Los líderes pioneros confían en la brújula y en un sueño

Post escrito por Hermínia Gomà en junio 22, 2011
Categorías del post: General,VALORES Y COMPETENCIAS

 

Los líderes pioneros confían

en la brújula y en un sueño

  

No hay autopista al futuro.
La carretera de aquí al mañana no está trazada.
Sólo hay territorio salvaje, sólo terreno incierto.
No hay mapas del camino. No hay señales.
Por tanto, los líderes pioneros confían en la brújula y en un sueño.
 
 James Kouzes y Barry Posner,
The Leadership Challenge

 

Hoy estamos viviendo el futuro que preparamos hace cinco, diez, veinte…años. ¿Somos conscientes de que hoy estamos preparando nuestro próximo futuro? Cada acción, cada decisión que tomemos impactará en nuestro futuro. ¿Sabremos encontrar el camino para realizar nuestros sueños? Para afrontar los retos, vencer los obstáculos y trazar el camino será menester que superemos la incertidumbre a lo desconocido, que conectemos con nuestros valores y que desarrollemos todo nuestro potencial.

Los desafíos que tenemos por delante pueden adoptar muchas formas, desde dejar el hábito de fumar hasta liderar nuestra organización. Sea cual sea el desafío precisamos de una brújula que nos indique el norte, de esta manera no equivocaremos nuestro rumbo. Sin brújula podemos estar esforzándonos mucho, poniendo todo nuestro empeño y voluntad para lograr nuestros objetivos y acabar topando con el muro de la frustración y el desánimo. ¿Dónde encontrar esta brujula que nos indica el norte? En nuestro interior. En nuestro interior podemos encontrar nuestra verdadera posición, saber dónde estamos y lo que verdaderamente sentimos y queremos.

Si paramos y nos escuchamos sin miedo, encontraremos la dirección. La dirección es una flecha que indica dos posiciones opuestas. Nosotros elegimos. Por un lado, la flecha nos indica el camino al bienestar, a la felicidad, al sentido, a la alegría y a la autorrealización. Por el otro lado, la flecha nos indica el camino al malestar, la infelicidad, la negatividad, la tristeza y el sinsentido.

Para afrontar exitosamente cualquier reto de nuestra vida, podemos parar y preguntarle a nuestra brújula cual es la mejor dirección y así orientar nuestras acciones. A medida que escuchamos nuestra brújula aprendemos a detectar cuando estamos avanzando hacia el desánimo, el miedo, el resentimiento o la frustración y cual es la dirección que nos permitirá cargarnos de energía, confiar, experimentar la gratitud o sentirnos plenamente realizados.

Cuando nos guiamos por esta brújula sabemos donde vamos y para que nos dirigimos a ese lugar. Lamentablemente, hay veces que nos encontramos atrapados en situaciones de las que no sabemos como salir. El miedo a fracasar, guiones de vida que han escrito otros por nosotros y que nunca hemos cuestionado, dudas e incertidumbre pueden convertirse en trampas que nos impidan emprender las acciones apropiadas.

El ser humano generalmente se mueve en dos direcciones, una activa, que le permite avanzar hacia su sueño, que le da la fuerza para lograr la superación y otra dirección de evitación, que le empuja a alejarse del dolor y la frustración. Podemos elegir evitar el dolor y la frustración o acercarnos a la felicidad y la autorrealización. ¿Qué te mueve a ti, la evitar el malestar o logar tu sueño? ¿Qué pasa cuando te atreves a ir a por él? Cuando nos guiamos por nuestra brújula y tomamos la dirección que nos lleva a liderar nuestra vida, nos convertimos en pioneros.

Ser pioneros significa que anteriormente nadie ha trazado esa ruta, que nadie la ha transitado, que seremos los primeros en llegar y por tanto deberemos afrontar territorios inexplorados. Nuestro punto de llegada será nuestro sueño, nuestro punto de partida la aceptación de quien somos y de lo que estamos haciendo con nuestra vida, el territorio inexplorado es todo aquello que desconocemos de nosotros mismos y el camino a seguir: la autorreflexión y el autoconocimiento.

¿Qué pondremos en nuestras alforjas para tan largo viaje? Nuestros dones, talentos y competencias, nuestra sensibilidad, creatividad e intuición, nuestros valores y nuestras ganas de seguir aprendiendo continuamente. Confianza en nuestro sueño y atención a nuestra brújula.

¿Quieres ser el pionero de tu propia vida?

¿A qué esperas?

Te imaginas que ser el pionero de tu propia vida se convirtiera en un hábito…

Hermínia Gomà
22 junio 2011
Deba, Gipuzkoa

Comentarios del post

Querida Hermina: Este artículo seria útil en cualquier proceso de coaching para iluminar e inspirar a coach y cliente. En el he percibido de forma sintética toda tu experiencia en procesosnde desarrollo personal. Estoy en este momento llevando un caso en que algunas de tus palabras me resultaran especialmente útiles. Muchas gracias. Un fuerte abrazo.

#1 
Escrito por Toni Alastuey en junio 23rd, 2011 @ 8:17

Yo ya estoy comenzando a ser pionero de mi propia vida ya que la vida se parece mucho a un combate de boxeo donde cada round o asalto es diferente ya que puedes comenzar ganando y terminar perdiendo o viceversa.Asi como en el boxeo una pelea puede cambiarte la vida en nuestra cotidianidad hay momentos que llamamos magicos,encuentros enriquecedores, meses que marcan saltos pero saltos de realidad de uno que era antes a otro que es despues.saltos de los que no quieres a los que realmente quieres, de la relación que te consume a la relación que anhela y te llena, saltos de la frustración a la realización salto de quien dices no ser,a vivir eso que quieres. pero para eso como bien dices herminia debemos contar con nuestra brujula interior y yo agregaria encontrar esa persona o lugar que encienda la magia de esa brujula interior,(casi todos la tenemos apagada) esa persona que te enseña el valor de desarrollar la fuerza de escuchar,esa persona que fomenta la participación,en los alumnos, esa persona que modela lo que enseña y dice. Esa persona que sabe valorar y que contagia entusiasmo con lo que enseña. Esa persona eres tu Herminia, estos meses a tu lado han marcado un antes y un despues. uno que se resistia ante lo factico a uno que acepta lo incambiable, uno que se resignaba a uno que aprovecha las oportunidades que si puede cambiar y controlar,uno que evadia a uno que asume sus responsabilidades,uno que solo deseaba que las cosas cambiasen a uno que se compromete hacer lo que haya que hacer para mejorar, de uno que se preocuupaba a uno que se ocupa de las cosas que si puede mejorar, de uno que se olvidaba de los avances que va teniendo a uno que agradece los avances y las oportunidades que le da la vida (conocer el instituto Goma y toda su plantilla,y alunnos).He dado un salto cuantico en mi comunicacón, he pasado de una comunicación activa-pàsiva a una comunicación asertiva de ver los problemas o conflictos desde mi prisma a verlos con lupa de dejar que mis emociones frenen mis acciones a que mis emociones impulsen mis acciones. Gracias,gracias,gracias Herminia ahora entiendo porque hay cosas que no se pueden pagar con dinero que Dios o el universo o como le quieran llamar te siga suministrando esa energia para que esa tu brujula interior se mantenga encendida por muuuuuuuchos años y puedas seguir encendiendo brujulas porque como dicen por ahi solo se necesita una vela encendida para encender a las demás.Graciasssssssss

#2 
Escrito por santiago en junio 23rd, 2011 @ 9:09

¡Gracias Herminia, gracias Santiago, gracias Toni!
Quiero responderme públicamente a la pregunta de “¿Qué pondremos en nuestras alforjas para tan largo viaje?”. En mi caso, lo primero que hice fue VACIAR mis alforjas de todo aquello que no me SERVÍA para alcanzar mis Objetivos; a través del Coaching, tomé conciencia de todo aquello que ME ALEJABA de mi sueño y que suponía un LASTRE para crecer y avanzar; seleccioné aquello que me servía y aquello que no tanto; vacié mis alforjas de lo superfluo, de lo que podía prescindir y de lo que me ocasionaba que mi BRÚJULA PERDIERA EL NORTE. Hice espacio suficiente como para INCORPORAR todo aquello que me ayuda hoy en mi viaje, lo que me ACERCA AL OBJETIVO. He sustituido unas cosas por otras y mis alforjas ya no pesan, mis alforjas me llevan porque ya forman parte de mí, me siento ligero y seguro para alcanzar mi SUEÑO. Mi brújula ya no sufre alteraciones por el campo magnético que antes interfería tanto en el seguimiento de mi camino.
Todo esto lo conseguí yo solo gracias al acompañamiento de mi COACH, de mis compañeros ALUMNOS del MASTER EN COACHING Y LIDERAZGO PERSONAL, de los PROFESORES y de todo el EQUIPO DEL INSTITUT GOMÀ.
Hoy mi SUEÑO y mi BRÚJULA me llevan a AYUDAR A LOS DEMÁS como COACH. Acompañarles en su autoconocimiento y en su bienestar, acompañarles en el camino hacia su SUEÑO. Y en esos SUEÑOS COMPARTIDOS ENCUENTRO TAMBIÉN MI BIENESTAR Y MI FELICIDAD.
Gracias a tod@s.

#3 
Escrito por Josep Gendra en junio 23rd, 2011 @ 10:09

Desde que hice el master ya hace tres años aprendí muy bien que hay que vaciar alforjas dps. aligerar y luego dar paso a todo aquello ue hace tiempo esta esperando -tu sueño , aqui y ahora- y aprendi que las cosas que más importan nunca deben estar a merced de las que importan menos- y asi ser el pionero de tu vida.
GRACIAS Herminia por acompañar siempre
anamaría

#4 
Escrito por anamaría en junio 23rd, 2011 @ 13:22

esta lectura me recuerda a una metafora oriental que escenifica perfectamente la fuerza que reside en nosotros mismos sin nosotros casi ser conscientes de ello.
Prestad atencion al mensaje oculto. espero que os guste.

La fuerza del hambre – Cuento Zen

Esta historia transcurre en el Japón durante un período de hambre.
Un campesino que no tenía con qué alimentar a su familia se acuerda de la costumbre que promete una fuerte recompensa al que sea capaz de desafiar y vencer al maestro de una escuela de sable.
Aunque no había tocado un arma en su vida, el campesino desafía al maestro más famoso de la región.
El día fijado, ante numeroso público, los dos hombres se enfrentan.
El campesino, sin mostrarse nada impresionado por la reputación de su adversario, lo espera a pie firme, mientras que el maestro de sable, estaba un poco turbado por tal determinación.
— ¿Qué será este hombre?, piensa. Jamás ningún villano hubiera tenido el valor de desafiarme. ¿No será una trampa de mis enemigos?
El campesino, acuciado por el hambre, se adelanta resueltamente hacia su rival. El Maestro duda, desconcertado por la total ausencia de técnica de su adversario.
Finalmente, retrocede movido por el miedo. Antes incluso del primer asalto, el maestro siente que será vencido. Baja su sable y dice:
— Usted es el vencedor. Por primera vez en mi vida he sido abatido. Entre todas las escuelas de sable, la mía es la más renombrada. Es conocida con el nombre de “La que con un solo gesto da diez mil golpes”. ¿Puedo preguntarle, respetuosamente, el nombre de su escuela?
— La escuela del hambre –responde el campesino.

El Zen te lleva al instante a tu realidad…sin titubeos.

#5 
Escrito por Andrea Bernad en diciembre 16th, 2011 @ 17:07

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog