10 preguntas para finalizar una sesión de coaching teleológico

Post escrito por Hermínia Gomà en marzo 31, 2012
Categorías del post: COACHING,COACHING TELEOLÓGICO

10 preguntas para finalizar una sesión de coaching teleológico

 

 

Una sesión de coaching teleológico se fundamenta en una estructura que se compone de distintas fases dónde cada una de ellas cumple una función específica (presentación del tema, objetivo, situación actual, alternativas y plan de acción). Hoy me gustaría reflexionar y compartir desde mi experiencia como coach, la fase de cierre. En esta fase se elabora el plan de acción y el cliente se compromete con sí mismo y con el proceso de coaching que está realizando. Igual que generamos un contexto propicio para iniciar la sesión con nuestros clientes será imprescindible crear un contexto adecuado para finalizar dicha sesión.

 

La manera en que inicias las sesiones de coaching
dice tanto de tu praxis, cómo la manera en que las finalizas

 

Las preguntas anteriores a la fase  de cierre han servido para  explorar, idntificar,  reflexionar, concretar el objetivo de la sesión, identificar las creencias que impiden el cambio y ampliar la visión  del coachee con nuevos puntos de vista para encontrar distintas alternativas de solución. Las preguntas de las fases precedentes a la de cierre  tienen como finalidad abrir opciones y que el cliente observe la situación y a sí mismo dentro de ella desde una perspectiva más amplia. En esta última fase se trata de cerrar la conversación para que el cliente, con los pies en el suelo, concrete su plan de acción y adquiera el compromiso que le llevará al éxito. Es la fase del “hacer con sentido”. Para ello, las preguntas que muestro a continuación pueden ser de ayuda a aquellos coachs que están iniciando su rol profesional:

 

  • ¿De qué has tomado conciencia a partir de nuestra conversación?
  • ¿Qué decides hacer a partir de estas reflexiones?
  • La decisión que has tomado ¿de que manera te acerca al objetivo por el cual me contrataste?
  • ¿Qué valores te inspiran para llevar a cabo tu decisión?
  • ¿Qué dice de ti esta decisión que has tomado?
  • ¿Cuál será la primera acción que realizarás?
  • ¿Y a continuación?
  • ¿Cómo te sientes al conectar con esta visión?
  • ¿Qué compromiso estás adquiriendo contigo mismo?
  • ¿Y con el proceso?

 

Con estas preguntas invitamos a nuestro cliente a concretar su plan de acción, comprometerse con su proceso de cambio y responsabilizarse de sus resultados. A continuación le felicitamos y compartimos nuestra alegría por el resultado de la sesión.

Con estas preguntas podemos detectar si hay alguna duda, reticencia o inseguridad por parte de nuestro cliente. Si fuera el caso, deberíamos dar un feedback donde compartiéramos esta sensación u observación para revisar o replantear la decisión que ha tomado. Podría ser que en lugar de haber acompañado a nuestro cliente lo hubiéramos “empujado” o “llevado a nuestra casa”, que no hubiéramos sabido escuchar o detectar alguna emoción, que nos hubiésemos precipitado en alguna fase o que no hubiéramos ahondado lo suficiente en la definición del problema. En estos casos podemos devolver una observación del tipo: “Por tu manera de expresarte…, tu encogimiento de espaldas…, tu mirada…, tengo la sensación de que no lo tienes muy claro ¿crees que sería conveniente repasar algún tema que no ha quedado suficientemente analizado? Si la respuesta es afirmativa, regresaremos a este punto  en concreto hasta que podamos volver a llegar a la fase final o de cierre.

Cuando llegamos a esta etapa final, el cliente ya ha reflexionado sobre una situación concreta, ha podido identificar el problema, ha concretado el objetivo, sabe cual es el cambio que quiere provocar y ha ponderado las diferentes alternativas para tomar una decisión y pasar a la acción. En esta fase final el saber de un coach se manifiesta en primer lugar por su capacidad para poder vincular el cambio que va a realizar el cliente con el objetivo global del proceso y en segundo lugar por dar un feedback de reconocimiento y felicitación por el trabajo que ha realizado el coachee y por el compromiso que ha adquirido con su propio desarrollo personal y/o profesional. Este contexto que habremos generado será el “broche de oro” de una sesión plenamente satisfactoria.

 

Hermínia Gomà
31 marzo 2012
Barcelona

 

Comentarios del post

Gràcies Hermínia per l’article! Preguntes senzilles però amb molt de poder!!! Valoro molt positivament la part de la felicitació i de la seva importància! Quantes vegades fem coses, fem canvis…i ho compartim amb els altres però ens oblidem de autofelicitar-nos i tant important és compartir-ho com valorar-ho per a nosaltres mateixos!

#1 
Escrito por Ares en marzo 31st, 2012 @ 16:57

Cuáles son los requisitos para ingresar a estudios de postgrado en la Universidad?

Muchas gracias ….Saludos Lic. Ma del Carmen S.

#2 
Escrito por Maria del Carmen Salazar Cárdenas en abril 2nd, 2012 @ 4:50

Hola M del Carmen
Para realizar un master o posgrado universitario se han de haber realizado estudios universitarios de diplomatura o licenciatura
Cordialmente
Hermunia Gomà

#3 
Escrito por Hermínia Gomà en abril 2nd, 2012 @ 5:22

Muchas gracias, Herminia, por estos sabios consejos !

Terminar las sesiones con estas preguntas y con la apreciación y la felicitación por el progreso es ponerles el broche de oro y un estímulo para la «tensión creativa» que mueve al cliente hacia su objetivo.

Entiendo que en caso de detectar dudas, reticencias o inseguridad, estando ya al final de la sesión, la función del feedback es ponerlas sobre la mesa y permitir la reflexión y el análisis, que intuyo se concretará en la mayoría de los casos en la siguiente sesión.

Un abrazo,
Lluís Sanmiquel

#4 
Escrito por Lluís Sanmiquel en abril 2nd, 2012 @ 8:46

Estoy totalmente de acuerdo con el artículo en que la manera de cerrar la sesión repercute directamente en el éxito de la misma. A menudo, coaches con poca experiencia dedican menos tiempo del necesario a esta fase en su afán por conseguir un plan de acción «al precio que sea», consiguiendo el plan de acción pero no el compromiso real del cliente para llevarlo a cabo. En este sentido, considero realmente imprescindible, antes de dar por concluida la sesión, asegurarnos de que no haya quedado ningún tema por resolver que pudiera impedir a nuestro cliente pasar a la acción.
Un saludo
Alex Fiol

#5 
Escrito por Alex Fiol en abril 3rd, 2012 @ 14:13

Gracies Herminia si es muy importante el cierre y la celebración mútua del fin del proceso y como dice Ares de feliciatrnos y valorarnos.
un abrazo

#6 
Escrito por a en abril 3rd, 2012 @ 15:25

Moltes gràcies Herminia! Les preguntes em seran molt útils i inspiradores per formular més preguntes que ajudin als meus clients a consolidar el canvi i assolir el seu èxit. Penso que després de treballar amb els nostres clients amb compromís, dedicació i amor, compartint inclús alguns moments durs, celebrar el seu èxit és imprescindible i atorga alegria i optimisme per encarar les properes passes. M’encanta la idea de el «hacer con sentido», ser, sentir, pensar i fer amb sentit és el que dona un valor afagit al nostre dia a dia. Una abraçada.

#7 
Escrito por Diana Espinosa Prado en abril 11th, 2012 @ 22:48

Gracias por este articiulo del cierre de sesión, Herminia, me ha servido como un “resumen” a seguir al final de la sesión para tener la certeza de que el cliente ha tenido una toma de consciencia, de que esta comprometido con su plan de acción, de que no quedaste con dudas y incertidumbres, tener certeza si la sesión fue provechosa para el cliente, y también para que no se salga de la sesión con el sentimiento de que “algo ha quedado por la mitad”.
Me parece también que sirve como un feedback a nosotros “nuevos coaches” cuando empezamos a practicas, y podemos comprender mejor lo que el coachee se lleva de la sesión.

#8 
Escrito por Andrea Gomes en mayo 19th, 2016 @ 10:52

En mi opinión, considero que el cierre es una de las etapas más importantes y que, al igual que todas las anteriores, es necesario que esté bien realizada, sin prisas. Recoger todo lo que ha dicho el coachee, plantearle de que ha tomado consciencia y relacionar tal decisión con el objetivo general del proceso me parece vital para que el coachee se sienta comprendido y escuchado en todo momento. Asimismo, me parece muy interesante, Herminia, el detectar alguna duda o inseguridad a la hora de concretar el plan de acción por parte del coachee. Tenemos que estar atentos de esto pues de lo contrario, además de no llevar a cabo el plan de acción anteriormente planteado, el coachee podría llegar a tener la sensación de haber sido “forzado” a tomar ciertas decisiones.

#9 
Escrito por Raquel Gómez en junio 24th, 2016 @ 22:46

Así como nos preparamos para iniciar un proceso es importante hacer el cierre con la misma seriedad. No dejar cabos en el aire.
Como Coach debemos estar seguros que el cliente está listo para pasar a la acción y continuar por su cuenta; que, de acuerdo a su objetivo, la toma de conciencia y el cambio de paradigma que haya hecho hayan sido potenciadores para tomar la mejor decisión y comprometerse con ella por sí solo.
Está claro que, si necesita nuevamente nuestro apoyo, estaremos ahí. Pero es importante que el haya tenido la confianza de avanzar firmemente por sí mismo. Es ahí donde podemos decir que hemos tenido un proceso exitoso.

#10 
Escrito por Eliana Valencia en junio 25th, 2016 @ 17:41

En muchos ámbitos de nuestra vida aplicamos aquello de “es importante cómo empiezas, pero también como acabas”. En una sesión de coaching teleológico la fase de cierre es otra de las fases de la conversación que al igual que las otras es importante no saltársela. A veces la tentación puede ser alta si estamos centrados más en preocupaciones como “está siendo una sesión larga”, “hemos ido muy lentos”, “ya es la hora”… Y es importante no caer en el error de desprestigiar el potencial de esa fase. En el cierre es donde tomamos perspectiva de la sesión, donde podemos hacer un feedback evolutivo viendo los cambios de conciencia y de paradigma que ha habido, ver su corporalidad más relajada y fluida, ese brillo en los ojos de que ha aprendido algo nuevo, pasar a establecer el plan de acción y felicitarle por sus avances. También puede ocurrir que durante esta fase percibamos que al cliente le cueste adquirir compromiso o que su corporalidad no acompañe a sus palabras, dándonos cuenta de que debemos volver a una casilla anterior, dando un paso atrás pero para avanzar y acabar mejor. También le doy mucha importancia a la pregunta referente a de qué manera te acerca la decisión que has tomado al objetivo global de proceso, para volver al helicóptero y dar valor a vincular los avances a la evolución del proceso de coaching.

#11 
Escrito por Gala Guasch en junio 30th, 2016 @ 14:32

Me parece que la sesión de cierre de un proceso es de capital importancia para que los cambios de paradigma sean efectivos y los cambios que se derivan se asienten en la vida del coachee. Ayudar al cliente a tomar conciencia de todo ello y a elaborar (con nuestro feedback) a partir de ahí una narrativa coherente que resalte la transformación conseguida y le sirva como guía en el nuevo camino, es una competencia fundamental del coach, y al mismo tiempo una gran responsabilidad. Y tiene que ser también un momento muy bonito y emotivo en la relación coachee-coach. Gracias por las preguntas que propones Herminia, creo que son muy útiles.

#12 
Escrito por cristina espallargas en julio 7th, 2016 @ 16:44

Considero las sesiones de cierre como un «bajar a tierra», es decir, concretar, el cambio de creencias que se ha dado en sesión y el compromiso de elegir entre las distintas alternativas posibles.
Es un compromiso consigo y con el proceso. También un indicativo del éxito de la sesión. Un ítem con el que el coach puede evaluar su praxis profesional. No deberían haber «deberías», valga la redundancia, ni obstáculos. Cuando el cliente piensa distinto, hace y siente distinto.
Para mí es uno de los retos interesantes el ser consciente de en qué fase estoy en cada momento y respetar profundamente el ritmo del cliente. Hay procesos que no pueden pasar al hacer hasta unas cuantas sesiones, sobretodo en procesos de autoconocimiento y autoestima.
Por otro lado me planteo, en procesos desde el ser, ¿es necesario comprometerse a un plan de acción? Entiendo que la transformación interior se refleja en el exterior. Quizás es interesante observar en qué tipo de procesos e, importantísimo, para qué tipo de clientes es necesario comprometerse en una acción o no.
En el cierre de la sesión conectamos al cliente con el agradecimiento y la ganancia, uno de los hechos por los que considero tan relevante esta fase de la conversa.

#13 
Escrito por Paula Folch en julio 14th, 2016 @ 7:10

Al leer este artículo, me quedo con la idea de que la fase del cierre es la que contiene todo el trabajo del cliente concentrado, ya que es aquí donde se reafirman las decisiones que la sesión o el proceso le han llevado a tomar, es donde el cliente vuelve a cuestionar su decisión para ponerla en marcha, se encuentra con ella y valora si es eso lo que realmente quiere.

Como en todas las fases de las sesiones de coaching, el llevar al cliente al conectar con sus valores para que decida lo que decida siempre actúe en consecuencia a sí mismo, creo que es lo más bonito y lo que más valoro del coaching teleológico, ya que es de una riqueza profunda, el poder elevar al cliente más allá de su pensamiento, a su ser.

#14 
Escrito por Claudia Zapata Caicedo en julio 29th, 2016 @ 12:14

«La manera en que inicias las sesiones de coaching dice tanto de tu praxis, cómo la manera en que las finalizas»

El cineasta Jacob T. Swinney hizo en 2015 un vídeo donde mostraba de forma simultanea los primeros segundos de como empezaba una película y como finalizaba… el motivo era simplemente «provocar» sobre ¿qué puedes aprender o determinar viendo solo el principio y final de una película? ambos son momentos claves… tan importante es empezar como acabar y más aún, hacerlo bien.

https://vimeo.com/122378469

#15 
Escrito por FELIPE ATEHORTUA en agosto 2nd, 2016 @ 19:41

Uno de los momentos que me parecen clave de una sesión de coaching teleológico, tanto como coach o coachee, es el modo en que se realiza el cierre. Las reflexiones sobre las tomas de conciencia que han habido para realizar ese plan de acción que se iniciará desde el momento en que se salga de la sesión hasta la próxima. Es un momento en el que se asienta todo lo que se ha ido dando a lo largo de la sesión y el cliente conectando su parte emocional, con la más mental, lo lleva a un punto físico con el compromiso con su futura actuación.
Es a través de las preguntas que se presentan en el artículo que se establece un compromiso, que en coherencia con sus valores, lo que siente y piensa le llevarán a ese hacer con sentido para la persona, que lo conecta con su objetivo de proceso.
Los compromisos establecidos al final de la sesión son un punto de referencia a tener en cuenta para las futuras sesiones, en el sentido, de verificar si se han ido logrando las primeras metas y acciones a través de las tomas de conciencia. Ya que no solo se requiere la toma de conciencia para el cambio, sino el compromiso a generar nuevos hábitos, nuevas conductas, pequeños pasos que nos irán acercando cada vez más a lo que se quiere lograr y que estará en armonía con el modo de pensar y sentir sobre aquello que considera como su mejor versión.
De la lectura de hoy me llevo la palabra compromiso. Aquello que me prometo a mi misma, a raíz de las propias tomas de conciencia, nuevos pensamientos, aprendizajes, nuevo modo de sentir y ver, que me harán ir hacia donde quiero ir.

#16 
Escrito por ANNA GIRBAU MORENO en agosto 5th, 2016 @ 0:09

Leyendo el artículo he recordado mi rol de cachee y para mi el final de una sesión es muy importante, es ordenar todo lo que ha aflorado en la sesión, mentalmente me ayuda a visualizar el para qué, a crear un esquema y a clarificar cómo y por donde voy a comenzar. El feedback y la felicitación del coach me dan mucha seguridad, salgo de la sesión con los puntos ordenados y preparada para dar el primer paso de forma firme y segura. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices de que es el “broche de oro” e imprescindible par que la sesión sea plena.

Muchas gracias por compartir las preguntas y por la reflexión que despierta este artículo.

#17 
Escrito por Rosa Mari en agosto 6th, 2016 @ 6:31

Bajo mi punto de vista, empezar un proceso de coaching y centrarlo en el objetivo, real y concreto del cliente es complicado. Pero una vez llegado a eso, solo queda que el cliente reflexione y plantee su plan de acción acompañado por el coach y las habilidades de este. Pero es en la parte final del proceso en la que el cliente toma plenamente conciencia de todo el camino andado, de lo que ha sido capaz y de lo que ha conseguido él mismo. Las experiencias vividas son increíbles, en ese momento notas el poder, la libertad y las ganas de seguir el camino en esa misma línea. Como coachee puede llegar a ser la etapa más reveladora e importante y para el coach es una prueba de que profesionalmente ha conseguido que su cliente consiga su objetivo y se sienta reconfortado de nuevo con la vida. El Coach ha soplado las brasas correctamente diría yo y el coach ha resurgido como un ave fénix.

#18 
Escrito por Sara Berrocal Valenzuela en agosto 9th, 2016 @ 18:31

El cierre de sesión es una fase sumamente importante y el coach debe estar, si cabe, aún más atento y observador para sacar el máximo provecho a la sesión. Después de haber reflexionado sobre la situación, haber identificado el problema y haber establecido el objetivo, el coach y el coachee han seguido conversando hasta llegar al final al punto en que debe decidir cuál será el mejor plan de acción y comprometerse para cumplirlo.

El apunte sobre que si vemos que el coachee muestra inseguridad o reticencia al exponer el plan de acción, debemos devolverle un feedback con lo que observamos por si quisiera replantear la decisión que ha tomado, no hace más que corroborar lo que el método teleológico nos está demostrando desde que empezamos a estudiarlo, que se basa en un profundo respeto y confianza hacia el cliente, quien en todo momento es el que va marcando los pasos que hay que seguir hasta llegar a su objetivo.

¡Así da gusto hacer coaching! ¡Gracias Herminia!

#19 
Escrito por RAQUEL GARCÍA en agosto 16th, 2016 @ 21:34

Cada etapa del proceso de coaching tiene su importancia y no es menor la del cierre ya que en ella se comprueba que no quedan ideas abstractas y que hemos llegado a donde el cliente está dispuesto a continuar solo con tranquilidad, sabiendo que en cualquier momento tiene la puerta abierta.
Las preguntas me parecen muy acertadas y son una buena guía para las personas que se inicien en esta profesión.
Gracias por el artículo.

#20 
Escrito por Mònica Morales en agosto 18th, 2016 @ 8:23

La “conversa teleológica” ,como conversación transformadora que es, usa preguntas clave en la sesión de cierre para constatar las tomas de conciencia, los valores, las decisiones, el plan de acción, el compromiso con uno mismo y la visión del objetivo y el sentimiento que esta genera.
También dispone del feedback, en este caso sería interesante utilizar el feedback evolutivo, para darle al cliente una perspectiva de todo el proceso, comprometerlo con sus decisiones del presente y proyectarlo a la visión futura del logro de sus objetivos (su para qué).
De todas las preguntas claves planteadas en el artículo para el cierre del proceso, me quedo con la que hace referencia al sentido y dirección del plan de acción: La decisión que has tomado ¿de qué manera te acerca al objetivo por el cual me contrataste?.

#21 
Escrito por Pilar Peña en agosto 18th, 2016 @ 9:12

Hace unos meses asistí a un taller sobre presentaciones eficaces dónde indicaban que uno de los puntos clave de una presentación de impacto eran el inicio y el fin, y pensé que en las sesiones de coaching (eficaces) sucede algo similar.
En el inicio porque hemos de generar un ambiente con el cliente pueda sentirse cómodo y la sesión fluya, pero en el cierre también, ya que el cliente debe irse con buen sabor de boca, refiriéndome con esto a que no quede nada en el aire, con especial mención al tema emocional.
CONCRETAR, COMPROMETER(se) y RESPONSABILIZAR(se), me quedo con esos tres verbos como deberes a conseguir respecto a nuestro coachee.
También me parece muy importante el reconocimiento a nuestro cliente, al final uno de los objetivos intrínsecos del proceso es fortalecer la autoestima.
Y, siempre, como guinda al pastel vincular el cambio de esta sesión con el objetivo global del proceso.

#22 
Escrito por Aida en agosto 18th, 2016 @ 14:43

En toda buena historia, principio y final son siempre las partes más importantes. También las más difíciles de llevar a cabo. Lo mismo se aplica a un proceso.

Cuando se cierra una sesión, se llega a la culminación de todo lo trabajado en ella. El sello del paquete envuelto, listo para enviar. La guinda del pastel, listo para servir. Es el punto donde se abre el camino al siguiente paso, a poner en práctica lo aprendido.

Me llevo sobre todo la parte de felicitar a nuestro coachee. Puede que nosotros pongamos la metodología, pero es nuestro cliente quien se ha explorado profundamente a sí mismo, aceptando todo aquello que pudiera encontrar. Es una tarea nada fácil, y merece su reconocimiento.

Tomo nota de las preguntas. ¡Muchas gracias, Herminia!

#23 
Escrito por Diana Sánchez Casanova en agosto 29th, 2016 @ 17:12

Una de las afirmaciones que más me impactó a lo largo de este máster es que un coach es un estratega. Necesita tener en mente las fases del proceso de esta metodología y saber dónde está en cada momento. El cierre es un parte fundamental de casa sesión. El cliente necesita comprometerse consigo mismo para pasar a la acción: que hará diferente a partir de ahora? Cuando podrá ponerlo en práctica? Que valores le inspiran para llevar a cabo esa acción?
Importante para nosotros como coach detectar si hay reticencias al plan de acción del cliente, porque si las hay algo hemos hecho mal. No hemos escuchado como debíamos. Hemos hecho nuestra propia interpretación de lo que nos decía. Le hemos llevado a nuestra casa o le hemos empujado en lugar de acompañarlo.
A mi estas preguntas me dan cierta seguridad, si lo he hecho mal, todavía voy a tener una oportunidad para detectarlo y poder arreglarlo.
Os invito a ver este corto de Pixar de un aprendiz de extraterrestre, confieso que me he sentido identificada. Como aprendiz de coach cuento contigo Herminia para que nuestros primeros clientes salgan ilesos de nuestros primeros procesos, 😉
https://www.youtube.com/watch?v=zkYcK3z5Go4

#24 
Escrito por Ana Sánchez Castillo en agosto 31st, 2016 @ 17:21

La finalización de la sesión, es la fase de concreción de lo hablado hasta el momento, el coachee debe elaborar su plan de acción, las preguntas que nos ofrece Herminia son de gran ayuda para orientar, priorizar, y comprometer al coachee. Quiero resaltar de esta fase la importancia de detectar si el coachee ha sido ‘empujado’, si así fuera, su compromiso con el plan de acción será nulo, y por tanto deberemos identificar qué punto ha quedado sin suficiente análisis y volver sobre él. Finalmente, quisiera comentar el cierre de la sesión como elemento motivante del coachee, es el último plato de una buena comida en un restaurante, si nos gusta y nos vamos con buen sabor de boca, nos quedará grabado en nuestra mente como una experiencia positiva y querremos repetir.
Las preguntas ‘cap a la caixa d’eines’!. Gracias Herminia por el artículo.

#25 
Escrito por Joan Ferran en agosto 31st, 2016 @ 18:23

El fin es el principio del inicio, siento que en el cierre comienza a gestarse algo nuevo, por cada cierre de sesión un paso más hacia el objetivo del proceso. El valor del cierre radica en la toma de conciencia de toda la sesión en una conclusión: un compromiso. Una nueva visión de acciones que permitirá al coachee acceder a un inicio certero en el camino del cambio que desea en su vida. Recojo como fundamental el hecho de revisar a través de las preguntas si hemos llegado certeramente hasta el lugar desde donde nuestro cliente puede avanzar y echar marcha atrás en caso de descubrir duda en el coachee. No hay atajos en el camino de las reflexiones y la prisa es una mala amiga en la sesión. Así mismo guardo la importancia de vincular el cambio que va a realizar el cliente con el objetivo global del proceso y el hecho de dar un feedback de reconocimiento por el trabajo realizado y el compromiso adquirido.

#26 
Escrito por María Boggiero en septiembre 10th, 2016 @ 22:21

Els aprenentatges que hem fet durant el primer curs de màster i el complement que suposen aquests articles, ens han donat força eines per exercir una bona praxis professional. Tenim les eines, tot i que això no implica, saber-les usar. El que ens cal, ara… és posar-les en pràctica.
De l’article destaco dues paraules que em semblen rellevants: concreció i compromís. Ens trobem a la fase final de la conversa teleològica, en el punt estret de l’embut i tracta que el client concreti el pla d’acció en funció del que ha reflexionat i pres consciència durant la sessió i que prengui un compromís amb sí mateix i amb el procés. És responsabilitat del Coach lligar els avenços realitzats en aquesta sessió concreta amb l’objectiu del procés ja que no hem d’oblidar que el client acudeix al Coach amb una demanda que es concreta a les primeres sessions.
Les preguntes són molt pertinents, parlen d’aspectes rellevants: la presa de consciència, la presa de decisions, els valors, les primeres accions (recordem que el Coaching és acció) i les emocions.
Després d’una sessió amb reflexions i preses de consciència i compromisos tan profunds, és recomanable i imprescindible felicitar el client i compartir l’alegria que sentim. L’article ens recorda que l’inici i el final de la sessió són força importants… Siguem conscients d’això.

He llegit una frase que em recorda un comentari que va fer l’Hermínia en algun seminari: “No apagueu la gravadora fins acomiadar el client a la porta” perquè “Lo esencial surge con frecuencia al final de las conversaciones. Las grandes verdades se dicen en los vestíbulos.” Emil Cioran.

Donem importància a totes les fases de la conversa, respectem el ritme del client i felicitem-lo pels passos realitzats.

#27 
Escrito por Júlia Coll Pons en septiembre 22nd, 2016 @ 19:56

Retomo el comentario de Aida donde hace mención de que es tan importante un inicio como un fin en una presentación para considerarla “eficaz”. Para una sesión de Coaching es también crucial que el inicio y el fin sean de alto impacto, para que el cliente se vaya con una idea clara, teniendo en cuenta o remarcando de qué ha servido la sesión, qué se lleva, de qué ha tomado consciencia o cuál será el siguiente paso que realizará. Todo esto será de extrema utilidad para que el cliente pueda tomar consciencia de los micropasos o microobjetivos para conseguir el OBJETIVO máximo de su proceso.
Cada sesión es importante y pienso que las 10 preguntas que Herminia facilita en este artículo serán de ayuda como consulta en procesos que tengamos con clientes para poder usarlas y poder marcar definir bien los pasos que siguen después de la sesión (plan de acción) y reforzar el compromiso con y para el cliente.
¡Gracias!

#28 
Escrito por Sergi Montells en septiembre 25th, 2016 @ 21:18

“No hay una segunda oportunidad para una buena primera impresión “es una expresión archiconocida y popular.

Sabemos poner atención en los detalles y el protocolo del principio de la sesión porque yo diría que en esos momentos somos muy conscientes de nuestro rol de Coach. A medida que avanza la sesión coge más el tono personal del coach-coahee por el clima creado entre ambos y el cierre será sin duda de gran peso para que el cliente sienta que ha valido la pena y se lleva material de utilidad. «El gusto que queda en el paladar tras una cucharada de sopa hará repetir con gusto la siguiente cucharada o no». Y ha de ser un acto desde la voluntad propia. Cómo dice Hermina, se trata de enseñar a pescar y no darle el pescado.
Por una parte está el contenido y por otro la forma.
Respecto al contenido:
Estas 10 preguntas recogen una síntesis valiosa y completa para cerrar el círculo de la sesión y conectarla con el macroobjetivo.
1) PRESENTE- qué ha cambiado?
2) FUTURO INMEDIATO- pequeñas acciones
3) FUTURO A LARGO PLAZO- más acciones, visión
4) QUIEN SOY AHORA- conectado con los valores
5) CÓMO ME AYUDA SENTIRME ASÍ A COMPROMETERME CON EL OBJETIVO- compromiso desde el ser
Respecto a la forma:
Hablamos a menudo de que la actitud de estar presente tiene que ser transversal durante toda la sesión. En este momento de cierre yo creo que todavía más si cabe porque marca ese tono personal y sincero de igual a igual y agradecimiento mutuo con mirada a los ojos.

¿Cómo os habéis sentido cuando alguien en un comercio os da las gracias y mira a la caja registradora mientras introduce el dinero? O al contrario, cuando os mira directamente a los ojos, da las gracias y a posteriori se ocupa del ingreso.

Gracias por el set de preguntas Herminia, como dice Joan, a la cajita de herramientas!

#29 
Escrito por Irene Palacios en septiembre 26th, 2016 @ 16:35

Completamente de acuerdo con lo que comentas Herminia, en referencia al darle el mismo valor e importancia al inicio del proceso de coaching como al final.
El final a mi entender, ha de contemplar un cierre de un micro ciclo que se corresponde a la sesión, donde hemos abordado diferentes y diversos aspectos con nuestros clientes, también de aspecto emocional, y estos especialmente requieren de un proceso de cierre correcto para que el cliente no se vaya a casa con una sensación interna inacabada, molesta o dolorosa.
Las preguntas que nos muestras, van ayudar enormemente a cerrar el proceso, pues dan la posibilidad al cliente que no únicamente concrete un plan de acción aportándole la garantía de que su proceso será efectivo y afectivamente progresivo, pero también, para que pueda reflexionar de que ha tomado consciencia en la sesión y que compromiso está adquiriendo consigo mism@ también. ¿Gracias Herminia!

#30 
Escrito por Juan Carlos en agosto 25th, 2017 @ 18:22

El proceso final de una sesión de coaching o “cierre” es muy importante para que el cliente marche de la sesión con optimismo y motivación para llevar a cabo el plan de acción que ha acordado con el coach. Las preguntas poderosas servirán para que el cliente conecte con su plan de acción y en cómo va a afectar el objetivo global del proceso y las felicitaciones por el progreso conseguido, para motivarle y empoderarle en su ejecución.

#31 
Escrito por Luis en septiembre 13th, 2017 @ 11:58

Hay que tener en cuenta la relevancia que tiene la parte de cierre del proceso, es el concretar en un plan de acción todo lo que se ha tomado conciencia durante la sesión. El cierre nos lleva a la determinación de la sesión, el ver donde aplicaremos todo lo aprendido, que quede plasmado de una manera concreta. La integración de toda la sesión.
Destacar lo que indica el artículo de como el coach ha de saber vincular lo que se va trabajando en cada sesión con el objetivo general del proceso para que el cliente vaya tomando conciencia de su evolución y que todo el trabajo que está haciendo le ayudará a llegar donde quiere estar.
La importancia del cierre da valor a cada fase del proceso y a que estas fases tienen que seguir un orden para que el cliente sienta la evolución desde donde parte y donde llega tanto a nivel de sesión como de proceso. Es necesaria la estructura para ver el proceso de cambio.

#32 
Escrito por Rocío Vallejo en octubre 3rd, 2017 @ 18:51

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog