio. Será imprescindible conocer nuestro canal por el que mayormente nos entra la información, para así reforzar los otros y que eso no interfiera en el proceso o en la realización de herramientas con el cliente; es decir, no hacer las herramientas que a nosotros nos son más cómodas y con las cuales entendemos mejor el proceso, sino realizar aquellas que sabemos que para el coachee, representará un aprendizaje y favorecerá sus tomas de conciencia a lo largo del proceso. Al realizar una herramienta tan potente y perceptiva para él, puede representar incluso la sesión clave del cambio de paradigma de su proceso.
Conocer los propios canales prioritarios de aprendizaje, no solamente es útil en procesos de coaching, sino para la vida en general, invirtiendo energías en técnicas que realmente son útiles para favorecer nuestro propio aprendizaje como coachs.

#13 
Escrito por ANNA GIRBAU MORENO en mayo 8th, 2016 @ 20:20

Herminia, gracias por todos los aportes y informaciones sobre los diferentes estilos de aprendizaje! Es muy interesante ver las maneras que un coach puede (y debe) adaptar su estilo a cada coachee, para que la aprendizaje y la conexión coach-coachee sean las mejores posible, y faciliten el desarrollo del cliente.

#14 
Escrito por Andrea Gomes en mayo 9th, 2016 @ 15:47

Me ha parecido un artículo muy enriquecedor e interesante. No sólo el comprender y detectar el canal o estilo de aprendizaje sensorial-perceptivo de la persona nos ayudará a entenderla mejor y, por lo tanto, a que la sesión de coaching realizada sea exitosa, sino que, además, he encontrado que sería un método muy útil e interesante para aplicarlo en el ámbito educativo. Mientras leía este artículo me ha venido en mente la serie de problemas que tuve, cuando era pequeña, en la escuela hasta que descubrí de qué manera aprendía mejor y más rápido. Como persona visual, cuando quiero que una persona entienda, comprenda o aprenda algo de lo que le estoy diciendo, peco de recurrir al uso de las metáforas y recursos visuales pensando que, como me ayudan a mí también ayudaran a la otra persona a comprender mejor.

Después de las diferentes clases recibidas en el máster sobre esta misma materia y, después de leer esta síntesis, me quedo con la importancia de detectar el canal de aprendizaje de la otra persona, no sólo para que nos entienda y, por consiguiente, poder nosotros también comprenderla a ella; sino para que la conversación fluía y el coachee pueda desarrollar al máximo su potencial. Solamente de esta manera el proceso será exitoso para ambos; el coachee podrá llevarse un plan de acción detallado para el cumplimento de su objetivo y, el coach, se llevará la satisfacción de haber podido comprender y acompañar a su cliente durante todo el proceso.

#15 
Escrito por Raquel Gómez en mayo 10th, 2016 @ 19:49

Excelente explicación del grupo sensorial-perceptivo. El tener en cuenta esto y poder detectar hacia que grupo está más identificado nuestro coachee nos facilitará y asegurará entrar en sintonía con el cliente durante el proceso.
Mientras leía el articulo y, dado que hablamos de aprendizaje, me vino a la cabeza la siguiente imagen que vi hace algunos años:

https://educandoensaludhoy.files.wordpress.com/2015/10/sistema-educativo-estc3a1ndar.jpg

Así como cada alumno es diferente y queda patente lo ilógico que resulta evaluarlos a todos bajo los mismos parámetros, cada coachee es un mundo en sí mismo, y encontrar esa complicidad y sintonía en el proceso, dependerá en gran parte de los coachs y en ser consiente precisamente de autenticidad y diferencias de cada cliente, identificar que tipo de persona tenemos delante puede ser un inicio para llevar a cabo un excelente proceso.

#16 
Escrito por FELIPE ATEHORTUA en mayo 16th, 2016 @ 9:20

Saludos a todos
Él coaching es en absoluto una conversación donde nosotros como coachs generamos aprendizaje, esto quiere decir que el aprendizaje es mutuo, ya que cuando ponemos la atención necesaria y total se convierte el proceso en un diálogo profundo creativo e interesante.
Existen diferentes formas de aprendizaje y es un factor que debemos tener en cuenta cuando iniciamos un proceso a que todos somos diferentes y por consiguiente cada cliente se debe abordar bajo esta premisa por el simple hecho de que somos seres únicos y eso abre una gama de posibilidades para el logro el éxito en cada uno.
Dicho esto debemos tener siempre en cuenta o vigilar si estamos generando eso que hablamos anteriormente de generar aprendizaje, si estamos utilizando las herramientas o estilo adecuado para cada uno de nuestros clientes.
Aparecen entonces diferentes formas de aprendizaje según las características que influyen en nuestra manera de percibir etc.
Estas son cognocitivas, sensoriales y afectivas.
En este caso se hace hincapié en el sistema sensorial que corresponde como su nombre lo dice a la percepción por los sentido:
-visual
-táctil
-cinestesico
-auditivo
Utilizando esta manera de aprendizaje se logran obtener recursos amplios en el entorno cuando el cerebro está programado de una manera de acuerdo a la persona y su forma de percibir las cosas, encontrando maneras de solucionar sus cosas.
La percepción es pues una forma personal de organizar , interpretar las cosas según nuestras necesidades , lo que genera interés por nuestra parte o no, Suponiendo por cierto una pérdida de oportunidades para ese mismo aprendizaje.debido a que el sistema de percepción humano apenas obtiene los datos suficientes para su interpretación, se llena.
De manera que la intuición aparece como recurso cuando se entrena, y se practica como método de ayuda para encarrilar la dinámica .
Las personas visuales una vez integran lo que han visto, visualizan y pasan a la acción, las personas auditivas entienden y pasan a la acción, las personas cinestesicas necesitan sentir para accionar, y las táctiles necesitan objetos ,tocar para integrar y pasar a la acción.
Tendremos que tener siempre con nosotros como funcionan los diferentes formas de aprendizaje para saber explotar el potencial de nuestro cliente para que se siente y promueva su creatividad y poder individualizar nuestros procesos.
Un saludo!!!!

#17 
Escrito por Felipe isaacs en mayo 19th, 2016 @ 8:28

Cada persona es única y aprendemos de formas distintas, por tanto es fundamental el discernir cual es el estilo de aprendizaje de nuestro coachee, nuestro objetivo como coach será detectarlo para poder sintonizar la frecuencia correcta para garantizar una vía de comunicación óptima y fluida. Dirigiremos nuestros esfuerzos para utilizar dicho canal, de esta forma el aprendizaje podrá ser más rápido. Si queremos mejorar las competencia comunicativas deberemos entrenar esta capacidad e incorporarla en nuestros hábitos. Como ejemplo, con cada uno de nuestros coachees, deberíamos utilizar un tipo de feed back diferente, en función de su estilo de aprendizaje. Por otro lado, me ha parecido muy enriquecedor lo referente al entrenamiento del sistema perceptivo para desarrollar la intuición, ya que en un mundo que cada vez se mueve más rápido, en muchas ocasiones debemos tomar decisiones teniendo muy poca información, y poder afrontar situaciones de forma más clara, aprovechar nuestra capacidad de captar detalles, transferirlos y transformarlos en conceptos, nos ayudará a reducir la posibilidad de errores.

#18 
Escrito por joan ferran en mayo 24th, 2016 @ 6:37

Muy interesante este artículo sobre la forma que tenemos de aprender y cómo, si somos capaces de entender el proceso de aprendizaje del coachee y adaptarnos a él todo va a ser mucho más fluido y exitoso. El primer paso me parece que debe ser la comprensión de nuestro propio proceso de aprendizaje, cuál es nuestro estilo. Saber identificarlo, y saber identificar los estilos de las otras personas. Se obtienen muchas pistas escuchando y observando el estilo comunicativo de las otras personas, así se puede ver si una persona es visual, auditiva o cinestésica, aunque según mi experiencia hay que tener en cuenta que todos tenemos una mezcla de todo, con una predominancia de un canal. Me parece que este es un punto importante en los procesos de coaching que merecería un estudio con más detenimiento.

#19 
Escrito por Cristina Espallargas en mayo 29th, 2016 @ 22:41

Afinar el oído para captar qué verbos utiliza el cliente (sentir, oir, ver, chocar, percibir), adjetivos (claro, nítido…), afinar la vista para ver los movimientos gestuales -sensitivo-…

Añado otra clasificación que nos explicó Alex Fiol basado en el cuerpo energético: mentales, emocionales, físicos y sus derivados mentales-emocionales y físicos-emocionales. Esta clasificación también permite captar desde dónde habla el cliente, más desde tierra -físico-, desde el plano del tórax -emocional- o si por el contrario habla desde la parte mental, -mental-.

Interesante esta clasificación porque en función de los perfiles no sólo habrá un estilo de aprendizaje en concreto, muy parecido al de Joy M. Reid, sinó que también cada perfil tiene asociado una emoción determinada además de unas competencias en particular y unos puntos a trabajar en concreto..

Es interesante este tipo de clasificaciones porque es una puerta de entrada al mundo del cliente mediante el cual se posibilita el cambio y dan lugar a otros más aspectos como el forjar el vínculo entre coach y coachee.

Me llevo la frase de William Blake “si las puertas de la percepción quedaran depuradas, todo se habría de mostrar al hombre tal cual es: infinito”. Me ha encantado. He hecho mi propia reflexión: a eso aspiro, a llegar a estar tan vacía que me sitúe delante el cliente siendo presencia, como un ser receptivo que se abre al ser humano de delante desde el profundo respeto, dando posibilidad a que sea todo lo que puede llegar a ser.

Gracias Herminia, una vez más, por compartir tanta sabiduría.

#20 
Escrito por Paula Folch Molins en junio 9th, 2016 @ 19:11

Se debe saber observar a la persona para intuir el canal perceptivo de aprendizaje y así saber cómo comunicarnos. Es importante también conocer el nuestro para saber cómo conectar, incluso cuando el canal de la otra persona sea diferente.
Aprendemos todos los días, y este aprendizaje es más efectivo cuando somos conscientes de aquella información que nos suena, que nos es útil y que asimilamos.
Saber distinguir los canales perceptivos, no solo nos ayuda a comunicarnos mejor, a que el cliente se sienta más confiado, ya que, para él, tendrá la percepción de que es mejor entendido; sino también, porque así le podemos guiar y hacer que los cambios de paradigmas se den.
Como bien lo mencionas, esta es una de las muchas formas por las cuales interiorizamos la información, conectamos y aprendemos.

#21 
Escrito por Eliana Valencia en junio 15th, 2016 @ 13:23

Que importancia tiene conocer nuestro canal de aprendizaje predominante, que importante es escuchar al otro de verdad, desde donde recibe mejor la información, desde donde tiene mayor impacto. Hoy en día, parece interesante obtener estos conocimientos como forma de etiqueta, para complementar la identidad. En el Coaching poco tiene que ver con esta idea, ya que está enfocado en la sintonía con nuestro cliente, poner en práctica una escucha activa plena, un interés auténtico por éste y de nuestra caja de herramientas, ofrecerle esas que necesita. Le sumo importancia a este tema cuando pienso en cuán importante es conectar con nuestro coachee. Vuelve a tomar sentido una frase que hemos escuchado mucho en clase “ponerse al servicio de nuestro cliente”, conocer su canal de aprendizaje, está muy lejos de etiquetarle, sino como dar esa ofrenda, ese interés, ponerse a disposición en ese acompañamiento. Les dejo un video que encontré, que no ofrece más información pero si ilustra de manera breve lo que comentabas en el artículo. http://www.youtube.com/watch?v=ZOC4NPN0fCw.

#22 
Escrito por Lucía Olazábal en junio 17th, 2016 @ 18:58

En el video se puede captar perfectamente lo que sería no crear una sintonización con el otro, dada por focalizar la atención únicamente en uno mismo, hablando desde su canal de comunicación predominante y a la vez más cómodo. El error más básico que comete es el de no adaptar el discurso a las necesidades de la audiencia y el de no crear un contexto comunicativo, por lo que inmediatamente los alumnos desconectan. Es fundamental por ejemplo hablar apreciando si se es comprendido (recuerdo Hermínia que lo de pedir feedback tras tus explicaciones lo haces muchas veces por ejemplo).
Debemos prestar mucha atención a la persona que tenemos delante, escuchándola con los 5 sentidos sin pensar en la respuesta que le vamos a dar, sino estando con él con nuestra pura presencia. Siendo un “espacio” podremos ampliar nuestra mirada y poner atención a la estructura del otro para saber desde dónde se mueve, desde dónde podremos conectar mejor y entrar desde el cuerpo dominante para actuar en el sistema y buscar el cambio de paradigma… ¿Es mayormente físico? Como coachs tendremos que entrar en su mente con preguntas tipo “qué podrías hacer” ¿Es mayormente emocional? En este caso preguntas tipo “cuándo pasa esto cómo te sientes” o “qué necesitas para sentirte mejor” surgirán mayor efecto ¿Es sino mental? Aquí sería interesante entrar con preguntas del estilo “cómo lo ves” o “cómo lo interpretas”. Consecuentemente conseguiremos una mayor sintonía y el cliente se sentirá más cómodo para abrirse y más comprendido, influyendo positivamente en el proceso de cambio.
Aunque como coachs cueste al principio saber enseguida cuál es el sistema de aprendizaje predominante del otro, al ser un desconocido para nosotros, si nos fijamos en los verbos que usa, los adjetivos, las emociones que peor lleva, la apariencia física, cómo viste etc. con la práctica llegaremos a desarrollar la intuición y utilizar feedbacks, preguntas y herramientas más acordes al estilo perceptivo y de aprendizaje del coachee favoreciendo su evolución. Con una persona visual será importante mirarle a los ojos, mostrarle material escrito, usar imágenes y la pizarra, con una persona auditiva deberemos poner aún más atención en utilizar el vocabulario que él usa, evitar ruidos, hacer preguntas y modular bien el tono de voz, y finalmente con los cinestésicos y táctiles deberemos ser un poco más cercanos, dar material para manipular, hablar de emociones, hacer collages y usar el movimiento en el espacio.

#23 
Escrito por Gala Guasch en junio 21st, 2016 @ 21:08

Las personas aprendemos sólo aquello que valoramos significativamente, aquello que de alguna manera se asocia a nuestra emoción, a nuestros valores y a nuestro sentir.
Si a parte de conocer esto, conocemos también el canal de aprendizaje de cada uno de nuestros clientes, podremos acceder de una manera más directa a su forma de pensar, de ser y de sentir y podremos conseguir más impacto en el transcurso del proceso.
Con la variedad de herramientas propuestas por el coaching teleológico y por el coaching en general, siempre contaremos con una que se adecue al cliente con el que estamos trabajando en un momento determinado para sacar el mayor provecho de las sesiones.
De cara a elegir las herramientas, las preguntas y el impacto de las sesiones, debemos saber si nuestro cliente es visual, auditivo, cinestésico o táctil de una manera predominante, ya que todos utilizamos nuestros sentidos, pero siempre hay alguno más dominante que permitirá un acceso más directo.
El coach ha de ser hábil e ingenioso para reconocer la mejor vía para acercarse a su cliente, para ayudarle a ser consciente de aquello que ya posee y que necesita para encaminar el camino que desea seguir.
Esto nos ayudará a no insistir o empujar a nuestro cliente por caminos que no le dicen nada y también nos ayudará a aprender diferentes estrategias y formas de acercarnos a clientes que distan mucho de nuestra forma de ser y que aprenden por canales distintos al nuestro.

#24 
Escrito por Claudia Zapata Caicedo en junio 29th, 2016 @ 15:38

Me parece de vital importancia para quien decide acompañar a sus coachees en un proceso, conocer los diferentes canales de aprendizaje; primero el propio para saber como comunicarse de forma fluida y hacer los feedbacks entendibles, claros y sencillos para su coachee y en segundo lugar saber identificar el canal de aprendizaje predominante del cliente por el mismo motivo.
Esto pone de manifiesto la deficiencia en la manera de enseñar en las aulas ya que no tiene en cuenta la individualidad de cada niño, enseñando a todos por igual y llevando el estilo educativo al posible fracaso.

#25 
Escrito por Mònica en julio 7th, 2016 @ 19:44

Es importante escuchar todo lo que nos dicen pero también saber escucharnos a nosotros mismos, ver lo que nos rodea y ver la imagen que reflejamos en el espejo… así con el resto de los sentidos. La base de nuestra vida y de nuestra interacción con el mundo se basa en cómo conocemos nuestros sentidos y como percibimos.
Es importante para un Coach conocer que canal perceptivo es el más apropiado para llegar a su coachee, el proceso será mucho más limpio y satisfactorio para ambas partes. En mi opinión no hay una mejor o peor forma de aprender según los diversos canales perceptivos, cada cual saca partido al canal perceptivo que mejor le favorece en todos los aspectos. Personalmente me considero muy cognitiva a la vez que visual. Esto es muy importante para un Coach, el poder de sus feedbacks dependerá del canal perceptivo de la persona que tenga en frente. Por ejemplo, si una persona no es visual de nada servirá un mapping, si una persona está centrada en el hacer no servirá preguntarle por el sentir…
El poder de la conversación y de la relación entre coach-coachee está en las preguntas y los feedbacks. Así bien, el tener este conocimiento bien arraigado es lo que nos beneficiará en los resultados.

#26 
Escrito por Sara Berrocal Valenzuela en julio 8th, 2016 @ 14:12

T’atreveixes a aprendre? El següent enllaç ens condueix a un vídeo de Youtube en el qual se’ns parla de les zones de confort, aprenentatge i pànic. En ell anomena també aquesta zona de pànic com zona màgica. https://www.youtube.com/watch?v=EKNM5Nr2H9k
He cregut oportú posar l’enllaç perquè tot i que totes les persones ens assemblem amb això, diferim dels estils d’aprenentatge, en el com cadascú de nosaltres serà capaç de sortir de la seva zona de confort per habitar la zona d’aprenentatge o, dit d’una altra manera, com cadascú de nosaltres serem capaços d’aprendre.
Estudis diversos ens diuen, així com també s’exposa en l’article, que les persones som diferents en els estils i ritmes d’aprenentatge i, com a Coach, és important que ho coneguem i que escoltem veritablement i amb atenció plena el nostre client per tal de poder-li donar el que més s’ajusti a la seva naturalesa, necessitat i manera de ser i fer per tal d’afavorir l’èxit. El Coach, en primer lloc, generarà el context i el cotext, tal i com vàrem aprendre amb el Carles Adamuz.
Un aspecte que crec rellevant destacar és la plasticitat del cervell. El que aprenem modela el nostre cervell i, a la vegada, el nostre cervell influeix en l’aprenentatge. El Coach ha de tenir en compte això i els estils d’aprenentatge que segons Joy M. Reid són característiques personals. Aquestes característiques personals poden ser de tipus cognoscitiu, sensorial o afectives, però l’Hermínia avui s’ha centrat en les de tipus sensorial-perceptiu i és amb aquestes amb les que ens centrarem en aquest comentari.
Els nostres clients poden ser de mil maneres, com exposen Meritxell Obiols i Àlex Fiol en el seu llibre “Coaching para todos”, però bàsicament hi ha quatre tipologies de persones segons els canals perceptius bàsics d’aprenentatge: visuals, auditives, cinestèsiques i tàctils. L’article ens convida a adaptar-nos a aquestes tipologies un cop haguem esbrinat quina predomina en el nostre client i, sobretot, quelcom que considero clau, és que fins que la persona no veu, entén, sent o ho prova (respectivament) no passarà a l’acció. I, l’acció, en un procés de Coaching Teleològic, és bàsic, imprescindible. Així que procurem de ser Coachs amb bona intuïció per conèixer el nostre client i acompanyar-lo a aconseguir els seus objectius de la millor manera i més ràpida possible.

#27 
Escrito por Júlia Coll Pons en julio 12th, 2016 @ 19:26

Realmente las personas nos caracterizamos por nuestra singularidad, todos somos diferentes al igual que cada proceso de coaching que es único y especial.

En el coaching teleológico hay un diálogo entre el coach y el coachee donde, el aprendizaje es mutuo. Como futura coachee he de tener muy presente los diferentes tipos de personas con las que puedo llegar a trabajar. Este artículo expone con gran claridad las diversas formas que tiene el humano para aprender, conocerlas permite a los coaches ser más eficaces a la hora de desempeñar su función.

Con la escucha activa y atenta identificaremos el tipo de aprendizaje de nuestro cliente, de esta forma podremos afinar nuestra intervención como caaches, podremos ayudar al coachee a conseguir el cambio deseado con más facilidad y acorde a sus características, esto sin duda, le ayudará a que el aprendizaje sea más sólido y duradero.

No olvidemos que para bailar al ritmo del cliente, cuanto más y mejor conozcamos sus características, mejor podremos acompañarlo y facilitar su proceso!!!!!

#28 
Escrito por Rosa Mari en julio 13th, 2016 @ 9:19

Durante este primer año de máster he tenido la oportunidad de vivir en carne propia y ajena, mediante la experimentación con mis compañeros, como, preguntando a nuestro cliente, a partir del canal fundamental de expresión del mismo, potencia la llegada a reflexiones poderosas, ¡caminos con salida!. Cuando digo “vivir en carne propia” me sonrío al hacerse evidente mi forma cinestésica de aprendizaje y que quedó palpable (de nuevo acudo a forma cinestésica de expresión) cuando en una sesión de trabajo con un hábil compañero coach que, gracias a un feedback físico, dio luz a la auto percepción de una emoción escondida… Esta sesión fue finalizada con la intervención de Herminia, trabajando esa emoción desde la acción: transformó un simple papel en una pelota donde se encontraba la situación que provocaba la emoción, me incitó a hacer con esa pelota lo que sintiera. Comencé a dar patadas a la bola de papel, siempre acompañada de la coach, la tenía suficientemente cerca como para sentir su presencia y suficientemente lejos como para experimentar mi libertad. Dentro de mi acción en patear, ella me focalizaba con sus preguntas, dotando de intención la fuerza que de mí salía, hasta que quedé exhausta y tras la rabia emergió la comprensión, ya no quería darle más patadas, la coach me preguntó, ¿Qué quieres hacer con la pelota? Cogí la pelota y la lleve a mi pecho, la transformé… (en el sentido literal y espiritual de la palabra) estiré el papel y atendiendo a la pregunta de mi coach, escribí en su superficie la palabra amor, luego hice un avión con el papel; mientras lo construía (canal táctil) iba reflexionando en voz alta hasta que lo puse a volar; con la gracia de la sincronicidad, el avión actuó como un boomerang y volvió a mí, la acción en si misma me respondió, surgió la compasión el entendimiento desde el corazón, comprendí mi implicación, atendí a mi responsabilidad, me desvictimicé… ¿magia? Puede… la magia de utilizar el canal adecuado, la magia de conocer e intuir al cliente hizo que el proceso manara solo. Comparto esta experiencia pues fue reveladora desde mi aprendizaje como coach, así como en mi aprendizaje como coachee. Gracias!!!

#29 
Escrito por María Boggiero en julio 22nd, 2016 @ 16:58

Siento que el poseer un amplio abanico de herramientas es uno de los aspectos fundamentales que, como coaches, debemos cuidar. Me parece importante, sobre todo, porque no sólo tendemos a aprender mejor según sea nuestro “canal preferido”, sino que asumimos por defecto que todos los demás aprenden del mismo modo.

Existen ciertas técnicas que, en cuanto a crecimiento personal se refiere, no me han resultado tan útiles como otras. Del mismo modo, no negaré que me siento más cómoda al emplear los recursos que van en sintonía conmigo. Sin embargo, eso no quita que sepa reconocer el potencial transformador de dichas técnicas, pues aunque a mí no me hayan servido, también es cierto que sí lo han hecho para mucho otros.

Me ha gustado especialmente el punto de “alternar los estilos de intervención para desarrollarlos todos”. Para poder sintonizar con las otras personas, el primer paso es saber captar lo que nos están transmitiendo. Incluso aunque tengamos un estilo predilecto, si no sabemos movernos por los demás, la comprensión del otro puede tornarse difícil. Todo nos lleva de vuelta a la apertura de mente, al saber darnos cuenta de que existen formas distintas de pensar y de procesar la información.

Para concluir mi comentario, me gustaría enlazar una escena de la película de Dreamworks “Kung-Fu Panda”, que me vino a la cabeza tras escribirlo. No tiene tanto que ver con los canales perceptivos (a excepción del gusto, tal vez), pero en líneas generales, creo que es una buena representación de lo dicho: https://www.youtube.com/watch?v=EPyaSf809hs

¡Muchas gracias, Herminia!

#30 
Escrito por Diana Sánchez Casanova en julio 22nd, 2016 @ 21:33

En Coaching, si intervenimos desde el canal de comiunicación dominante lograremos hacer antes el cambio en nuestro Coachee. Por lo tanto, la importancia de prestar atención a los verbos es muy útil en este campo porque revelan información del canal de nuestro cliente. No lo veo… No lo entiendo…, no siento que sea una buena opción…. Y es igualmente poderoso el devolverle la pregunta utilizando el verbo que más sintoniza con su lenguaje dominante.
Tampoco podrá faltar nuestra cajita de herramientas de Coach: una pizarra, mappings y fotografías para los visuales, FB continúo para los auditivos con gran atención a los verbos y poner en movimiento con ejercicio espaciales a los cinestésicos
Sin embargo, es cierto que cuando nos dirigimos a un grupo de personas tenemos que intervenir poniendo en juego todos los canales para garantizar que captamos y mantenemos la atención de todos los participantes.
Y ahora ya está revelado el secreto de cómo escriben estas novelas intrigantes que atrapan nuestra atención y no podemos parar de leer. Yo he observado que intercalan los lenguajes, especialmente durante el climax cuando describen escenas importantes. Todo tiene su truco!
Gracias por la extensa explicación Herminia!

#31 
Escrito por Irene Palacios en agosto 1st, 2016 @ 20:17

De este artículo me quedo sobre todo con la importancia de conocer a nuestro cliente y poder entender su mundo y su esquema mental.
Ser conscientes de que existen métodos de aprendizaje que permiten que el proceso fluya de una manera más ágil, siempre teniendo en cuenta que nosotros no somos maestros, pero sí facilitadores para nuestro cliente.
Es importante saber identificar qué estilo es el de nuestro coachee, ya que será la base para que podamos decidir qué herramientas y técnicas pueden ir más acordes con él y adaptarnos en todo momento.
Hemos de intentar dibujar su esquema mental, comprender el funcionamiento de su mente y dejar que salga su esencia, creatividad y autenticidad!!!! Todo ha de fluir naturalmente, nosotros no ordenamos ni enseñamos absolutamente nada!
El artículo me invita a reflexionar y a hacerme una “chuleta”, para estas primeras sesiones de práctica, de qué métodos van con qué estilo a modo resumen. Para las primeras veces si nos ponemos nerviosos esta guía nos puede servir de ayuda.
Desde mi humilde experiencia no puedo ser más fan de estos métodos, gran parte de los cambios que he realizado en mi vida se dieron a partir de la práctica del yoga, utilizando el cuerpo como vehículo.
Que importante es adaptarnos al estilo de cada persona: https://www.facebook.com/iNSIDEDOrganization/videos/1034080146641668/

#32 
Escrito por Aida en agosto 9th, 2016 @ 11:01

La mayor dificultad sin duda, es dejar de lado nuestra propia forma de aprender y concentrarse en la forma de aprender del coachee. Descubrir la forma de aprender de nuestros clientes puede no ser inmediato sino después de algunas sesiones para ello confío en que la transcripción de las sesiones y el estudio de los verbos que nuestros clientes utilizan me ayudará a determinar la forma de aprender del coachee y por tanto a adaptar nuestras herramientas a sus formas predominantes de aprendizaje.
Os recomiendo este capítulo del programa Redes, donde se entrevista a Howard Gardner que propuso en 1983 la teoría de las inteligencias multiples.
https://youtu.be/wHWymBgOcC8
En esta entrevista Gardner dice que los maestros deberían utilizar diferentes metodologías para enseñar a los niños porque no todos los niños aprenden de la misma manera. Gardner afirma también que en el futuro los maestros serán guías, que ayudarán a descubrir al alumno “su” mejor manera de aprender.

#33 
Escrito por Ana Sanchez Castillo en agosto 12th, 2016 @ 14:16

Como coach, ser conciente de que existen diferentes estilos de aprendizaje y que en base a ellos las personas percibimos, procesamos, recordamos y pensamos de un modo diferente es de gran ayuda a la hora de encarar un proceso de coaching. Si somos capaces de discernir cuál es el estilo de aprendizaje que posee nuestro cliente escogeremos utilizar un estilo concreto de comunicación y las herramientas que utilizaremos en las sesiones estarán en concordancia con lo que conecta con nuestro cliente y por tanto conseguiremos una mejor comunicación con él y el proceso fluirá más naturalmente.

Como aprendiz de coach esa tarea puede no ser tan sencilla pero el simple hecho de saber que esa diferencia en el aprendizaje es un hecho nos predispondrá a estar más atentos a todos los detalles. Con la práctica cada vez nos resultará más sencillo identificarlos.

Por mi parte, soy una persona eminentemente visual, desde siempre he estudiado haciéndome esquemas para tener una visión global de lo que estoy aprendiendo. Para mí, todo lo visual tiene una enorme relevancia y me resulta extraño cuando las personas que me rodean muestran un completo desinterés por lo visual. Así que es evidente que debería profundizar en este tema y practicar, practicar y practicar.

¡¡Gracias a tod@s por compartir!!

#34 
Escrito por RAQUEL GARCÍA en agosto 13th, 2016 @ 12:44

La mayor dificultad sin duda, es dejar de lado nuestra propia forma de aprender y concentrarse en la forma de aprender del coachee. Descubrir la forma de aprender de nuestros clientes puede no ser inmediato sino después de algunas sesiones para ello confío en que la transcripción de las sesiones y el estudio de los verbos que nuestros clientes utilizan me ayudará a determinar la forma de aprender del coachee y por tanto a adaptar nuestras herramientas a sus formas predominantes de aprendizaje.
Os recomiendo este capítulo del programa Redes, donde se entrevista a Howard Gardner que propuso en 1983 la teoría de las inteligencias multiples.
https://youtu.be/wHWymBgOcC8

En esta entrevista Gardner dice que los maestros deberían utilizar diferentes metodologías para enseñar a los niños porque no todos los niños aprenden de la misma manera. Gardner afirma también que en el futuro, los maestros serán guías que ayudarán a descubrir al alumno “su” mejor manera de aprender.

#35 
Escrito por Ana Sanchez Castillo en agosto 25th, 2016 @ 10:15

Definitivamente la información es poder. Contra más info del coachee seamos capaces de desvelar mejor servicio le podremos ofrecer, más valor le vamos a aportar y más partido va a poder sacar de las sesiones.
Aprender a detectar el canal perceptivo de aprendizaje de nuestro cliente es una herramienta más que podemos y deberíamos practicar y mejorar en nuestro rol de coach, con el fin de poder facilitar mejor el aprendizaje que se genere del proceso de coaching teleológico.
Escuchar activamente, observar con atención y conocer bien nuestro propio canal también nos ayudará muchísimo a identificar el de nuestro cliente. Observar, al igual que escuchar, no implica solo mirar sino prestar la máxima atención a los detalles, los verbos y adjetivos que utiliza repetidamente, las preguntas que le remueven, la comunicación no verbal, sus silencios, sus palabras, hacia donde dirige su mirada y en qué momento, etc.. cada detalle cuenta y nos será útil para comunicarnos con nuestro cliente y hacerle las preguntas más poderosas.

Ser flexibles y sabernos adaptar a cada persona, identificar el canal, hablar en “su idioma”, conducir las sesiones por un terreno que le resulte más favorable a nuestro cliente para facilitar su aprendizaje, su proceso de cambio y la consecución de sus objetivos.Por qué no hay que confundirse, ser coach no es ser maestro, no damos lecciones, no enseñamos nada, facilitamos la introspección, el
autoconocimiento, la reflexión, el crecimiento personal y el aprendizaje para que el coachee pueda desarrollar al máximo su potencial, liderar su vida y convertirse en la mejor versión de si mism@. . Somos expertos en la metodología.

#36 
Escrito por FABIOLA MARTIN DUQUE en septiembre 8th, 2016 @ 0:24

Como coach, una vez detectado cual es el canal sensorial-perceptivo predominante de nuestro cliente en cada caso, podemos llevar a cabo la sesión utilizando los medios o técnicas que más le faciliten poder expresarse y comunicarse mejor con nosotros: así conseguiremos que se sienta más cómodo y que el proceso sea más eficiente.

#37 
Escrito por Luis en agosto 22nd, 2017 @ 11:39

Cuatro son los estilos de aprendizaje perceptivo; auditivo, visual, táctil y cenestésico. Cada persona será más propensa a un estilo determinado u otro, o quizás varios a la vez. Como Coach es importantísimo que sepamos determinar a qué estilo determina más nuestro cliente, para poder abordar la conversación teleológica con aspectos, matices y ejemplos propios y característicos del cliente, transformando la conversación en mayor fluidez y efectividad.
En situaciones de Coach grupal, es importante que sepamos comunicar con los diferentes estilos en un mismo proceso, para llegar al máximo de estilos posibles y en consecuencia al máximo de clientes posibles. Trabajar los diferentes estilos en uno mismo puede también, ser una práctica interesante para generar más canales e inputs de información que nos ayudaran a ser más conscientes del momento presente. Mayor consciencia, mayor posibilidad de armonización vital.

#38 
Escrito por Juan Carlos Vila Ulloa en agosto 23rd, 2017 @ 17:43

Cuatro son los estilos de aprendizaje perceptivo; auditivo, visual, táctil y cenestésico. Cada persona será más propensa a un estilo determinado u otro, o quizás varios a la vez. Como Coach es importantísimo que sepamos determinar a qué estilo determina más nuestro cliente, para poder abordar la conversación teleológica con aspectos, matices y ejemplos propios y característicos del cliente, transformando la conversación en mayor fluidez y efectividad.
En situaciones de Coach grupal, es importante que sepamos comunicar con los diferentes estilos en un mismo proceso, para llegar al máximo de estilos posibles y en consecuencia al máximo de clientes posibles. Trabajar los diferentes estilos en uno mismo puede también, ser una práctica interesante para generar más canales e inputs de información que nos ayudaran a ser más conscientes del momento presente. Mayor consciencia, mayor posibilidad de armonización vital.

#39 
Escrito por Juan Carlos en agosto 24th, 2017 @ 8:25

Esta exposición sobre las formas de aprendizaje me parece crucial no sólo en nuestra formación como coches sino en nuestra vida personal. Comprender que integramos la información mediante diferentes canales de comunicación me parece maravilloso porque nos permite aceptarnos y facilitarnos el camino. De la misma forma como coaches podemos entender que las personas entienden bajo sus términos desde que inicia hasta que termina el proceso. Acompañarnos, entendernos e intentar entender otros canales de comunicación, ampliar los puentes que podemos construir entre canales. Creo que justo desde ahí podemos generar cambios en las relaciones.

#40 
Escrito por Paula Daniela en agosto 27th, 2017 @ 17:34

Artículo muy bueno, para leer y releer hasta integrar e interiorizar. Es muy importante como coach saber discernir las formas de aprendizaje de la personas, ya que esto ayudará mucho a obtener el éxito que tanto coach como coachee desean en las sesiones. El saber detectar como aprende cada persona y el dominar las distintas herramientas para que integre todo lo que va surgiendo a lo largo de las sesiones y de la conversa, es un arte que como coach hemos de dominar y esto lo conseguiremos a base de la famosa frase “dar cera pulir cera”. El estar presentes cuando estamos en sesión y el saber ver las necesidades del cliente es nuestro principal objetivo como aprendices de coach.

#41 
Escrito por Fina Vallejo en septiembre 19th, 2017 @ 9:33

El tener conocimiento de los diferentes tipos de aprendizaje es un gran facilitador para los procesos de coaching y para cualquier situación donde se inter actúe con otras personas.
Es clarificador para los procesos y para la persona, porque ser consciente de que modo de aprendizaje le ayuda más le puede facilitar en su manera de comunicarse y relacionarse.
Para el coach es importante detectarlo para poder utilizar unas herramientas u otras en función del tipo de aprendizaje del cliente, puede agilizar el éxito del proceso en un tiempo más breve.
En el tema del coaching de grupos si que veo más complicado el armonizar los diferentes tipos de aprendizajes que puedan tener los diferentes componentes. Entiendo que es utilizar diferentes tipos de herramientas dirigidas a diferentes tipos de aprendizajes para valorar en cual de ellos se siente más cómodo el grupo.
Entender el funcionamiento de la mente es crucial para cualquier tipo de relación que tengamos.

#42 
Escrito por Rocío Vallejo en septiembre 25th, 2017 @ 12:11

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog