COACHING Y LIDERAZGO POLÍTICO EN SOCIEDADES COMPLEJAS

Post escrito por Hermínia Gomà en noviembre 6, 2013
Categorías del post: General

COACHING Y LIDERAZGO POLÍTICO

EN SOCIEDADES COMPLEJAS

 

Actualmente, el contexto de cambios complejos que afecta a la esfera pública requiere de la reinterpretación del ejercicio del poder y, a su vez, del despliegue de nuevas formas de comprender la gobernanza, la intervención pública y la acción colectiva.

Los nuevos liderazgos publicopolíticos, aquellos que quieran constituirse como verdaderos catalizadores del cambio, necesitan de profesionales que no sólo les ayuden a articular un horizonte para dirigirse -desde las inteligencias cognitiva, estratégica y operativa-, sino también de aquellos que les acompañen en la elaboración y el trabajo explícito de las propias condiciones interiores -desde las cuales actúan, profundizando así, desde las inteligencias emocional, social y existencial-, en la dimensión personal y reflexiva de estos liderazgos.

Una de las iniciativas más serias que da respuesta a esta demanda es aquella que acompaña a este tipo de liderazgos desde el coaching político, un servicio profesional, confidencial y de alta calidad que, con un elevado nivel de oficio y cualificación técnica, complementa y en ningún caso se solapa con aquellos servicios de asesoría de la acción pública que guardan relación con el aspecto más conductual de la proyección exterior del personaje público.

El coaching político invita al líder a hacer una pausa necesaria para repensarse e innovarse con sentido en las esferas profesional y personal, a partir de un proceso tranquilo de indagación interior que quiere contribuir a recentrarlo en sí mismo, actuando de espejo, y a darle un sentido transcendente a su quehacer y a su vida. Y, por ende, es un envite a distanciarse del ruido ensordecedor de la acción pública diaria en el que éste interactúa, para luego regresar a ella.

Los profesionales del coaching especializado en entornos publicopolíticos ofrecen a este tipo de liderazgos un acompañamiento que apoya la mejora del desempeño en el ejercicio del poder desde una gobernanza de la cosa pública más consciente y responsable. Y, además, pretende contribuir a transformar la sociedad desde el sujeto, a partir del análisis del sentido de su actuación; esto es, desde la indagación de aquello que se está haciendo, desde donde se está haciendo, desde el para qué se está haciendo, y desde los valores que se están poniendo en juego.

Asimismo, este tipo de acompañamiento profesional parte de varias estrategias básicas que permiten definir mejor el ejercicio de estos liderazgos. En este sentido, se centra, entre otros aspectos, en a) la expansión de los marcos mentales de quien tiene la misión de gobernar (narrativa estratégica, lenguaje, generación de alternativas y solución de problemas), b) el potenciamiento del liderazgo personal (autoconsciencia, autoconfianza, autocontrol, empatía, motivación, competencia social), c) el rearme ético de la coherencia entre lo que el líder hace como personaje público y lo que es como persona privada (continuum ser-hacer-tener), y d) la mejora de las capacidades de interiorización, representación y comunicación de una identidad y unos valores sociales (coherencia del mensaje).

El abordaje de cada una de estas estrategias tiene un peso relativo en función de la fase del ciclo de vida política en el que se encuentra el líder -adquisición, ejercicio o traspaso del poder-, aunque el coach político acompaña a los liderazgos a enfrentarse con retos que tienen que ver con la gestión de cinco dimensiones que conviene fomentar en cualquiera de estas fases, desde el aspecto personal, el rol público y la proyección social: a) las percepciones y la representación del mundo, b) el mundo emocional, c) los pensamientos y las creencias, y d) la acción.

En este contexto, el diálogo entre el político y el coach se convierte en un instrumento estratégico para analizar, descubrir, cambiar y adoptar nuevos hábitos de comportamiento en el que el cliente deviene más consciente y responsable de sus actos, los controla e influye positivamente en su entorno.

El método de intervención del coaching político analiza los objetivos (a corto, medio y largo plazo), la situación actual (construcción del futuro desde la realidad presente), las opciones (estrategias alternativas que pueden adoptarse), y la voluntad y compromiso para llevar a cabo un plan de acción y mejora que afiance el logro de los retos planteados.

Mediante esta metodología se acompaña al líder a alinear su proyecto político y personal, a mapear su entorno y a proponer hitos que fructifiquen con los mejores resultados posibles, a través de una conversación transformadora que se teje para lograr estos fines desde una versión mejorada de uno mismo, que impulsa al líder (coachee político) a ordenar su conocimiento o sentido de realidad.

Solo tras haber indagado en la consciencia de la finalidad (qué quiere hacer) y la posibilidad (qué puede hacer), pero también en el conocimiento de la instrumentalidad (qué se debe hacer) y en el sentido de la oportunidad (cuándo se debe hacer) y la razonabilidad (cómo se debe hacer), el líder se encuentra con las mejores condiciones para proponer el cambio conveniente y la decisión posible.

En definitiva, el coaching político se presenta como una forma de acompañar a los liderazgos que apuesta por restaurar la grandeza de la política de los valores, desde la práctica comprometida, y por el enriquecimiento de una sociedad responsable en pleno siglo XXI.

Porque, en términos weberianos, hoy más que nunca se necesitan liderazgos éticos y eficaces que piensen e imaginen el arte de lo imposible para después ser capaces de poder inspirar lo que es posible.

 

Carles Adamuz

Politólogo y coach. Founder director de Coma.
Co-Director académico del Postgrado en Coaching y Liderazgo Político

carles@wearecoma.com | www.coachingyliderazgopolitico.com

Comentarios del post

No em deixa de sorprendre la capacitat del coaching per moldejar-se en funció de la intervenció. Segons l’acompanyament professional que es faci es desenvoluparan més unes estratègies que unes altres, però el mètode d’intervenció sempre indaga en la presa de consciència de la finalitat (què es vol fer), la possibilitat (què pot fer) i instrumentalitat (què s’ha de fer), així com el moment per dur-ho a terme raonant la millor manera de fer-ho. És a dir, el coaching parteix d’una mirada cap a l’interior per recentrar-se i donar sentit a la seva actuació.
L’article m’ha permès empatitzar amb la figura del líder polític. La seva professió requereix d’unes exigències i responsabilitats en la dimensió pública ja que, a dia d’avuí el món social demana un canvi que va de la mà amb una crisi i, com a tal, caldrà revisar i replantejar-se el poder, la intervenció pública i l’acció necessària. Serà essencial que com a líders publicopolítics siguin capaços de transmetre una coherència de les competències personals amb les públiques i la projecció social; això requereix d’un important treball interior, sent el coach l’acompanyant en aquest procés.
És essencial continuar fent difusió d’artícles com aquests que fomentin la mirada i el treball intern per tal d’excercir una bona influència a nivell social.
Per acabar, mostrar el meu agraïment per permetre’ns continuar sumant en l’aprenentatge personal i professional.
Visitant la pàgina web on s’explica el postgrau en Coaching i Lideratge Polític http://coachingyliderazgopolitico.com/ he trobat una frase que m’ha permès reflexionar sobre el paper dels líders i m’agradaria compartir-la:
“Porque, más que nunca, se necesitan líderes que piensen e imaginen el arte de lo imposible, para después ser capaces de poder inspirar lo posible.”

#1 
Escrito por Paula Folch en noviembre 7th, 2013 @ 11:35

Un tema molt interessant, sobretot, en l’estat en el que es troba actualment la nostra societat. Des del meu punt de vista, qualsevol líder necessita disposar d’un coneixement personal previ i, més, si tenen el poder de produïr canvis a gran escala en l’esfera pública ja que, aquestes persones, no solament promouràn canvis específics de la seva temàtica, sinó també en la visió de les coses i en la forma de pensar i actuar de múltiples persones. De manera que, una responsabilitat tan gran com la que implica contribuïr en la generació de canvis en la societat, requereix un treball, ja no sol de les estratègies polítiques en si, sinó també de les personals per tal que les direccions en les que es condueixi a la societat estiguin pensades des d’una serenitat interior que garantitzi que les preses de decisions s’han portat a terme de manera conscient i responsable.

Actualment, ens trobem en una situació crítica en la que la societat, en general, està descontenta amb els líders polítics i en la que es demanen múltiples canvis. Així doncs, les persones que adquireixin tal responsabilitat han d’estar preparades emocionalment per poder tenir els suficients recursos per fer front a una societat descontenta, amb exigències i recriminacions i, no només això, sinó per fer front a la gran dedicació que requereix aquesta posició i el desgast psicològic i sentiment de frustració que pot comportar quan les condicions no són les favorables.

Al cap i a la fi, no hem d’oblidar que són persones com totes nosaltres que també requereixen d’un treball personal per poder prendre les decisions adequades i que, a més, no només repercutiran en elles mateixes sinó en moltes més persones, la qual cosa fa que el treball personal amb aquestes figures publicopolítiques esdevingui fonamental tant per les repercussions que comporten els seus actes com per la salut mental de la pròpia persona.

Així doncs, tal i com diu el títol del llibre d’Eliud Rodríguez: «Los líderes no se nacen, se hacen»

#2 
Escrito por Cristina Bonet en noviembre 13th, 2013 @ 3:40

Un artículo interesante que nos muestra el coaching al servicio de la política a través de un método de intervención como es el coaching político que se centra en el individuo como producto de cambio para así promover cambios políticos dentro de una sociedad.
Así que creo que es idóneo que el coaching también se pueda adaptar a estas circunstancias y así hacer acompañamiento a líderes políticos; un acompañamiento a través del cual la persona adquirirá conciencia de la situación actual dentro del marco de la sociedad y analizará los objetivos que se deseen alcanzar en un espacio de tiempo adoptando las estrategias necesarias para los mismos ayudándose de sus cualidades individuales útiles para dicho proceso y aceptando un compromiso real de cambio para llevar a término el plan de acción definido.
A pesar de todo lo comentado, a día de hoy la sociedad está en un período de crisis existencial donde en numerosas ocasiones puede parecer que prevalece un deseo de poder individual a favor de un enriquecimiento individualizado en detrimento de un beneficio común para la sociedad que es lo que debería prevalecer. Así mismo, estos líderes políticos que ocupan una posición de poder deberían aprender a asumir el mismo teniendo en cuenta la posición que ocupan y no utilizando esta posición como motivo de un enriquecimiento propio y egoísta.
Tal como cita el autor George Bernard Shaw, escritor irlandés del siglo XIX, cito textual: “No es cierto que el poder corrompa, es que hay políticos que corrompen al poder”.

#3 
Escrito por Jesica Martínez en noviembre 23rd, 2013 @ 19:25

Felicidades por la implantación de este postgrado. En un momento de cambios sociales y económicos tan profundos como los que estamos viviendo, se hace más necesario que nunca que los lideres políticos estén preparados para adaptarse con rapidez a esta nuevo escenario. Es sintomático que la falta de liderazgo actual, haya dado lugar a que los movimientos sociales acaben ocupando un espacio que tradicionalmente había sido de la clase poíítica , esto es así, en primer lugar por la difícil situación económica, pero también por una desafección generalizada ante la alarmante falta de respuestas y liderazgo de nuestros dirigentes . La ciudadanía esta reclamando de la clase política que se aborden los problemas desde otra perspectiva, con una mirada diferente si se quiere, más cercana a los problemas de la gente y con mucho más determinación a la hora de tomar decisiones. Es en este punto, dónde el coaching teleológico y este postgrado puede aportar un valor diferente: acompañar a lideres políticos en constante cambio a conectarse con sus valores, sus emociones, su capacidad de cuestionarse para construir un líder que no nace de las encuestas o es un producto de las circunstancias del momento, sino que surge de un verdadero autoliderazgo interior.

#4 
Escrito por ALFONS en noviembre 26th, 2013 @ 15:14

Este artículo me ha abierto aún más los ojos sobre la aplicabilidad del coaching. Una persona, en este caso un político, que adquiere la responsabilidad de tomar decisiones que nos afectan directamente a otras debe tener un trabajo personal mediante el cual pueda tener una buena toma de consciencia de no sólo quien es, sino para que hace las cosas.
Por tanto, así que como los psicólogos tenemos que estar trabajados, un político también debe de estarlo.
Con respecto a la situación actual, más que nunca queda patente que quienes ahora estar tomando las decisiones no están teniendo un buen asesoramiento, y me parecería más que oportuno, que lo hiciesen.

#5 
Escrito por Isidora López Ugalde en febrero 10th, 2014 @ 23:53

Me parece muy interesante la gran horquilla de temas que puede abarcar el coaching. Considero que para llegar al «pueblo», un lider necesita una presencia, un saber estar, una forma de comunicarse que le haga diferente al resto y la capacidad de adaptarse a las diferentes circunstancias que se le presenten con gran entereza. En el plano político ésta es la gran ausencia que encontramos, no existe ningún tipo de empatia con esos señores que parecen tan ajenos a los problemas con los que tenemos que enfrentamos cada día.
Puede que la implantación de un Postgrado en Coaching y Liderazgo Político sea una oportunidad para todos aquellos con buenas ideas que quieren dedicarse a ese mundo pero no reunen las cualidades necesarias para llegar a los demás, aunque también me preocupa la idea de que pueda ser usado para formar a gente que solo pretende hacernos creer que es un auténtico lider y simplemente nos esté vendiendo humo como si se tratara de un espectáculo de magia.

#6 
Escrito por Ana Ballesteros en abril 25th, 2014 @ 13:36

He visto que en este artículo aparecen palabras que desgraciadamente hoy en día no se relacionan con la práctica política: ética, compromiso, consciente y responsable, entre otras. Creo que los verdaderos líderes, los que realmente inspiran, son aquellos que realmente se preocupan de lo que hacen, de para qué lo hacen y de qué forma lo hacen. Este artículo me ha recordado la famosa frase de la película de Spiderman «Un gran poder conlleva una gran responsabilidad». El poder sin responsabilidad es peligroso, tanto para el líder como para los seguidores. El liderazgo político, en este caso, tendría que acompañarse de ciertas dosis de responsabilidad, consciencia, ética y compromiso, ya que las acciones que emprendan los líderes tendrán repercusión en un gran número de personas. Me parece que el coaching político puede contribuir muy positivamente a mejorar la calidad de la clase política de hoy en día.

#7 
Escrito por IRENE GIMENEZ en abril 28th, 2014 @ 10:43

«El coaching político invita al líder a hacer una pausa necesaria para repensarse e innovarse con sentido en las esferas profesional y personal»

Me quedo con esta frase, sobretodo con las palabras, «pausa necesaria». En la época que estamos viviendo en estos momentos, no solo de crisis sino de crecimiento de sabiduraria (sabemos más ahora que antes, hay menos analfabetos), es importante que el político se pare a pensar como esta gobernando. Para que las leyes nuevas, como, no al aborto? Cuando miro las noticias, me quedo pensando si los políticos se han parado a pensar en lo que estan haciendo y el para que lo estan haciendo. Para la mejora del país? para ganar puntos como partido político en un grupo de españoles?

Después me viene a la mente otra pregunta, los políticos son iguales profesionalmente que personalmente? Realmente actuan y piensan igual en su vida personal que cuando trabajan?

Creo que con el paso de los años la política se ha ido transformando en un mero juego donde los partidos políticos son rivales y gana quien diga o haga la peor cosa… se ha perdido el norte… El coaching es muy buena estrategia para volver a centrar a los políticos y trabajar en aquello necesario.

#8 
Escrito por andrea badet en mayo 4th, 2014 @ 10:12

Durante el practicum y los artículos que voy leyendo en el blog, me doy cuenta de la gran utilidad del coaching en la sociedad en la que vivimos. Realmente mi conocimiento de él antes de las prácticas era prácticamente nulo, de ahí mi interés por el Institut Gomà, per además de su metodología hay algo que me está sorprendiendo gratamente y es la gama tan amplia de contextos en los que puede ser tan beneficioso.
En el ámbito politico más concretamente pienso que en la actualidad las figuras que conforman el poder político carecen de valores como la responsabilidad y el compromiso con los ciudadanos además de la falta de sinceridad que muchos gastan en sus apariciones y decisiones públicas. Pienso que el coaching sería una herramienta muy interesante para los líderes políticos, puesto que serían capaces de desarrollar las herramientas necesarias para convertirse en buenos líderes sociales y porqué no, de si mismos.
Muchas gracias por el post Herminia, me ha parecido una manera muy efectiva de utilizar el coaching en este contexto.

#9 
Escrito por Brenda Marcos en mayo 4th, 2014 @ 11:24

Parece muy interesante como el coaching se adapta a cualquier ámbito de intervención. Y cada vez es más necesario que intervenga en el ámbito político ya que necesitamos de líderes que ejerzan una gobernanza de manera responsable. Y este modo más consciente de actuar, repercutirá en la sociedad, que pide a gritos un cambio.
Del artículo destacaría entre otras cosas lo siguiente: “el coaching político se presenta como una forma de acompañar a los liderazgos que apuesta por restaurar la grandeza de la política de los valores, desde la práctica comprometida, y por el enriquecimiento de una sociedad responsable en pleno siglo XXI”.
Y es que no se deberían de olvidar cuáles son esos principios universales que hacen de la política un ejercicio del poder con un sentido para todos.

#10 
Escrito por ANNA GIRBAU MORENO en mayo 8th, 2014 @ 18:44

Siempre he apostado por mi futura profesión indicándole a todo aquel que me preguntaba de la importancia de llegar a todo el mundo, de la necesidad de que todo ser humano tenga la posibilidad de poder realizar algún proceso de realización personal en algún momento de su vida. Desde que conozco el coaching teleológico no dejo de sorprenderme y he adquirido una serie de conocimientos que me están ayudando a nivel personal y profesional. Ahora soy de las que dice “pon un psicólogo y un coach en tu vida y llegarás a dónde tú quieras llegar”.

Tal y como está el país, con este desorden y caos político, me agrada saber de la existencia del coaching político. Debería ser de obligado cumplimiento que cada uno de estos líderes se acompañara de un coach durante sus mandatos, personas de tanta responsabilidad y con tanto poder deberían de estar bien aconsejados y encauzados hacía la ética y la eficacia profesional, dónde su único objetivo fuera el de enriquecer sanamente a esta sociedad que con tantas ganas gobiernan.

#11 
Escrito por Ana Maestre en mayo 14th, 2014 @ 16:36

M’algrat l’àmbit polític no és un dels meus blocs d’interès. M’agrada veure com el coaching teleològic és capaç d’abarcar qualsevol àmbit que rodeja la nostra vida quotidiana. I es que el coaching teleològic, al partir de persones que treballen amb persones es fa efectiu en totes les àrees de la nostra vida. La base és acompanyar a un lider que aposta per ell mateix, pels seus valors i es responsabilitza i es compromet amb les seves accions. El coach acompaña a una persona, que es fa lider de la seva vida i la goberna, en tots els aspectes i àmbits.

#12 
Escrito por Úrsula Martínez en mayo 24th, 2014 @ 20:25

A més a més, durant les meves pràctiques a l’institut, he pogut observar l’efectivitat del coaching teleològic en una campanya d’un grup polític gràcies al procés que ha dut a terme uns dels companys de màster.
Gràcies Hermínia i gràcies als meus companys, perquè junts creixem i junts aprenem!!

#13 
Escrito por Ursula Martínez en mayo 24th, 2014 @ 20:30

Les persones que es dediquen a la política es mouen en contextos no precisament fàcils i es té una visió molt negativa per part de la població sobre les activitats que realitzen i el poder que exerceixen. Tot i això, personalment crec que no és un món fàcil i que molts cops s’han de fer gran sacrificis, ja que en alguns casos no hi deu haver una coherència entre el que fan i els seus valors, i pot representar un distanciament no només per part de la població general sinó per part de les persones més properes. Així doncs, crec que el coaching, com en la majoria d’àmbits, però especialment en aquest seria de gran valor ja que oferiria un espai a la reflexió i faria de nexe d’unió entre l’essència de la persona i allò al qual es dedica. La única manera de fer política és creient en el que fas i predicant amb l’exemple.

#14 
Escrito por Anna Caballero Martinez en junio 6th, 2014 @ 0:53

El papel que juega el coach como asesor del político para mí sugiere una garantía en la calidad del liderazgo. La relación que establece el coach con el político coache puede ser un ejercicio previo la relación que establece el político con el resto de la sociedad.

Me recuerda al cuento del leñador de Covey, para poder ser un buen leñador es necesario poner la sierra a punto, es decir tener buenas herramientas de trabajo. El político debe aprender estrategias y alternativas de intervención que sean eficientes, ya que su decisiones forman parte de la realidad de una población que espera de él el mejor rendimiento. El coach será quien hará que el político, como el leñador, ayudará a poner a punto las estrategias, a preparar el impulso a la hora de romper con las barreras que impiden avanzar.

Sin embargo lo más bonito del coach es su capacidad de trabajo en diferentes escalas.

#15 
Escrito por Daniela Escobar Tamayo en junio 13th, 2014 @ 17:49

No hagués pensat en el coaching especialitzat en entorns publico polítics a no ser d’haver conegut l’Institut Gomà i llegir el bloc. Ho trobo una aposta pertinent i que podria ser fructífera per tal de transformar la societat, des de la transformació d’un individu o polític i del seu lideratge. La relació polític o coachee polític i coach polític és o serà una opció que prengui força? Si és important per un esportista la figura d’un coach, per una persona amb responsabilitats que tenen un impacte en la societat que vivim, podria suposar un suport a tenir en compte.

#16 
Escrito por Andrea Soto Ginesta en junio 30th, 2014 @ 10:56

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog