Gratitud y Agradecimiento

Post escrito por Hermínia Gomà en enero 20, 2013
Categorías del post: General

 

 

Gratitud y agradecimiento

La gratitud no sólo es la más grande de las virtudes,
sino que engendra todas las demás.
Cicerón

Disciplinas científicas como la psicología positiva (Martin Seligman y Mihaly Csikszentmihalyi) o la psicología humanista (Abraham Maslow o Carl Rogers) analizan, potencian y desarrollan aquellos aspectos más positivos del ser humano. La felicidad, el bienestar, la creatividad, la inteligencia emocional, la sabiduría, la resiliencia, el buen humor, la serenidad, etc… son conceptos y realidades que les incumben. De todas ellas, hoy me gustaría reflexionar con todos vosotros sobre una en particular: el valor de la GRATITUD por su gran poder transformador que se manifiesta a través del AGRADECIMIENTO.

¿Te has cuestionado alguna vez el poder regenerador de la gratitud?
¿Cómo manifiestas gratitud?
¿Qué sientes al conectar con la gratitud?
Hoy, ¿Cuántas veces has expresado agradecimiento?
¿En qué situaciones podrías mostrarte agradecido/a?
¿Qué ocasiones has dejado pasar por indolencia, timidez o “ya se lo diré”, “ya lo sabe”…?

La gratitud es una cualidad humana vinculada a la madurez y a la salud psicológica de las personas. La gratitud es un valor fundamental indispensable en nuestra vida afectiva e incluso es un valor que nos trasciende y nos conecta con nuestra espiritualidad.

Actualmente se está educando poco en el agradecimiento. Agradecer es dar las gracias para siempre. Pero no todos podemos entender el agradecimiento de la misma manera, en todas las circunstancias. El agradecimiento es el reconocimiento del valor de lo que alguien ha hecho por el mundo, por seres que amamos o por nosotros mismos. Puede despertar la necesidad de dar las gracias desde la más pura alegría del momento o también puede generarnos un sentimiento de deuda que se mantenga a lo largo de toda nuestra vida.

Hay personas que no tienen ningún problema en ser agradecidas, en cambio se incomodan cuando reciben el reconocimiento o la gratitud de los demás. Por modestia, pudor, humildad o porque no creen en su propio valor y no saben como integrar el agradecimiento de los demás hacia ellas. Tú, ¿cómo vives el agradecimiento de otras personas hacia ti? ¿Lo minimizas, lo rechazas, te avergüenza, lo relativizas, lo necesitas, lo agradeces? ¿Piensas que lo que hacen los demás tiene mucho más valor que lo que haces tú?

Cuando reconocemos un favor que nos han hecho y damos las gracias establecemos un vínculo, un lazo que se mantendrá hasta que podamos corresponder o incluso, habiendo correspondido, conservar el sentimiento para siempre. Este reconocimiento implica adquirir un compromiso, establecer un vínculo profundo.

 Vivimos en una sociedad en la que hay el convencimiento, la creencia, de que “somos sujetos de derecho” y por tanto, nos lo merecemos y tenemos derecho a todo, tanto en lo personal como en lo profesional, lo que implica que no tenemos nada que agradecer. Es como si todo lo que los demás hacen por nosotros fuera su obligación, lo damos por supuesto y por tanto no hay nada que agradecer, ni a nadie a quien agradecer. Somos indiferentes al esfuerzo, a los detalles o la generosidad de los demás. Nos es muy cómodo pensar, “yo no se lo pedí”, “si lo dieron o lo hicieron es porque quisieron”. “No hace falta agradecer nada, a mi, tampoco me lo agradecen”.

Vivimos en una sociedad en la que creemos que el dinero es muestra de reconocimiento, como “hemos pagado” ya no hace falta expresar gratitud. Nos decimos a nosotros mismos: “con lo que le he pagado ya no estoy en deuda”, “por eso cobra, es su trabajo”. Esto es muy frecuente en los entornos laborales, donde se supone que el agradecimiento se expresa a través de una nómina o de un cheque a final de mes. Cómo decía Stephen Covey en su libro los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, trata a las personas de tu organización como voluntarios y voluntarias, porque su voluntad, su creatividad, su motivación, su dedicación, su fidelidad y lealtad te la dan voluntariamente y no se pueden recompensar con dinero.

Imaginemos por un momento que en lugar de dar por sentado que nos lo deben, que lo pagamos, que nos lo merecemos, pensáramos en todo aquello a lo que el otro ha renunciado, en todo aquello que el otro ha entregado para que nosotros, ahora, podamos disfrutar, aprovechar, utilizar, aprender o crecer. ¿Somos concientes de toda la gratitud que no somos capaces de expresar o reconocer? Para un momento y reflexiona. Haz una lista de todo lo que das por supuesto que ha de estar ahí, para ti. Medita y date cuenta de quien hay detrás. Agradece todo lo que los demás, perfectos desconocidos, hacen para que tu vida sea más fácil, agradable, tranquila, sencilla…

Necesitamos despertar y conectar con el agradecimiento. Hace falta educar en el agradecimiento. La gratitud nos permite establecer vínculos sanos y poderosos entre todos nosotros. Podemos diagnosticar la salud o enfermedad psicológica y emocional de una persona, de una pareja, de una familia, de una empresa o de una sociedad por el caudal de reconocimiento y gratitud que circula por sus venas.

¿Qué sientes cuando aprovechas el trabajo de otros? ¿Qué piensas? ¿Qué haces?

La felicidad pasa por el agradecimiento. La gratitud es lo opuesto al resentimiento.

Agradecer de verdad las cosas, además de ser un acto de justicia o precisamente por eso, aumenta la paz interior, nos aporta dicha y serenidad. Agradecer es recordar.

“Nadie da gracias al cauce seco del río por su pasado”
R. Tagore

No todos los agradecimientos tienen el mismo valor, ni colman de la misma manera a quien los da o a quien los recibe. Hay agradecimientos que surgen de la costumbre y otros que nacen del alma. Unos que son automáticos y otros que son genuinos. Algunos surgen del amor y otros de la alegría. Una mirada, una palabra, un gesto, un detalle pueden ser muestras de nuestro agradecimiento. ¿Qué pasaría si conectaras con el agradecimiento, con aquella parte de ti capaz de reconocer el valor que otros aportan a tu vida?

Una de las experiencias más balsámicas que he experimentado en mi vida, la viví hace muchos años, y su aroma todavía perdura en mi interior. Escribí una carta de agradecimiento a mi madre y fui muy afortunada de podérsela entregar en mano y compartir este momento con ella. Desde pequeña he mantenido una relación de confianza con mi madre, pero en un periodo difícil de mi vida me distancié de ella y sufrí profundamente este alejamiento que yo misma mantuve hasta que pude reconciliarme, no con ella, sino conmigo misma. También pude reconocer y aceptar la tristeza que este vacío nos produjo a las dos. La reconciliación conmigo misma se produjo cuando fui capaz de conectar con el perdón y el agradecimiento. Y lo que el cuerpo y el alma me pedían era que escribiera una carta a mi madre, una carta llena de agredecimiento. Recuerdo que era un domingo a media mañana cuando me acerqué a su casa y sentadas una al lado de la otra le entregué la carta y le pedí que la leyera ella, no me atrevía a leerla yo por miedo a desbordarme. Nos abrazamos e instantáneamente construimos un puente que se fortalece día a día desde entonces. Un puente de confianza, serenidad y reconocimiento mutuo.

Escribir una carta de agradecimiento es tan reparador para la persona que la escribe como para la persona que la recibe. Te invito a vivir la experiencia reparadora de escribir una carta de agradecimiento a aquellas personas que te han ayudado a ser quien eres.

En demasiadas ocasiones, cuando somos plenamente conscientes de nuestros sentimientos de gratitud, quizás llegamos tarde, y esa persona ya no está con nosotros. Aun así, a pesar de que no pueda llegarle a la persona, darnos el permiso y la oportunidad para escribirla es tremendamente sanador y provoca beneficios muy positivos. La gratitud serena el proceso de duelo.

Todos y todas hemos tenido personas que han marcado nuestra vida y que nos han ayudado a ser las personas que somos ahora. Unas porque fueron ejemplos inspiradores y nos permitieron conectar con mejor de nosotras mismas y otras porque fueron nuestros maestros de vida y nos permitieron reconocer nuestras debilidades.

¿Quién fue la persona que creyó en ti y te animó?
¿Quién te mostró el camino para lograr tus sueños?

Ahora, quizás es el momento de redactar esa carta de agradecimiento que hace tiempo quieres escribir. Tómate el tiempo que necesites para identificar a las personas que han marcado tu vida de manera positiva y gracias a las cuales eres quien eres: pareja, padres, hijos, hermanos, familiares, profesores, amigos, exparejas, compañeros de trabajo, jefes, conocidos, vecinos… Eres una persona afortunada por tener a alguien que hizo algo por ti. Como canta Joan Manuel Serrat en su célebre canción Bienaventurados: “Bienaventurados los que contrajeron deudas porque alguna vez alguien hizo algo por ellos”.

Hay también un agradecimiento con el que conectamos cuando tomamos consciencia de lo afortunados que somos por estar vivos, por todos los privilegios y oportunidades que tenemos, por el bienestar y felicidad de las que podemos gozar. Damos por sentado que saldrá agua transparente y potable cada vez que abramos el grifo. Es un buen ejercicio recapacitar y valorar todos aquellos privilegios que poseemos y a los que estamos acostumbrados. Apreciar y agradecer es una elección. ¿Dónde focalizas tu atención, en lo que eres, haces y tienes o en quién no eres o has perdido? Somos responsables de nuestra elección. Podemos sentir gratitud si así lo elegimos. Los obstáculos las contrariedades y frustraciones que la vida nos depara nos ofrecen la oportunidad de recordar y apreciar todas aquellas ventajas y privilegios a los que estamos acostumbrados.

Quizás es el amor, la oportunidad de amar y ser amados el mayor de nuestros privilegios. ¿Acostumbras a dar las gracias por el amor que recibes? ¿Por poder amar a alguien?

Hay un ejercicio que realizo desde hace muchos años y que también me gusta compartir con otras personas, ya sean clientes, pacientes o alumnos. Una práctica sencilla y poderosa que está al alcance de todos nosotros. Cada mañana, escribo en mi libreta de bitácora, 3 agradecimientos del día: a personas cercanas, a personas que no conozco que hacen mi vida más fácil, a lo que me rodea, al día que hace, a los errores que ayer cometí, a la persona que señaló mi equivocación, a mis colaboradores, a mis alumnos, a mis pacientes o clientes, por lo que me aportan, por lo que me hacen sentir o simplemente por ser y estar ahí. Hay días que son tantas las cosas por agradecer… soy tremendamente afortunada.

Para terminar, sólo me resta agradeceros, a todos vosotros, estimados lectores y lectoras de esta blog, vuestro tiempo y vuestros comentarios. Gracias por contribuir a difundir felicidad y bienestar a vuestro alrededor y repartir generosamente vuestra gratitud estéis dónde estéis.

Hermínia Gomà
20 Enero 2013
Barcelona

Comentarios del post

GRACIAS HERMÍNIA!!! por hacernos pensar, reflexionar… considero es un tema “urgente” en estos tiempos.

Mi madre dejó una carta dentro de mi maleta de regreso a Barcelona. Cuando la leí sentí lo más hermoso que me había pasado en mis vacaciones (y me gustaría compartirlo en este sitio), decía: “gracias por ser mi hija”. No me lo había dicho nunca, tampoco pensé jamás que fuera necesario, pero en ese instante me llené de amor!

Un besito para ti y saludos a todos y todas,

#1 
Escrito por Evelyn Pauli en enero 20th, 2013 @ 22:53

Gratitud y agradecimiento es lo que siento por aquellos que nos acompañan sin más, simplemente estando. Es casi la expresión de lo inefable, de aquella poesía que no sabemos explicar pero que nos marca para siempre.
Esto lo descubrí en una estancia en India. La gente mostraba agrecimiento simplemente por el regalo de un gesto o una sonrisa.
Y sí, me siento en deuda, con aquellos que me han acompañado y me acompañan en el trance de despedir a alguien a quien he amado, que es mi hermano Ivan y a quien he perdido.La gratitud y el agradecimiento no tienen que ver con lo material, sino con el enrequecimiento que nos proporcionan aquellos que están presentes, que te acompañan porque eligen estar. Ellos te hacen crecer y tener otra visión de lo que somos: seres amantes y que necesitan ser amados, tanto en lo bueno como en la adversidad.
El agradecimiento y la gratitud nacen del amor.
Agradezco a mi hermano la oportunidad que me ha brindado al compartir una vida y, te agradezco Hermínia, así como a todos mis compañeros y todos aquellos que han estado, de una forma u otra, al lado de mi família, en estos momentos tan duros, la presencia, el estar ahí. No me preocupa si es o no una deuda, porque en este duelo de nada sirve lo material.

De nuevo, gracias por estar,darnos la oportunidad de aprender, ayudarnos a crecer, conocernos y avanzar.

#2 
Escrito por Eva García en enero 21st, 2013 @ 0:03

Querida Herminia,
Tal como dices en el articulo “la gratitud es una cualidad humana vinculada a la madurez y a la salud psicológica de uno”, cuando pienso en ello descubro que hasta hace no mucho, cuando me paraba a reflexionar sobre mis manos, los pensamientos que me pasaban por la cabeza eran diversos, algunos positivos y constructivos pero otros muchos eran negativos y destructivos, haciendome preguntas como ¿porqué a mí? ¿como puede ser? y otras varias preguntas muy destructivas… en el proceso de mi madurez, en el cual tú y mis compañeros del Master juegáis un papel muy importante, a través del apredizaje y el autoconocimiento me habéis ayudado a descubrir la razón de mi ser, es decir mi misión en este mundo!!! ese auto-descubrimiento me ha ayudado a comprender que mis manos y su forma tan especial es un regalo, un regalo no cualquiera sino un regalo que me hace conectar y recordar en cada momento del día ¿qué hago aquí en este mundo? y cuál es mi misión?!! Es por eso que me siento y me considero un afortunado y por eso doy las gracias cada mañana al levantarme !!!
MUCAS GRACIAS POR AYUDARME A CRECER COMO PERSONA !!!

#3 
Escrito por Avi en enero 21st, 2013 @ 8:58

Gracias por ser y compartir. Un gran abrazo lleno de gratitud.

#4 
Escrito por Syra en enero 21st, 2013 @ 9:59

Cuando alguien nos habla desde el corazón, y nos ofrece lo mejor, sentimos gratitud. Esto es lo que siento ahora, Hermínia, rememorando mis referentes y maestros de vida, con los que compartes un lugar.

Sentimos gratitud hacia quienes nos ayudan a aprender y también hacia quienes, con su amor y compasión, aligeran el sufrimiento inducido por el miedo, la culpa, la vergüenza o la pérdida.

Hoy me quedo, en particular, con tu referencia al agradecimiento con el que conectamos cuando tomamos consciencia de lo afortunados que somos por estar vivos. El agradecimiento nos ayuda a encontrar el sentido de la vida. Me quedo con la fuerza terapéutica de conectar con la gratitud cuando ayudamos a personas que han perdido la esperanza.

Recordando a Violeta Parra: Gracias a la vida.
Lluís Sanmiquel

#5 
Escrito por Lluís Sanmiquel en enero 21st, 2013 @ 11:03

Gracias Herminia, por hacerme sentir tan afortunada, ya que es lo que tu artículo ha conseguido despertar en mi.
Un abrazo

#6 
Escrito por Laura Ponce en enero 21st, 2013 @ 11:30

Sabio y profundo reza el refrán castellano: “De bien nacido, es ser agradecido”. Y así es como el Agradecimiento nace del Amor y se convierte en Valor. Me reconozco como una persona agradecida, de sentimiento, de pensamiento y de hábito. Y ese Valor es lo que me hace reflexionar cuando en las otras personas, en cuya jerarquía de Valores no aparece el Agradecimiento como prinicipio prioritario, hecho en falta. ¿Necesito agradecimiento?, ¿no me lo quieren dar o es que no me lo merezco?, si actúo con plena libertad de elección ¿alguien tiene que agradecerme algo?, ¿no debería surgir el agradecimiento cuando se hace un esfuerzo o un favor a otra persona?, ¿cómo soy capaz de agradecer una ofensa, un maltrato, un sucedo traumático, triste o desagradable?. Agradecer lo “positivo” es sumamente fácil, pero ¿y agradecer lo “negativo”? Entiendo que tiene que ver con el Optimismo y la Actitud Positiva cuya materalización se describe en otro sabio refrán “No hay mal que por bien no venga” (¡siempre lo tengo poresente!). Por ello, tengo respuestas a casi todas esas preguntas y cuantas más me hago al respecto y más puedo responder, más convencido estoy de que el Agradecimiento sincero es un regalo que nos hacemos, que nos hacen y que hacemos a los demás, desde el Amor y desde la Humildad que nos llevan a la Generosidad. También creo que es una herramienta poderosa para alimentar la sana Auto-estima propia y la de los demás, imprescindible -también- en el arte del Liderazgo de Personas.
Gracias Herminia y compañer@s que habéis dejado generosamente vuestros comentarios en este blog.

#7 
Escrito por josep gendra en enero 21st, 2013 @ 12:36

A mi me resulta muy positivo que los demás se sientan agradecidos por mis acciones, me hace sentir útil e importante para ellos, querida. Mi ayuda es por amor, y entiendo su gratitud como amor también. Sea demandado o no por ti mismo, cualquier acto de amor hacia ti, con un favor u otra cosa, es maravilloso poder sentir gratitud o manifestarla. Es un gesto que te llena de mil sentimientos positivos muy enriquecedores para tu persona.
Cuando das gratitud a alguien, y o te dan, siempre es un acto de acercamiento a esa persona, demuestras o te demuestran lo que valen o vales para ellos.
Pararse a pensar en todo por lo que tienes que dar gracias, es una gran herramienta para enfrentarte a situaciones complicadas en la vida.
Gracias Herminia!

#8 
Escrito por Laura Bravo en enero 21st, 2013 @ 12:57

Gràcies, de tot cor, per oferir-nos i mostrar-nos tot el teu coneixement i creixement. És un gran tresor!

#9 
Escrito por ROSER CIVIT en enero 21st, 2013 @ 14:56

Herminia:
Te envío mi primer acto de gratitud del día; muchas gracias por tu bello y poderoso mensaje.,…ser agradecido me ha funcionado varias veces, y tu blog me has hecho recordarlo para ponerlo en práctica más frecuentemente con todos y todo lo que me rodea, y sobretodo conmigo mismo.
Es increible como algo tan sencillo, como agradecer de corazón pueda ser tan poderoso para conectar con los demás, y para eliminar algo tan nocivo que es el resentimiento, que lamentablemente está muy presente en las relaciones humanas, y que al contrario del agradecimiento aleja.

De nuevo, muchas gracias y sigue así.
Christian

#10 
Escrito por christian en enero 21st, 2013 @ 16:26

Gracias, de verdad esta lectura fue muy inspiradora. No era nuevo escuchar que el agradecimiento es parte del camino a la paz. Pero fue muy justo y sanador.
Un beso desde Peru.

#11 
Escrito por blanca en enero 21st, 2013 @ 19:27

Herminia…. Primero un reconocimiento a tu sensibilidad para encontrar el tema y tu forma de escribirlo……Gracias…..! Aun me queda mucho por aprender !

#12 
Escrito por Jorge Roa Guerra en enero 21st, 2013 @ 21:40

GRACIAS, HERMÍNIA.
Primero, por hacerme sentir que no “estamos solos”.

El tema de la gratitud parece estar relegado exclusivamente a círculos espirituales y/o positivistas, y cuando uno lo practica DE VERDAD y lo transmite, se siente como el psicólogo “raro” o “freaky”. Es reconfortante ver que una profesional como tú está en la misma línea, y así algo tan vital como la gratitud ingresa de pleno derecho en el ámbito de la psicología y coach serios.

Y en segundo lugar, siguiendo con el ejemplo, te digo, de corazón:
GRACIAS por lo bien que has tratado y considerado a mi mujer y socia, Esperanza
GRACIAS por haberme acogido a mí de la misma manera
GRACIAS por seguir teniéndonos en buena consideración y estima
GRACIAS por todo lo bueno que haces por ti y por los demás.
De todo corazón,
Juan Carlos

#13 
Escrito por Juan Carlos Albaladejo en enero 22nd, 2013 @ 10:22

En muchas ocasiones he dejado pasar la ocasión de mostrar mi gratitud, por diferentes razones. Pero, el tiempo y las experiencias me han enseñado a que es tan natural, intrínseco y además bueno para mí como ser humano que ahora intento no dejar pasar la ocasión. Obviamente sin entrar en lo cansino.
Y es verdad que estamos en una sociedad de derechos pero se nos olvida tanto nuestros deberes como personas que van más allá de trabajos para la sociedad sino que conlleva también un saber estar una actitud de correspondencia que conlleva ser agradecido. Cuando he pasado o paso malos momentos, eso que daba por seguro y lo he perdido o lo puedo perder es cuando siento o mejor dicho integro la emoción de la gratitud de lo que he tenido y tengo. A veces pasar por una pérdida, sea de trabajo, de dinero, de posesiones o de personas ayuda enormemente a valorar lo que tenemos y así disfrutarlo en toda su globalidad.
Casi diría que cuanto mas sentimos que somos afortunados y sentimos agradecimiento, lo positivo de nuestro entorno se vuelve más intenso y se multiplica.

Es cierto, que cuando medidos en euros los esfuerzos se queda en algo pobre e incompleto, pues falta la otra parte de la fluidez e intercambio entre personas falta nuestra parte human nuestra energía o llamémoslo como sea. Mientras solo se trabaje en plano material dejando a la persona aun lado, ninguna parcela de nuestra vida será completa. Y si nos ponemos críticos entenderemos porque hoy en día o al menos hasta ahora que vivíamos en un sueño de híper materialismo el hastío era pan de cada día.

En cuanto a la carta de agradecimiento es una idea que agradezco leer pues intentare poner en práctica con aquellas personas a las que estoy muy agradecida y no acostumbro a demostrárselo del todo.
Y gracias por el artículo pues ha sido muy interesante compartirlo.

#14 
Escrito por Ana Isabel Núñez Crespo en enero 23rd, 2013 @ 0:15

Muchas gracias por escribir estos artículos, inspirados y útiles, que hablan tanto de ti como de nosotros. Cuando veo tus mensajes, siempre me hace ilusión. Alguien como tú, que comparte su conocimiento sin reservas, se merece el mayor de los reconocimientos y mi gratitud incondicional. Intento seguir tu ejemplo.

#15 
Escrito por Roser Lladó en enero 24th, 2013 @ 5:52

Muchas gracias Herminia!!! Excelente artículo! Me ha resonado por todos lados. Hace unas semanas conocí a una persona que da mucho las gracias y yo aunque me considero agradecida no suelo darlas tanto, quizá como bien dices porque “me creo ciudadana con derecho”?! Entonces me preguntaba si para esta persona era una cuestión educacional, cultural… o simplemente un automatismo. Ahora gracias a tu artículo retomo el tema planteándome si dar las gracias es un síntoma de salud y madurez psicológica y emocional. Voy a practicar el agradecimiento, pues es totalmente cierto que tengo tantas cosas que agradecer, tantas personas a las que dar las gracias!!!
Respecto a tu sugerencia de escribir una carta de agradecimiento quiero apoyarla firmemente, ya que el día de mi cumpleaños, que es un día el que suelo recibir regalos, decidí dar yo un regalo de amor y escribí una carta a mis padres dándoles las gracias por su amor, su apoyo, sus enseñanzas, sus valores, su tiempo y dedicación, su entrega… por todo lo que hemos compartido y lo que nos queda por compartir. La verdad que al entregarles la carta y escucharla de su voz para mi fue el mejor regalo de cumpleaños. Fue regenerador. Fue como revivir el amor que nos une, nuestras esencias reconectaron y sentí tanta dicha y plenitud. Fue mágico!!
Un fuerte abrazo y de nuevo MUCHAS MUCHAS GRACIAS!!!!

#16 
Escrito por Diana Espinosa en enero 25th, 2013 @ 12:42

Hola Hermina, gracias por el artículo. Recuerdo la primera novela picarésca que leí en el “cole” : EL LAZARILLO DE TORMES. Ahora con la corrupción General, y la particular de nuestro país, se hace muy apropiado este balsámico artículo. El capitalismo, el individualismo, el consumismo, la propiedad privada, el egoísmo, el heddonismo, en definitiva, TRIUNFAR a toda costa, nos han convertido en seres poco agradecidos.
En los últimos meses,he percibido en mi ser,este “Barato” concepto, pero con una proyección “riquísima”.
En el ámbito laboral, AGRADEZCO, la posibilidad de intercambiar turnos de trabajo para poder asistir, a mis horarios de Practicum, post-Grado, enfermedad en la familia, etc. Aunque, la crisis, la Reforma laboral ha perjudicado la relación entre Dirección y Empleados, yo en el fondo sigo AGRADECIDO por todo lo que he conseguido gracias a Ellos (una vivienda, recursos, formación, salud mental).
Respecto a la familia, amigos y conocidos, le persona con liderazgo personal, reconocen los excesos y los defectos de sus semejantes. AGRADECEN las diversas situaciones para en unas ocasiones aprender y beneficiarse y en otras, ofrecer y AGRADECER. Siempre desde la tolerancia y la asertividad.
Una mención muy especial al Institut Gomà, por ACOJERNOS a los estudiantes de Practicum. Herminia nos ha abierto las puertas de su CASA para que podamos aprender de una forma desinteresada y libre, lo cual es poco frecuente en nuestra sociedad actual. Por mi parte, intento Agradecer-Recompensar y al mismo tiempo aprender, asistiendo de una forma voluntaria a seminarios-cursos y actividades. También proyectando en mis semejantes y conocidos necesitados de la oferta del Institut.
Gracias, merci

Atentamente
Xavier Aparicio
El Eterno Aprendiz

#17 
Escrito por Aparicio Felipe Fº Xavier en enero 26th, 2013 @ 9:58

HERMINIA: GRACIAS POR TU ENSEÑANZA, EN NUESTRA SOCIEDAD ACTUAL ES IMPERATIVO QUE RECORDEMOS LO VALIOSO DE SER AGRADECIDOS, MUCHOS DE NOSOTROS DEJAMOS EN EL OLVIDO LO QUE DEBEMOS A MUCHOS CONOCIDOS Y DESCONOCIDOS, NUEVAMENTE GRACIAS Y UN ABRAZO FUERTE

MARY

#18 
Escrito por maryluz en enero 28th, 2013 @ 22:36

gracias por ser toda una fuente de sabiduria y saber,te conozco y se lo que estoy escribiendo….cuidate mucho

#19 
Escrito por miguel vega castro en febrero 4th, 2013 @ 19:20

Estoy de suerte porque a mí este artículo no me ha resonado por ningún lado. Me explico, desde pequeña me han educado según (no sabría si llamarlo exactamente valor)la gratitud, por eso, el ser agradecida jamás me ha costado. Gracias a eso, me he podido dar cuenta que como comenta Hermínia, últimamente no se nos educa en la gratitud pero, mediante la gratitud que yo profeso, he podido ver cambios en las otras personas y es algo muy gratificante.
Como bien dice el dicho: “Es de bien nacido ser agradecido”.
Gracias.

#20 
Escrito por Mª del Carmen Pérez Fuente en agosto 27th, 2013 @ 13:09

Quan trobo una estoneta per dedicar-me m’agrada llegir artícles que m’aportin coneixement, que em ressonin, que em facin reflexionar.
Sovint vinc en aquest bloc i escullo l’artícle en funció del títol, el que em cridi més atenció en l’estat d’ànim present.
Avui m’ha ressonat especialment “Gratitud y Agradecimiento”. M’abstindré de dir gaires paraules perquè no vull que, al passar a nivell conscient, “s’embruti” el sentiment que m’ha generat al llegir-lo. Més enllà d’això, vull transmetre el que m’ha generat: ha estat com una vibració, un ressò intern.
Poc falta perquè faci qüestió d’un any que vaig conectar realment amb l’agraïment. La sensació que vaig sentir en aquell moment va ser com d’expansió, d’obrir-me a la vida i agafar-la amb els braços oberts. Dir sí. Dir sí al passat, sigui negatiu o positiu perquè m’ha permès ser qui sóc ara; dir sí a tot el que em vé, sigui positiu o negatiu perquè contribueix a seguir en el compromís d’aquest creixement personal i dir sí, ja d’entrada, pel que està per venir perquè, sigui positiu o negatiu, em permetrà elevar-me a la sabiduria, a la connexió amb el meu ésser, amb lo més profund de la meva essència.
Forma part del meu dia a dia el yoga i la meditació i ha estat aquesta via la que m’ha permès conectar amb la gratitud. M’apunto els exercicis que comentes Hermínia, estic segura que em seran de gran utilitat.

Gràcies per el que has comunicat en aquest artícle, més enllà de les paraules.

#21 
Escrito por Paula Folch en enero 29th, 2014 @ 22:10

Volviendo a leer tu artículo, he conectado directamente a nivel emocional, y cómo puede el agradecimiento regular la rabia o el enfado con otros y con uno mismo.
Ver en las circunstancias menos favorables de la vida algo positivo, un aprendizaje , y como dices, un mayor conocimiento de nosotros mismos, de nuestras debilidades

#22 
Escrito por Laura Bravo en febrero 24th, 2014 @ 12:37

Precioso artículo Hermínia! A nivel personal, la gratitud es un aspecto al que le doy mucho valor e importancia, a la vez que la considero imprescindible en mi vida. Siempre que puedo doy las gracias por lo que la gente hace, piensa o siente por mí, como si de un “tic” o similar se tratara! Por pequeño que sea el detalle que se me ofrece, lo agradezco, le doy mucho valor. Pensar que el otro me ha tenido en cuenta, ha reflexionado sobre mis necesidades y beneficios, sólo por este acto, se merece todo mi respeto. Me acuerdo que cuando era niña, tuve una amiga de la infancia que nunca agradecía los detalles que yo tenía con ella. Ahora que lo reflexiono de manera más madura su actitud me parece de pasotismo y egocéntrica. Me hacía creer que esos detalles y favores personales eran una obligación. Finalmente nuestra relación se rompió, me cansé de su comportamiento. Me distancié de ella a causa de la ausencia completa de agradecimiento hacía mis actos voluntarios para su mejor bienestar. A lo mejor estaba acostumbrada a tener todos los privilegios posibles y no recapacitar sobre ellos. Quién sabe. Por otra parte, me ha parecido curioso el hecho de realizar una carta de agradecimiento a aquellas personas que queremos, que hayan sido vitales para nosotros por todo lo que nos han enseñado en esta vida y por ser quienes somos ahora.
Como dijo el gran Miguel de Cervantes “De gente bien nacida es agradecer los beneficios que recibe”.

#23 
Escrito por Claudia Moya Casaus en febrero 28th, 2014 @ 16:47

De mis favoritos Herminia! Creo que el agradecimiento es de mis valores favoritas. Me parece muy importante para el día a día. Es muy bonito cuando alguien te da las gracias, por simplemente haberle escuchado, o hacerle compañía o ser su paño de lágrimas. Creo que lo que a mi me pasa ahora es que estoy aprendiendo a darme las gracias a mi misma. Muchas veces he sido dura, y solamente veo mis errores, pero en realidad, darte las gracias a ti mismo es algo muy lindo, que inspira mucha paz. Y me ha encantado la idea de escribir 3 cosas, personas, a las cuales le estoy agradecida en mi día a día. Creo que debemos de tomar mas en cuenta este valor de la gratitud, de ser agradecidos con cada una de las personas que están en nuestras vidas. Muchas veces pasa que terminamos una relación (y no de la mejor manera), se rompe algún lazo de amistad y lo único que buscamos son culpables, en lugar de darnos la vuelta y ver lo bueno que estas personas han traído a nuestras vidas, las lecciones y darles las gracias porque como dicen por ahi “Nadie llega a nuestra vida por casualidad, todos llegan por alguna razon”.

#24 
Escrito por Verena Bigurra en marzo 15th, 2014 @ 13:15

El agradecimiento para mi es algo que se me facilita brindar a los otros, sin embargo, pienso que a las personas muy cercanas a mi no les agradezco tanto como se lo merecen, tal vez porque pienso que lo saben y no es necesario agradecer constantemente. Este artículo me permitió recordar que el agradecimiento nunca sobra, especialmente a para las personas más importantes de mi vida, por esta razón seguiré el ejemplo y realizaré una carta de agradecimiento a aquellas personas que han marcado mi vida y me han hecho crecer y ser la mujer que soy hoy.
Quiero compartir un video que evidencia la importancia del agradecimiento y el impacto que tiene en nuestro estado de ánimo.

https://www.youtube.com/watch?v=QMpJcABHmgE

#25 
Escrito por Manuela Núñez en marzo 27th, 2014 @ 19:07

Este artículo ahora mismo me parece muy adecuado al momento que experimento. He crecido en un entorno de contemplar más las obligaciones que de agradecer lo que hacíamos, hasta que no hace muchos días una profesora del máster nos dijo que la autoreciprocidad en la pareja hace que la relación mejore, aumentando la comunicación y la intimidad. Me he dado cuenta que el clima en mi pareja ha cambiado desde que le plantee practicar la autoreciprocidad, el agradecernos alguna cosa que hiciera el otro. El agradecimiento nos hace sentirnos valorados, confiados, queridos, nos da un chute de energía que en algunos días puede sernos necesario. Y agradecer a los demás lo que hacen nos da la paz de pensar que ya lo saben, que si nos separamos podemos estar tranquilos porque conocen nuestros sentimientos y nuestros pensamientos sobre lo que han hecho por nosotros. Creo que la gratitud y el agradecimiento se debería fomentar desde pequeños, estamos muy acostumbrados a pedir perdón, a fijarnos en lo que hacemos o nos hacen mal pero no vemos lo que hacemos bien y lo que hacen los demás para ayudarnos. Eduquemos en gratitud y agradecimiento.

#26 
Escrito por Meritxell Marin en abril 9th, 2014 @ 15:43

Es increíble la cantidad de amor, armonía y paz que siento cuando conecto con la gratitud, cuando esta gratitud es desde el corazón, y sobretodo cuando estoy agradecida por las personas que me rodean y experiencias que me hacen disfrutar y aprender. En esos momentos tengo la sensación de respirar aire fresco y que la vida es más llevadera.
Estar en la queja no ayuda a conectar con todo lo dicho anteriormente, por eso me ha parecido de gran importancia toda esta reflexión. Tener siempre presente una actitud de agradecimiento, no solo para la salud psicológica de los demás, sino también para la de uno mismo.

Cuando conecto con la gratitud, todas las cosas que parecerían insignificantes se transforman en grandes y maravillosas, o algo muy grave se minimiza a algo sin importancia. Bajo mi manera de verlo, es hacer de lo bonito algo realmente bello y de lo terrible algo pasajero.

“La gratitud transforma lo que tenemos en suficiente y más”
Muchas gracias Herminia, por esta gran reflexión.

#27 
Escrito por ANNA GIRBAU MORENO en abril 19th, 2014 @ 12:15

Gracias por una herramienta más. Una carta de agradecimiento a todo aquello que nos dan sin esperar nada a cambio, una simple sonrisa, un abrazo, una cita inesperada, un trabajo, e incluso errores, decepciones, fallos…

Me parece un ejercicio fantástico, nos sube la autovalía, el positivismo y nos nutre de energía.

Esto incluso puede hacernos ser conscientes de todo aquello por lo que nos quejamos y todo aquello que no valoramos, de todas esa culpa que llevamos encima y no somos capaces de agradecer nada a eso.

Gracias una vez más por la reflexión

#28 
Escrito por Anna Garriga en junio 26th, 2014 @ 13:07

Buen artículo Herminia, probablemente el que más me ha gustado.
Creo que es muy relevante lo que expones. Yo pienso que vivimos en una sociedad egoísta, individualista, que pisa a los demás para conseguir lo que uno quiere sin pensar en los demás.
Estoy muy de acuerdo que en nuestra sociedad se enseña muy poco esta virtud, el ser agradecido. En mi experiencia en EEUU pude ver muchas diferencias, y aunque parezca paradójico viniendo del país del capitalismo puro, pude ver una sociedad mucho más agradecida, donde se cuida de la comunidad. En el simple hecho de dar propina, no se ve extraño dar más de 5 euros de propina a la camarera cuando hay un buen servicio, aunque muchos turistas se quejen de esto cuando vuelven, pienso que siempre hay que mostrar gratitud aunque esa persona este haciendo su trabajo.
El ser voluntario se ve totalmente normal, te enseñan desde pequeño y se promociona ampliamente hasta el punto de tenerlo en cuenta en la admisión a las mejores universidades del país y del mundo.

Muy útil la herramienta de la carta. Gracias.

También es muy interesante la primera frase donde hablas de la psicología positiva. Aquí te dejo una reciente actividad de psicología positiva que hicieron los estudiantes de psicología de la universidad donde estudié por las calles de Praga. Espero que te guste.

https://www.unyp.cz/news/positive-psychology-experiment-brought-smiles-to-the-streets-of-prague

#29 
Escrito por Daniel López Mongay en julio 4th, 2014 @ 18:52

Estoy muy de acuerdo con lo que expones, Hermínia. Creo que sí somos personas agradecidas, en general, pero no lo hacemos sinceramente (tipología genuina). Es decir, estamos acostumbrados a dar las gracias de manera automática: cuando alguien nos abre la puerta, cuando nos hacen un favor, cuando nos dan un regalo… Pero lo hacemos sin sentirlo realmente. Lo que deberíamos hacer es añadir a ese “gracias” una frase para que podamos conectar con el momento y la persona: “gracias por hacerme reflexionar, esto me ayuda a mantener mi mente activa”.

#30 
Escrito por Anna Mollfulleda en julio 19th, 2014 @ 9:57

LES FELICITO POR TODOS LOS CONSEJOS ACERCA DE LA GRATITUD, GRACIAS, MUCHAS GRACIAS. LES DESEO MUCHOS ÉXITOS

#31 
Escrito por AMILCAR en septiembre 5th, 2014 @ 16:20

https://www.youtube.com/watch?v=NQBEVzLfReQ

Wayne Dyer comienza la película dando las gracias al universo por un día más… ¡debería de ser nuestro primer pensamiento!

Pero… ¡ Qué difícil hacer de la gratitud un modo de vida !
https://www.youtube.com/watch?v=__6X51hhgpg

Efectivamente no nos educan en el agradecimiento y necesitamos como bien dices despertar y conectar con él.
Esto también es aprendizaje en nuestro proceso de crecimiento personal: si no hemos sanado, no podemos vivir desde la gratitud como forma de vida.
Yo me hallo trabajando en mi proceso y desearía poder vivir desde la gratitud ( paciencia… )
Agradecer es recordar… ( ¿ Y qué hay de agradecer a aquell@s que estuvieron en nuestras vidas y con l@s que sentimos dolor, tristeza, rabia ? )…

Gracias por este artículo que has parido desde el corazón.

#32 
Escrito por carmen molo en septiembre 5th, 2014 @ 21:21

La gratitud es un valor que me han transmitido des de muy pequeña. Sé que mucha gente no es agradecida, pero yo intento serlo siempre. Una simple sonrisa puede ser una señal de gratitud.
Creo que es fantástico enviar cartas de agradecimiento a las personas importantes en tu vida. A mí siempre me ha generado muchas emociones positivas .

“El agradecimiento es la memoria del corazón”, Lao Tsé

#33 
Escrito por Alícia Bragulat González en septiembre 14th, 2014 @ 19:15

La gratitud no deja de ser una consecuencia de un acto o una acción llevada a cabo por un otro. Tal cual dice Herminia, el problema es que en nuestro tiempo pareciera que toda gratitud pasa por una cuestión monetaria y sin duda, al tratarse del espíritu de nuestra época, es difícil desentenderse de ella.
Como terapeutas, muchas veces el proceso clínico de un paciente pasa por el aprendizaje de que el dinero no lo es todo en la mayoría de los ámbitos de la vida y en aprender a valorar desde las emociones aquello que los otros [trabajadores, hermanos, esposa, esposo, hijos, amigos, jefes] hacen ya no por obligación, sino porque lo estiman justo, correcto o que simplemente llevan a cabo desde el cariño desinteresado hacia nosotros.
Esta “puesta en valor” es fundamental para sentir agradecimiento, pero indudablemente con Herminia señalaba en otro post, es importante que nuestros pacientes logren abrirse al mundo desde su afectividad y sus sentimientos para llegar al encuentro de sí mismos y sentirse más plenos y equilibrados.

#34 
Escrito por Mar Extremera en septiembre 15th, 2014 @ 21:45

No hay nada más bonito que un abrazo, un beso, una sonrisa… pequeños detalles que son muy agradecidos pero que nos cuesta agradecer, no se si me explico. Escribir una carta en la sociedad en la que vivimos llenas de redes sociales donde ya no se escribe en papel con lo importante que es esto, es un detalle maravilloso, a veces nos falta valor para decir a alguien lo que sentimos por todo lo que ha hecho por nosotros, no nos sale, es como si nos avergonzásemos, mientras que lo malo siempre nos sale antes, vivimos en un mundo al revés. Este blog ha sido un soplo de aire fresco y positivismo y desde aquí agradezco a la vida haberme dado y darme día a día muchas oportunidades para ser feliz.

#35 
Escrito por ISABEL LOPEZ en septiembre 15th, 2014 @ 22:58

gracias por compartir este conocimiento y experiencias de vida,dan una visión mas amplia a situaciones que de una u otra manera han estado allí, pero no hemos sido conscientes de esta manera.

#36 
Escrito por martha gutierrez en octubre 8th, 2014 @ 17:13

Hola Hola…se que este post ya es algo antiguo, pero acabo de dar con el blog y me ha interesado mucho el tema. Yo estoy haciendo PNL y una de mis tareas diarias es agradecer: 1. Por lo que la vida me ha dado, 2. Por lo que las personas traen a mi vida o por ellas y por ultimo 3. Agradecer por mi….es justo en este ultimo paso donde ya me bloquee…no comprendo como es eso de “agradecer por mi”…me pudiesen orientar por favor?

Saludos desde Mexico!

#37 
Escrito por Diana Antunez en abril 11th, 2017 @ 21:55

Lo siento Diana, pero no encuentro en el artículo el párrafo que te ha bloqueado. Me lo podrías remarcar?
Gracias. Encantada estaré de responderte.

#38 
Escrito por Herminia Gomà en mayo 26th, 2017 @ 12:52

Saludos
Mil gracias por ese aporte tan importante, lo necesitaba
soy muy resentido. ahora entiendo mejor

mil y mil gracias

#39 
Escrito por Ivan en junio 28th, 2017 @ 15:31

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog