Cuando asumes el protagonismo de tus acciones eres la mejor versión de ti mismo

Post escrito por Hermínia Gomà en enero 10, 2014
Categorías del post: General
 
 
 
El acto más pequeño en las circunstancias más limitadas
lleva la simiente de la misma ilimitación, ya que un acto,
y a veces una palabra, basta para cambiar cualquier constelación.
Hanna Arendt (1958)
 

Estas fiestas navideñas me han aportado un descubrimiento muy interesante. Cuando mi padre murió nos dejó un gran legado material: su biblioteca. Conversando con mi madre, ésta me pidió que fuera llevándome libros relacionados con temas pedagógicos y sociales. Uno de los libros que se posó en mis manos fue La condición humana, de Hannah Arendt, editada por Paidós en 1993 (editada originalmente en 1958 por la Universidad de Chicago).

Me gusta pensar que los libros poseen su propia sabiduría y que se nos abren por la página que necesitamos. Casualmente éste se abrió entre la 204 y la 205 y una palabra parecía que resaltaba entre las demás: dignidad humana. Esto despertó mi curiosidad y no pude abandonar su lectura. Esta palabra estaba incluida en el capítulo titulado ACCIÓN. No necesitaba más como coach teleológica para seguir sumergiéndome en la obra de esta gran pensadora del SXX.

Totalmente de acuerdo con esta autora y otros pensadores, comparto el presupuesto de que la humanidad es plural. Esta condición humana implica por un lado que como seres humanos compartimos muchas similitudes y a la vez nos diferenciamos de los demás. Estas similitudes y distinciones son la base de dos fenómenos humanos: la comunicación y la acción.

Cuando nos relacionamos con los demás, el hecho de parecernos nos permite entre otras posibilidades entendernos y planificar o predecir necesidades futuras. Al mismo tiempo, cada uno de nosotros somos diferentes, únicos y gracias a la comunicación y a nuestras acciones podemos interactuar.

Que seamos únicos no es lo mismo que la alteridad. La alteridad es la calidad que posee todo lo que es. Las personas podemos diferenciarnos de las demás que son iguales a nosotras y además expresar nuestro propio “yo”. En las personas, la alteridad que compartimos con  todo lo que es, y la diferenciación, que también compartimos con los demás, se convierte en unicidad. Lo que hace tan rica la naturaleza humana es que compartimos la unicidad que nos hace tan plurales como seres humanos. A través de la comunicación y de nuestras acciones no solamente “somos distintos” sino que “podemos diferenciarnos”.

¿Podemos sentirnos vivos sin comunicarnos o sin actuar?
¿Podrá percibir el mundo que estamos vivos sin que nos comuniquemos o actuemos?

Actuar significa tomar la iniciativa, iniciar, comenzar, conducir, gobernar y finalmente liderar la propia vida. El nacimiento de cada ser humano es el inicio de algo inesperado. El hecho de que como seres humanos seamos capaces de actuar significa que podemos esperar lo inesperado de cada uno de nosotros. Ser capaces de actuar implica que somos capaces de realizar lo que parecía imposible. Es aquí donde entra nuestra capacidad de elegir qué acciones realizaremos, con qué finalidad y que sentido darán a nuestras vidas. Estamos hablando de libertad y de liderazgo, de responsabilidad y de compromiso con nosotros mismos. En este sentido cada uno de nosotros somos héroes. Originariamente en grecia, la palabra héroe se daba a los hombres libres que participaban en la empresa troyana, sobre los que podía narrarse una historia por sus acciones. Cómo dice Hannah Arendt: “La connotación de valor, que para nosotros es cualidad indispensable del héroe, se hallaba ya en la voluntad de actuar y hablar, de insertar el propio yo en el mundo y comenzar una historia personal […] El alcance de este valor original, sin el que no sería posible la acción ni el discurso y en consecuencia, según los griegos, la libertad, no es menos grande y de hecho puede ser mayor si el “héroe” es un cobarde”.

Esto será posible precisamente porque cada uno de nosotros somos únicos y singulares. La realización y trascendencia como seres humanos implica vivir como seres humanos distintos entre iguales. Desde que nacemos hay una pregunta que gravita en nosotros: ¿Quién soy? Iremos desvelando y descubriendo quienes somos a través de nuestro discurso y de nuestras acciones. El ser humano se expresa por lo que hace, pero sobre todo por su identificación como “ser en acción”, como “protagonista de esa acción”, por lo que ha hecho anteriormente y por lo que hará en el futuro. La acción por sí sola no nos identifica como personas. Muchas maquinas pueden hacer cosas que hasta ahora solo hacían las personas. Nuestros actos hablan de nosotros cuando los dotamos de sentido, cuando podemos expresar el qué y el para qué lo hacemos o lo haremos. A través de la acción y del sentido que le damos nos diferenciamos y expresamos nuestra identidad. ¿Quién soy? La respuesta a esta pregunta, vinculada a nuestros dones, cualidades, talentos y debilidades, está implícita en todo aquello que decimos y hacemos. A veces, quienes somos permanece oculto para nosotros mismos y en cambio los demás lo perciben claramente. Por ese motivo los procesos de coaching teleológico serán una pieza clave en el descubrimiento de quienes somos y quienes podemos llegar a ser. Podremos descubrir al héroe, en el sentido que los griegos daban a éste término.  A través de la narración de las gestas en las que habremos participado daremos significado a nuestras acciones.

Mediante la conversación teleológica se va desvelando la verdadera singularidad de la persona y se intuye una nueva pregunta: ¿Quién quiero ser? Si por definición de nuestra naturaleza humana somos comienzo, inicio y acción cualquier momento será el indicado para generar las condiciones que nos lleven a ser quienes queremos ser. El diálogo teleológico será la intervención generadora de esta posibilidad de llegar a ser, ya que entre el coach y el cliente se establece un diálogo contiguo(dialogan el uno “con” el otro). Cuando esta contigüidad se traslada fuera de la sesión el cliente no solamente se siente realizado a través de sus acciones, además se revela como protagonista de ellas, muestra su carácter y su liderazgo.

La acción sin el protagonista es mera PRODUCTIVIDAD.
Cuando la persona asume el protagonismo de sus acciones revela su DIGNIDAD HUMANA.

¿Produces o te dignificas?
¿Qué acciones revelan tu dignidad humana?
¿Qué gestas como héroe nos querrías narrar?

Hermínia Gomà i Quintillà
Barcelona 10 enero 2014

 

 

Comentarios del post

Hola Hermínia, soy Maribel. Hoy al abrir el correo he visto tu artículo en el que hablas sobre Hannah Arendt y, casualmente, yo también acabo de leer un capítulo de un libro en el que se habla de ella y su relación con el amor. El libro se llama Amo, luego existo. El autor es Manuel Cruz. Está editado por Espasa, colección Austral nº -765.
Nos da una visión más cercana de la pensadora.
Espero que te ayude para tu trabajo.
Una fuerte abrazo
Maribel

#1 
Escrito por Maribel Rodriguez en enero 10th, 2014 @ 19:30

Comparto claramente contigo, que quien realiza un proceso de coaching teleólogico auténtico, y el cambio producido es real, entonces, esa persona para de ser productiva a ser una persona que dignifica.
Pasa a ser una persona que se miro inicialmente a un espejo y vio incoherencia, una persona sin libertad completa, con cierta reactividad,…y cuando finalizó el proceso de coaching teológico y fue capaz de escuchar su ” voz ” interior, al mirarse al espejo nuevamente vio paz, libertad, superación, productividad, y sobre todo, responsabilidad por sus vida y decisiones en sus actos.
Encontró ese ” Para que ” que hace que las personas dignifiquen.

Por supuesto Herminia, esta es mi experiencia propia como coachee, y como observadora de otras personas que lo han experimentado realmente, pero tengo fé ciega en que un proceso de coaching teológico auténtico es la puerta hacia la dignidad humana

Muchas Gracias por esta artículo!

#2 
Escrito por Laura Bravo en enero 10th, 2014 @ 21:22

Es impresionante como nos parecemos los seres humanos y como podemos llegar a ser de diferentes. Pero debemos aprender de las diferencias, positivizarlas e integrarlas cuando nos pueden aportar. Es impresionante, tanto en las clases de master como en el curso de Alex de Respiración integrativa, en los que participo, lo diferentes que somos quienes participamos de ellas, pero más impresionante es todavia, como en la diversidad, hay elementos comunes: el ánimo de aprender con una finalidad común ( dar sentido a nuestras vidas). Provenimos de campos muy diversos, tenemos edades diferentes, profesiones diferentes, todos somos únicos y singulares. Pero a través del Coaching o de la respiración integrativa, queremos descubrir quienes somos y quienes podemos llegar a ser. Y para ello es fundamental la acción, primero querer participar, segundo esforzarnos asistiendo a clase y haciendo los trabajos y tercero practicando (conversación). Somos protagonistas de nuestras acciones ello revela nuestra DIGNIDAD HUMANA.

#3 
Escrito por Rosa Pons en enero 12th, 2014 @ 21:43

Hola Herminia,

Es curiosa la noción griega sobre la palabra héroe. Nunca lo había considerado desde ese punto de vista. Efectivamente desde esa perspectiva el concepto se encuentra vinculado con los procesos de coaching teológicos y con la concepción de ser protagonistas de nuestra propia historia. Para ello debemos saber qué papel queremos desarrollar en el mundo: ¿Quién soy? ¿En qué me quiero diferenciar como ser único que soy? ¿Qué hazañas querría oír sobre mí? Son preguntas que querremos contestar si optamos por convertirnos en protagonistas de nuestra vida.

Como héroes que somos de nuestro propia historia, la mayor gesta sería “insertar el propio yo en el mundo”. Una manera de dejar tu imprenta es ejercer tu libertad de elegir, atreverte a tomar decisiones y llevarlas a cabo. Te equivoques o no, no hay duda que ello te ayudará a contestarte quién eres y te acercará a quién quieres ser. Como decía Spinoza: “ser lo que somos y convertirnos en lo que somos capaces de convertirnos, es el único objetivo en la Vida”. Un objetivo “heroico”, sin duda.

Gracias Hermínia. Como siempre nos llevas a elevar la mirada.

María José

#4 
Escrito por María José en enero 12th, 2014 @ 23:55

Hola Herminia, Gracias por el articulo, me ha hecho reflexionar sobre los procesos de coaching teleologicos y como por medio de éste podemos aproximarnos a entender quienes somos. Sin embargo, Me produce interés lograr entender Quienes podemos llegar a ser? ya que sumergida en mi propio proceso descubrí potencialidades ocultas y esferas de mi persona que me han maravillado. Similitudes y distinciones, herramientas de un desarrollo de interacción humana que aun se están desarrollando en las raíces de un bambo que aun esta en proceso de crecimiento y que espera el momento exacto y los rayos del sol precisos para tener los cimientos firmes y sostener el crecimiento exponencial el cual toma su tiempo para manifestarse. Un abrazo y continuamos en proceso con conversaciones teleológicas desde Chile, elevando nuestra mirada……

#5 
Escrito por Tatiana Hutinel en enero 13th, 2014 @ 19:49

En primer lugar, agradecerte Herminia tus palabras, la sintonía entre todas ellas han permitido un artículo muy interesante y de reflexión acerca el sentido de dignidad en nuestras acciones.
Bien cierto es y nunca me lo había planteado de esta manera que, a partir de la acción y comunicación podemos compartir la unicidad con otros seres humanos hecho que nos hace ser plurales respeto los demás. Dotando de sentido a nuestros actos nos dignificamos, eso es conocernos y ampliar miradas hacia la proyección de lo que quiero ser en un futuro. En resumen, dignificamos el héroe que todos llevamos dentro.

De modo que, estableciendo esta síntesis, me veo capaz de responder a las preguntas que has planteado. En coherencia con lo expusto creo que no nos podemos sentir vivos ni ser percibidos como tales sin comunicación y acción. El ser humano nace y vive en contextos y precisamente esta interacción es la que posibilita el autodescubrimiento; viviendo entre iguales nos diferenciamos como personas permitiendo conocer el héroe que llevamos cada uno dentro, el motor que le da sentido a ese actuar desde la libertad y que permite la realización y la trascendencia.

Tomar el rol protagonista de nuestras vidas nos permite dotar de sentido nuestras actuaciones y esto es actuar desde el compromiso y la responsabilidad de elección, en definitiva, desde la libertad. Creo fermamente en el potencial humano y creo que toda persona es capaz de despertar el héroe que lleva dentro, aunque esté dormido todo el mundo lo tiene y es precisamente el coaching teleológico una herramienta muy potente que permite el renacer de la heroicidad.

#6 
Escrito por Paula Folch en enero 14th, 2014 @ 12:03

Muchas gracias Herminia por ofrecernos este texto tan mágico y profundo. He tomado consciencia de lo que realmente las palabras “DIGNIDAD HUMANA” significan. Los seres humanos estamos dotados de ese punto racional que nos diferencia de los animales. La racionalidad que poseemos está totalmente relacionada con nuestra acción, la cual dejamos constancia a lo largo de la vida. Aún así, desde el modelo teleológico muchas personas no asumen el trabajo desempeñado, pues, a veces, es más fácil dejar que los demás actúen por nosotros. Para convertirnos en protagonistas de nuestra propia existencia hemos de responsabilizarnos de nuestros actos, legitimar nuestras acciones para producir cambios buenos y mejores. Con ello, adoptamos más libertad al decidir y elegir diferentes caminos. El proyecto de la vida es un continuo decidir, sopesar, analizar y escoger. Sin embargo, el responsabilizarnos de nuestras acciones puede ser temeroso para algunos, puesto que no hay cambio sin conflicto. Una decisión tomada puede producir ciertas modificaciones que generen malestar en la persona, aunque siempre será en beneficio de ésta. Por lo tanto, habría que transformar la productividad por dignidad, tomando las riendas de nuestras decisiones, siendo el protagonista de nuestras hazañas. Dignificando nuestro ser estamos dando a luz al héroe escondido que todos llevamos dentro.

#7 
Escrito por Claudia Moya en enero 14th, 2014 @ 14:59

Descubrir quién soy a través del primer año del Master realmente me permitió ser quien quiero ser y mostrarme así ante el mundo. Los feedback que recibo sobre mi cambio son tan positivos que solo contribuyen a continuar por el camino de la dignidad.
Gracias Herminia!

#8 
Escrito por Karin Schuster en enero 14th, 2014 @ 17:38

Gracias Herminia, un texto verdaderamente denso en cuanto a reflexiones. Me gustaría pero, quedarme con el punto de la igualdad y diferenciación y el ¿Quién soy yo? Muchas veces para describirnos para poder saber de dónde partimos para tomar una decisión u otra, lo hacemos desde la reflexión y análisis de nuestro conocimiento y nuestra experiencia, aprendizaje… Pero en muchos momentos de duda, de “crisis existenciales” esta descripción se hace costosa y cada valoración que hace la persona, parece cuestionada por ella misma, como si dudara de la fiabilidad de sus palabras y experiencias ¿soy así de verdad? ¿era sí antes? ¿a traves de qué elements podemos decidir como nos describimos en los tres momentos pasado, presente y futuro? Si pienso en mi misma, puedo dudar sobre una afirmación sobre una característica mia, però no dudaré en hacerlo si me comparo con otra descripción. En este caso hago un uso positivo de la diferenciación con los demàs para poder encontrar lo que si soy.
Encuentro algo bonito y especial el saber y reconocer nuestra identidad en eso que nos hace exclusivos y únicos, y solo lo podemos hacer teniendo otro ser igual pero a su vez irrepetible en quien encontrar esas diferencias que nos hacen ser quienes somos.

#9 
Escrito por Anna Garriga en enero 17th, 2014 @ 11:07

Muchas gracias Herminia.

Me ha gustado mucho que hables sobre heroísmo y la capacidad que tenemos de actuar. Hace poco vi el vídeo de una conferencia del Dr. Zimbardo, la cual tuve el honor de verla en directo en mi estancia en Praga. La conferencia era sobre su libro “El efecto Lucifer”, donde nos narra sus conocidas teorías sobre el mal, el poder de la situación y su famoso experimento de Stanford relacionado con las torturas en Iraq por parte de soldados americanos. Después de hablar sobre el mal, me sorprendió mucho el nuevo proyecto que ha empezado el Dr. Zimbardo llamado “Heroic Imagination”. En el proyecto se cree que los héroes no son gente excepcional, sino gente normal con principios que ha tenido el coraje para actuar siguiendo esos principios. Este proyecto intenta cambiar la percepción del heroísmo de algo extraordinario a algo que todos somos capaces de hacer, despertar el héroe que todos llevamos dentro, despertar esa habilidad que tenemos de crear un futuro mejor para nosotros y los demás. Tu reflexión de que todos somos capaces de realizar lo que parecía imposible me parece muy acertada. Obama hablando sobre heroísmo y la lucha de los derechos civiles para las personas de color, dijo que nos podríamos sorprender del poder que tenemos para hacer un futuro mejor solo con la acción de no callarte y actuar.

Aquí os dejo el link.

http://heroicimagination.org/

#10 
Escrito por Daniel Lopez Mongay en enero 20th, 2014 @ 19:35

Muchas gracias Herminia, leer tus post es siempre un motivo de reflexión.
La verdad es que este articulo me ha parecido muy interesante, aunque debo decir que me he quedado con la pregunta de ¿quien soy? y con el comentario de Anna Garriga en cuanto a cómo describirnos en el pasado, presente y futuro. Actualmente yo sé hacer mi descripción pasada y sé decir como quiero describirme en el futuro pero no sé como describirme ahora. me parece muy interesante la idea del heroismo de cada uno, nos pensamos que un héroe es ese que es capaz de salvar la humanidad porque es lo que nos ha vendido hollywood, pero cada uno de nosotros tenemos una parte que si la exprimimos puede sacar el mayor héroe que conocemos.
¿Por que querernos empequeñecer si, en realidad, somos lo más grande para nosotros mismos?

#11 
Escrito por Meritxell Marin en enero 23rd, 2014 @ 12:41

Una reflexió molt interessant Hermínia, molt necessària en el moment actual Ii que m’ha portat a fer-me varies preguntes. De ben segur que si la (bona) comunicació fos possible, els essers humans entraríem més en acció per a moltes coses útils i importants com la DIGNITAT HUMANA. És paradoxal pensar que estem immersos en el capitalisme cognitiu, en el qual el coneixement i la comunicació son un pilar bàsic en la nostra societats, i malgrat això, cada dia estem veient més actes i decisions preses per el sector polític i econòmic que el que fan és treure’ns el poder i atempten directament contra aquesta dignitat humana, la qual no entén de gènere, ètnia, religió, …i malgrat tot això, les persones estem paralitzades….com és doncs que no interactuem, ens comuniquem i ens defensem? Com és que ens resulta tant difícil el lideratge de les nostres pròpies vides? Perquè no exercim la (poca) llibertat que ens queda? Tal i com bé comentes en el article, una paraula clau i que molt bé defineixes és la de VALOR, mica en mica, les diferents ideologies dominants a les diferents èpoques (calvinisme, liberalisme, capitalisme, …)ens han anat treien valor com a persones, ens han fragmentat tant a nivell individual com col•lectiu. I m’ha agrada’t molt la frase “La acción sin el protagonista es mera PRODUCTIVIDAD”…quanta raó té aquesta frase…i quan de significat amaga! Aquest és un dels nostres grans problemes…qui mouen els fils, “els de dalt” no els interessa que les persones tinguem dignitat humana, ni valor, ni lideratge…perquè això implicaria una concepció de la productivitat molt diferent a la que tenim actualment.

#12 
Escrito por Sandra Garcia en enero 26th, 2014 @ 23:06

Este articulo me ha hecho pensar en un vídeo que corre por las redes sociales que me hizo pensar en quien soy y que me define como persona. Porque actúo de una manera y no de otra y como me lidero. Después de ver el vídeo me quede bastante tocada pensando que no se si soy héroe, si realmente tengo libertad y lidero mi vida como yo quiero o he estado siguiendo toda mi vida unos patrones marcados por mi entorno. Puede que tenga que tomare mi tiempo para volver a pensar quien soy yo, como hice en mi adolescencia, que valores tengo y como quiero actuar.
http://www.youtube.com/watch?v=ak8EjMszkVg

Gracias por el artículo, una vez más no has hecho reflexionar.

#13 
Escrito por Andrea Badet en enero 28th, 2014 @ 15:51

De este artículo me quedo con la idea de descubrir quiénes somos para saber quiénes queremos ser a partir de ahora, pero asumiendo la responsabilidad de dicha elección. Como seres humanos no queremos ser “uno más”, queremos ser “alguien”, destacar “por algo”, pero muchas veces el problema reside en que no tenemos claro hacia dónde nos dirigimos. Por ello me parece muy interesante el hecho de la intervención de un tercero para lograr ese ambicioso objetivo. Es curioso porque en el último seminario que impartiste en el Máster también me quedé con la idea de “yo elijo”. Fue como una revelación el descubrir que todo está en nuestras manos y me pregunto qué me falta por aceptar para conseguirlo. Muchas gracias Hermínia.

#14 
Escrito por ANNA MOLLFULLEDA PEREZ en enero 28th, 2014 @ 19:57

La importancia de creer en lo que hacemos y de vivir lo que hacemos nos hace no ser meros “productores” de nuestras acciones. Creer en lo que hacemos va mucho más allá del hecho, significa darle un sentido a lo que hago y ser consciente de que esa acción es mía y válida, incluso aunque cometa un error; el error me identificará y el hecho de aceptarlo como mío me hará aceptarme a mí misma.

Es posible que indagar acerca de si lo que hacemos (producimos) tiene un sentido o no lo tiene, no sea fácil de saber. Generalmente las personas tenemos una vida en la que existen áreas que cubrimos y en las que nos podemos sentir más o menos satisfechos: la familia, los amigos, el trabajo, el tiempo libre.., sin embargo, conocer si el tiempo y la energía que dedico a todo esto es “producción” o es lo que verdaderamente da sentido a mi vida, no es tan sencillo de diferenciar. En muchas ocasiones el responder ¿para qué hago las cosas?, ¿hacia dónde me lleva lo que hago?, es suficiente para resolver la ecuación. Cuando nos paramos a pensar estas preguntas y solo aparecen respuestas funcionales quizá falte la esencia que da sentido a la vida. Esto será cuando alguien responde: “Actúo en mi vida de esta manera porque es el momento de hacerlo, porque alguien depende de mí, porque estoy en la edad, porque no puedo hacerlo de otra manera…” No obstante, cuando aparecen respuestas de corte emocional, claramente estamos dando, no solo un significado, sino un sentido a lo que hacemos. La emoción nos hace sentirnos de una forma determinada ante nosotros mismos y va más allá de lo que producimos. Cuando alguien responde: “Actúo en mi vida de esta manera porque siento que estoy dando algo de mí, porque me realiza lo que hago, porque me siento feliz, porque siempre he querido hacerlo…”, entonces está dando un sentido a su vida porque no solo vive, sino que siente lo que está viviendo.

#15 
Escrito por Mar Extremera Sánchez en enero 29th, 2014 @ 13:19

Hasta ahora no me había planteado la heroicidad tal y como la describes en este artículo. Creo que el simple hecho de cuestionarse ¿quién soy? es un acto de valor en sí mismo, y todavía más el cuestionarse ¿para qué hago lo que hago? El dar un sentido a nuestras acciones las eleva de forma que no sólo obtenemos resultados, si no que también obtenemos un rumbo y una dirección para nuestra propia vida. Es “fácil” actuar de la forma en que se supone que hay que actuar, porque es “lo que toca”, pero el que tiene valor para cuestionárselo deja de moverse por la inercia de la corriente para coger el timón y liderar su rumbo. Recuerdo una frase de una película que tiene que ver con esto (aunque no recuerdo qué película era), pero en la escena, uno de los personajes cuya profesión era guionista de cine, le decía a la protagonista que ella tenía todas las características de una protagonista, y no entendía por qué se empeñaba en actuar como “la amiga de la chica de la película”. Creo sinceramente que todos tenemos esas características, y también que no tienen por qué ser las mismas, pero cada uno con sus propias herramientas puede construir su propia vida eligiendo, dando un paso al frente y teniendo el valor de asumir el protagonismo de su propia existencia.

Muchas gracias por el artículo, Herminia!

#16 
Escrito por Irene Giménez en enero 31st, 2014 @ 18:05

Gracias Hermínia por compartir tu experiencia personal y deleitarnos con ella al explicarnos que significó para ti sumergirte en este libro de Hannah Arendt que rescataste de la biblioteca de tu padre.
Vivimos en una sociedad plural donde coexisten una multiplicidad de personas que se distinguen por una identidad única; una identidad propia definida por las acciones y pensamientos que se le otorgan a éstas que nos muestra la diversidad del ser humano que está inmerso en una sociedad donde cada uno de nosotros posee una identidad que le diferencia del Otro. Estas acciones que llevamos a cabo en nuestro día a día dan sentido a nuestras vidas ya que están orientadas a una finalidad y se asumen desde nuestra responsabilidad y conllevan nuestro liderazgo personal de la vida que queremos llevar.
Así que muy acertada tu frase final, cito textual: “Cuando la persona asume el protagonismo de sus acciones revela su DIGNIDAD HUMANA” y es que nosotros como personas en libertad debemos responsabilizarnos de esta libertad que nos otorga en aquellas acciones que emprendamos y esto nos llegará a definir como seres únicos y diferentes del Otro resaltando nuestra dignidad humana. Una dignidad humana que nos capacita para compartir con el Otro nuestras diferencias y encontrar en el Otro nuestras similitudes.
Gracias y un saludo!!!

#17 
Escrito por Jesica Martínez en febrero 2nd, 2014 @ 15:19

Som persones singulars en un món plural.

#18 
Escrito por Cristian en febrero 12th, 2014 @ 13:00

Actualmente estamos sometidos a una enorme presión, que en muchos casos en lugar de dirigir nosotros la acción nos vemos movidos a velocidades vertiginosas, siendo muchas veces tal esta velocidad que nos olvidamos de pararnos a pensar el para qué de estas acciones.
Este artículo me ha hecho reflexionar precisamente sobre este tema. No sólo sobre quién soy, sino sobre la persona en la que me estoy convirtiendo por medio de mis actos. Ya que, muchas veces simplemente llevo a cabo estas acciones, convirtiéndome así en una mera productora de acciones en lugar de ser la líder de mi vida. Llegando así a ser en lugar de protagonista, a casi una espectadora de mi vida.
Ahora veo claro que quién soy está ligado a quién quiero llegar a ser, por lo que ser protagonista de la acción, darle por tanto significación y de esta manera dignificarnos, es el camino por el cual se consigue esta persona a la que se quiere llegar.
¡Gracias Herminia!

#19 
Escrito por Isidora López Ugalde en febrero 21st, 2014 @ 0:23

Gràcies Hermínia per aquest article, ja que fer reflexionar sobre qui és l’ésser humà relacionat amb la seva acció m’ha fet plantejar-me diverses preguntes com per exemple, per què actuo com actuo? Seguim unes pautes marcades o ho fem per un mateix? Em quedo amb la frase escrita de “cada uno de nosotros somos únicos y singulares” ja que una frase que m’agrada mol és “cada persona és un món” ja que no hi ha persona igual enlloc i això ens brinda l’oportunitat d’actuar de maneres diferents i de conèixer diverses cultures i maneres de fer. Mai hem de tancar-nos a endinsar-nos en altres món; hem de comunicar-nos, expressar els nostres pensaments i actuar de la millor manera que sabem sempre i quan tinguem en compte les nostres conseqüències. I aquí és on incloc la paraula VIURE, la qual per ella mateixa diu molt de sí. Hem de viure per nosaltres, per ser feliços i realitzar els nostres somnis. Si no vivim per a nosaltres mateixos, per a qui? Hem de gaudir de la nostra vida al màxim i aprofitar cada instant.

#20 
Escrito por Berta Sales en marzo 21st, 2014 @ 14:10

Totalmente de acuerdo Hermínia. Es a través de la comunicación y la acción que podemos manifestar todo lo que nosotros somos, y es a través de ambos el modo en que podemos cambiar y dirigirnos a lo que queremos ser. La ausencia de comunicación no existe, del mismo modo que la no-acción tampoco es posible, la vida es comunicación y movimiento, cualquier cosa que hagamos produce información acerca de nuestros sentimientos, nuestras creencias, nuestras construcciones, nuestro SER único e irrepetible. El ser humano está dotado de voluntad e intencionalidad, y gracias a ello está capacitado para dar una direccionalidad a su propia comunicación y acción, es decir, es responsable de su propio proceso de cambio. Y como el propio significado de la palabra “comunicación” indica, se trata de compartir, y poner en común los diferentes conocimientos que tenemos las personas para que todos podamos crecer, ya que si todos fuéramos iguales no habría aprendizaje posible.

#21 
Escrito por Iris Sánchez en abril 14th, 2014 @ 12:41

Me gustaría poner en duda el hecho de que nos definamos a partir de nuestras acciones. Si bien es cierto que nuestras elecciones, cualidades, talentos y debilidades ayudan a crear una idea acerca de quienes somos, en mi opinión no todas las decisiones que tomamos son propias de nosotros, tampoco siempre salen a la luz nuestras habilidades por falta de un contexto que las motive, y las debilidades que mostramos dependen de la situación personal por la que estemos pasando en ese momento. Creo que hay un determinante externo muy importante que nos impulsa a hacer ciertas cosas o dejar de hacerlas, y ahora rememoro la lectura publicada anteriormente que hablaba de dejar a las personas ser quienes son. Quizá no necesitemos definir a una persona porque las características físicas (tiene el pelo largo, barba..)pueden cambiar con el tiempo y las psicológicas tampoco tiene porque ser estables. Nadie pertenece a un bando determinado igual que nada es blanco o negro, alguien que se ha comportado bien en su pasado no tiene porque ser amable con sus vecinos en la actualidad. Me pregunto hasta que punto son las gestas contadas las que definen a los héroes.

#22 
Escrito por Ana Ballesteros en abril 25th, 2014 @ 14:17

“Ser capaces de actuar implica que somos capaces de realizar lo que parecía imposible” gran aportació. Les persones tendim a limitar la nostra capacitat sense posar-nos a prova més enllà d’aquestes, tendim a “decidir” que no podem arribar més enllà d’un determinat límit i creure’ns-ho a partir d’una autoimposició que hem realitzat sense fonamentació alguna. És fàcil actuar de la forma en que se suposa que ho hem de fer pero el valor està en qüestionar-se allò que està fent i posar-se a prova per observar si pot arribar allà on ella vol, si pot “apostar alt”, “somiar en gran”. Només aquesta manera agafarem el timó de les nostres vides i serem capaços de liderar-la i assolir una autosatisfacció personal que fomentaran la nostra autoestima i ens permetran sentir-nos autorealitzats com a persones.

#23 
Escrito por Cristina Bonet Mas en abril 28th, 2014 @ 17:17

¿Quién soy? Algo que todos nos hemos preguntado alguna vez. En momentos de incertidumbre, de pánico o reflexión, es una pregunta que llega a nuestra mente de forma fugaz.
El saber quienes somos, el poder que tenemos sobre nuestras vidas y el lugar que ocupamos en el mundo es uno de los pilares más grandes del ser humano. Tener la serenidad total, sentirte acorde contigo mismo, en mente y corazón es fundamental para llevar las riendas de tu vida. El liderazgo personal es algo que todos deberíamos practicar cada día, en todas las pequeñas cosas que nos componen. El artículo refleja como el coaching puede convertirse en la manera de llegar a ese liderazgo personal, de que la persona se vea capaz de alcanzar aquellas metas que se ha propuesto y se sienta satisfecha de poder alcanzar ese peldaño más de su crecimiento personal.
“Cada uno de nosotros somos héroes”. Todos somos los héroes de nuestras vidas, luchamos por ellas, por hacerlas mejores y por vivirlas con intensidad.

#24 
Escrito por Brenda Marcos en mayo 4th, 2014 @ 10:25

De nuevo gracias Herminia por esta reflexión tan interesante acerca de temas cotidianos como la dignidad y la comunicación social.
A las preguntas que planteas inicialmente en el artículo (¿Podemos sentirnos vivos sin comunicarnos o sin actuar? ¿Podrá percibir el mundo que estamos vivos sin que nos comuniquemos o actuemos?) mi respuesta claramente es no. Las personas somos seres sociales, vivimos en colectivos desde el inicio de la humanidad y nos juntamos, instintivamente, en base a unas características comunes con el grupo. La comunicación con los demás es imprescindible, ya sea verbal o no verbal, para que la persona sea capaz de descubrirse a sí misma y descubrir quien quiere llegar a ser.
También, del artículo me llevo una frase que me ha hecho reflexionar: “A veces quienes somos pertenece oculto en nosotros mismos”. Me ha hecho plantearme que las personas, en muchas ocasiones (la mayoría) actuamos de una forma que no se corresponde verdaderamente con lo que somos (creencias, esquemas mentales adquiridos, etc.) dejando de lado el verdadero yo y creando, cuando en realidad ese yo para el resto no será un misterio.
Debemos empezar a ser protagonistas de nuestra vida. Héroes, como bien explicas en el artículo.
Muchas gracias Herminia!

#25 
Escrito por Beatriz LLaca Pavón en mayo 5th, 2014 @ 11:15

De nuevo gracias Herminia por esta reflexión tan interesante acerca de temas cotidianos como la dignidad y la comunicación social.
A las preguntas que planteas inicialmente en el artículo (¿Podemos sentirnos vivos sin comunicarnos o sin actuar? ¿Podrá percibir el mundo que estamos vivos sin que nos comuniquemos o actuemos?) mi respuesta claramente es no. Las personas somos seres sociales, vivimos en colectivos desde el inicio de la humanidad y nos juntamos, instintivamente, en base a unas características comunes con el grupo. La comunicación con los demás es imprescindible, ya sea verbal o no verbal, para que la persona sea capaz de descubrirse a sí misma y descubrir quien quiere llegar a ser.
También, del artículo me llevo una frase que me ha hecho reflexionar: “A veces quienes somos pertenece oculto en nosotros mismos”. Me ha hecho plantearme que las personas, en muchas ocasiones (la mayoría) actuamos de una forma que no se corresponde verdaderamente con lo que somos (creencias, esquemas mentales adquiridos, etc.) dejando de lado el verdadero yo, cuando en realidad ese yo para el resto no será un misterio.
Debemos empezar a ser protagonistas de nuestra vida. Héroes, como bien explicas en el artículo.
Muchas gracias Herminia!

#26 
Escrito por Beatriz LLaca Pavón en mayo 5th, 2014 @ 11:16

Desde que inicié el curso, siempre he oído hablar de ser responsable de tus actos, de saber elegir, de tomar las mejores decisiones. Y cada vez más me doy cuenta tanto de la gran importancia que tiene esto, como de la dificultad que supone llevarlo a la práctica siempre. Es un trabajo constante y un aprendizaje eterno. Me parece fascinante las ganas del ser humano de estar siempre aprendiendo y mejorando, de ser mejor que el día anterior, de aprender a ser responsables y comprometidos con nosotros mismos, de liderar nuestra vida, y en consecuencia, ser libres. Y cuán importante es nuestra capacidad de elegir y qué sentido dará esa elección a nuestra vida.
Plantearnos quién queremos ser, para ser conscientes en nuestras decisiones, en nuestros actos. Es por eso muy importante tener presente que “cualquier momento será el indicado para generar las condiciones que nos lleven a ser quienes queremos ser”. Al leer esta frase me entran fuerzas de que siempre que queramos, es posible, ya que esas condiciones las generamos nosotros mismos.
Gracias por permitirnos esta reflexión e ir aprendiendo día a día.

#27 
Escrito por ANNA GIRBAU MORENO en mayo 22nd, 2014 @ 1:46

En primer lloc, em quedo amb la frese: “Actuar significa tomar la iniciativa, iniciar, comenzar, conducir, gobernar y finalmente liderar la propia vida.”
Aquesta frase significa molt per a mí, perquè és el primer que vaig aprendre al entrar a les pràctiques a l’Institut Gomà. I ho porto grabat com un mantra des de les hores.
En segon lloc,m’ha fet reflexionar la pregunta:
“¿Podrá percibir el mundo que estamos vivos sin que nos comuniquemos o actuemos?”
Relacionar-nos amb el que ens envolta ens fa construir la nostra identitat, però hi ha una part d’aquesta que és pròpia i que ens diferencia, sino ho compartim amb el món, sino ho comuniquem, el món ens traga des de la seva grandiositat. Hem d’aprendre a expressar, les nostres necessitats i valors, donar a coneixer qui som al món.
Moltes gràcies!

#28 
Escrito por Ursula Martínez en mayo 24th, 2014 @ 20:52

En la meva opinió, més que ser el que fas, ets el que et permets fer. És cert que tots sóm únics i diferents; hi ha els que lluiten pels seus sommnis, els incoformistes que sempre aspiren a més, els que ho donen tot per arribar a les seves metes, els compromesos amb la seva vida, els que tenen il·lusió i són optimistes… però què passa amb els que quan cauen no s’aixequen, els que no poden fer-li front al compromís del canvi, als que tiren la tovallola, els que s’acomoden en el conformisme, els que pensen sovint “què hauria passat si…”. A aquest últim grup que no actuen per por, per incoherència, per impediment, per falta de llibertat… també són el què fan? Jo crec que fas el que ets, i només s’acosegueix estan en síntonia amb els teus valors, amb la teva essència i sent feliç, i per això primer has de saber qui ets tu.

#29 
Escrito por Anna Caballero Martinez en junio 6th, 2014 @ 1:54

Jo també penso que, en obrir un llibre per una pàgina a l’atzar, puguem trobar-hi paraules molt encertades…:)
Trobo molt interessant el significat que els grecs donen a la paraula “heroi”; també que mitjançant el Coaching poguem arribar a conèixer qui som i qui volem ser, la qual cosa ens pot fer més conscients de les nostres accions, del significat d’aquestes i del nostre lideratge personal. Què faré, per a què i quin sentit aportarà a la meva vida? En un moment de canvis com el què visc, plantejar-me aquestes preguntes que ens comparteixes, m’ajuda a clarificar i donar força a les meves decisions. Gràcies.

#30 
Escrito por Andrea Soto Ginesta en junio 8th, 2014 @ 11:55

La verdad que almleer este artículo me he dado cuenta que nunca me habia planteado una respuesta semejante a la pregunta: ¿Quien soy? Reflexionando despues de la lectura me he dado cuenta que realmente nuestras acciones y nuestra capacidad de protagonizarlas reflejan de forma muy pontente quien somos. Y pensando en esto me ha dado la respuesta a una pregunta que hacia mucho tiempor que resonaba en mi cabeza: ¿Como puede ser que algunas personas sepan mejor que yo quien soy? Y eso es porque ellos prestan atención y se percatan de mis acciones mucho mejor que yo. Sin duda después de leer este artículo me prestare mucha mas atención a mi mismo y mis acciones, para así tratar de conocer mejor quien soy.

#31 
Escrito por Isaias Ortiz en junio 10th, 2014 @ 22:32

Me gustaría dar las gracias al fenómeno de la serendipia por hacernos regalos de vez en cuando. Gracias a ti también Herminia, por tener esa capacidad de convertirlo todo en fragmentos de reflexión y mejora personal.
Me ha gustado mucho la idea de que el ser humano se expresa por lo que hace y de la identidad que obtiene al hacerlo. Cuanta información nos da de nosotros mismos cuando somos los protagonistas de las acciones, cuando somos los seres de esas acciones. Pero sobretodo, cuanta información nos da de nosotros cuando dotamos a estos actos de un sentido, ¿¡qué hacemos y para qué lo hacemos!?. Esto es lo que nos hace ser diferentes de los demás, el hecho de dotar de un sentido aquella acción que estamos realizando.
Me ha encantado este concepto del ser, si más no, ha sido el más relevante para mí.

#32 
Escrito por Omar Pradell en junio 10th, 2014 @ 22:37

Mientras leía este artículo recordaba una frase que había visto por ahí de Albert Einstein que decía:
“La vida es como una bicicleta, para tener el equilibrio debes mantenerte en movimiento”.
A través de la conversación teológica ponemos en movimiento nuestro sí mismo y empezamos a generar actividad, que a través de las preguntas, se cuestiona, propone, crea y genera un nuevo funcionamiento que va a ser mejor que el anterior. Si el coach es capaz de enseñar al coachee a montarse en esa motor del cambio y a transmitir los beneficios de integrar las preguntas.. será el primer paso para empezar un trabajo con resultados, probablemente satisfactorios.
Cuando nosotros empezamos a recorrer el camino nos vamos reconociendo, descubrimos que paisajes son los que nos hacen sentir cómodos, empezamos a disfrutar del viaje e incluso somos capaces de “ponernos una meta” para alcanzar.

#33 
Escrito por Daniela Escobar Tamayo en junio 14th, 2014 @ 0:31

La lectura de este artículo me invita a volver reflexionar sobre la última conversación teleológica que he mantenido con una buena amiga.

Durante mi entregado rol de “aprendiz de coach”, he escuchado en labios del coachee los términos: decisión, actitud, compromiso, respeto, libertad. Para liderar y empoderar la propia vida es imprescindible que la persona se lo crea, que lo visualice, que lo sienta, que se lo diga a sí misma. Que sea consciente de los viejos hábitos y las creencias que los amparan.

Gracias, Herminia, por citar la obra de la acertada Hannah Arendt.

#34 
Escrito por Alicia Aragón en agosto 21st, 2014 @ 10:03

En resposta a una de les preguntes realitzades: ¿Podemos sentirnos vivos sin comunicarnos o sin actuar? Dons no, no podríem, per començar el sentiment es la suma de d’una emoció (instintiu) més un pensament (propi del ser humà). No seríem humans o no hauríem arribat fins on hem arribar avui dia si no haguéssim viscut en societat, i per això es imprescindible la comunicació.
De vegades les persones no assumim el protagonisme de les nostres vides per que realment no sabem qui som o cap on volem dirigir-nos. En aquest punt el coaching teleològic es crucial. Només sent els protagonistes de la nostra vida podem obtenir la nostra pròpia llibertat.
Gràcies per la recomanació La condición humana, de Hannah Arendt, me’l apunto a la llista de lectures que tinc pendents.

#35 
Escrito por Núria Mallén en septiembre 17th, 2014 @ 19:48

Ser la mejor versión de si mismo: un desafio constante. Una decisión personal que implica autoconocerse y estar en conexión con los valores, deseos más profundos, con el sentido de la vida. El coaching teleologico es una tremenda herramienta que facilita ponerse en conexion con uno mismo. Ese sentido que es tan individual y personal. Me recuerda que las respuestas solo las tiene el coachee, que es él quien debe encontrar el camino para llegar a su casa. Finalmente, solo compartir la frase de Viktor Frankl: “Quien tiene una razón para vivir, acabará por encontrar el cómo”.

#36 
Escrito por Myriam Aluanlli en octubre 22nd, 2014 @ 3:31

“Lo que hace tan rica la naturaleza humana es que compartimos la unicidad que nos hace tan plurales como seres humanos”.
Me encantó esta parte del artículo. Siempre recuerdo que somos tan fuertes como cada eslabon de la cadena que nos une.
Ser ese eslabón hace la diferencia, cómo queremos ser considerando nuestra para qué. Teniendo sentido este último solo no olvidando que es parte de un todo, de esa linda cadena.

#37 
Escrito por Verónica González en noviembre 20th, 2014 @ 22:50

¿cómo podemos diferenciarnos? qué estamos iniciando para lograr sacar lo mejor de nosotros? qué acciones estamos tomando?. Libertad, liderazgo, responsabilidad y compromiso con nosotros mismos.
Un héroe interior que nos permite cumplir los desafíos más altos, pero que muy pocos trabajan para despertar.
Muy sabio
Gracias Herminia

#38 
Escrito por monica sanhueza en enero 25th, 2015 @ 22:02

Añade tu comentario

requerido, usa tu nombre real
requerido, no será publicado
opcional, tu dirección de blog